El ejemplo de Alfonso López Pumarejo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-19 05:00:00

El ejemplo de Alfonso López Pumarejo

Hace cinco meses se conmemoraron los cincuenta a√Īos de la muerte de Alfonso L√≥pez Pumarejo, quien falleci√≥ en Londres el 20 de noviembre de 1959. Desafortunadamente poca relevancia se le dio a tal efem√©rides, pese a que en momentos como los que atraviesa Colombia y el Partido Liberal no se encuentra un ejemplo m√°s claro de lo que debe hacer un l√≠der, un conductor de hombres y un generador de ideas que lo que hizo el ¬ďviejo L√≥pez¬Ē.
El ejemplo de Alfonso López Pumarejo

Hoy se argumenta que el Partido Liberal pierde espacio y vigencia, que no está a tono con el signo de los tiempos y que por eso las nuevas generaciones buscan otras propuestas políticas.

Hace 100 a√Īos el Partido Liberal atravesaba un momento hist√≥rico y pol√≠tico semejante o quiz√°s, peor. Entonces, en √©poca electoral, serv√≠a de ap√©ndice de una u otra corriente del Partido Conservador, o bien, del Partido Republicano, para integrar alianzas y con sus votos asegurar la elecci√≥n de turno.

As√≠¬† ocurri√≥¬†cuando se eligi√≥¬†al general Rafael Reyes como Presidente, cuando se ungi√≥¬†al general Pedro Nel Ospina para tal cargo, cuando se design√≥ a don Marco Fidel Su√°rez como primer mandatario, cuando se eligi√≥ a Miguel Abad√≠a M√©ndez para ocupar el solio de Bol√≠var. Y parec√≠a que ese ser√≠a el sino del liberalismo a lo largo de los a√Īos: el formar parte de alianzas a cambio de algunos ministerios y tajadas del ponqu√© burocr√°tico.

Era la √©poca en que la direcci√≥n del Partido Liberal estaba en cabeza de los generales que hab√≠an conducido las fuerzas de tal colectividad en la Guerra de los Mil D√≠as: Benjam√≠n Herrera, Leandro Cuberos Ni√Īo, Pablo Emilio Bustamante y Antonio Samper Uribe. De golpe, del seno de la llamada corriente civilista de dicho partido, surgi√≥ un muchacho que hab√≠a tenido poca suerte en el sector privado como empresario, que trataba de sobresalir en pol√≠tica y quien desde la tribuna que cre√≥ en las conferencias del Teatro Municipal de Bogot√° y, luego, en el seno de la Convenci√≥n Nacional Liberal, cuando el partido parec√≠a saltar en astillas y volver a ser un ap√©ndice del Conservatismo, llam√≥ al liberalismo a prepararse para asumir el poder y ante el escepticismo general, a empujones abri√≥ las puertas que pocos a√Īos despu√©s permitieron elegir a Enrique Olaya Herrera como Presidente.

Eso que para muchos fue un delirio, troc√≥ en realidad gracias a la tarea sin par de Alfonso L√≥pez Pumarejo, quien con su capacidad de conductor y con su pragmatismo y audacia adecu√≥ el pensamiento Liberal al momento hist√≥rico y lo llev√≥ al mejor momento de su historia, a la √©poca de la ¬ďRep√ļblica Liberal¬Ē.

Cincuenta a√Īos despu√©s de la muerte de tan egregio conductor, la colectividad a la que dedic√≥ su vida, vuelve a ser mirada como un simple ap√©ndice electoral, ignor√°ndose lo que representa su ideario, su historia y su capacidad.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad