HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
20ºC
Actualizado 09:47 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-19 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

manteniendo el mismo procedimiento y la gente le importa un pepino que sigan reinando los perpetuadores en el poder, hasta que no mueran por muerte natural y lo remplaza el siguiente. Si se pensara en una cultura social de cambio, en derrotar las desigualdades de que hablan muchos de boca hacia fuera, se fortalecerían las democracias que pregonan los países subdesarrollados, donde hace falta mucho por llegar a ser realidad, con el cuento de que siempre nos hace falta el peso para completar los cinco pesos.

Las maquinarias ya están montadas para seguir reinando en el poder, para llevar al poder al que más le gusta la guerra, porque según los ideólogos las balas son las que mantienen a raya a los que quieren luchar por cambiar una democracia que jamás surte efectos de cambios, sino que la hace más violenta. ¿Quienes llevan a esas maquinarias al poder con el voto? el que tiene sed de odio y el más fuerte, pues el mismo acérrimo contrincante de la fuerza opuesta a un gobierno, es la misma fuerza beligerante que con sus hechos violentos hace que el ciudadano sienta miedo, elije y ve al candidato que no habla sino de guerra que imponga la fuerza.

Luis Francisco Silva Pérez.

“Un sabio... como vecino”

Entre próceres, magistrados, hombres sencillos, no letrados, jueces, hombres públicos, obras de arte, como la tajada y la mordida, sacerdotes expedicionarios, y otras más personas, durante 57 años he vivido entre ellos, y hoy puedo con admiración y respeto acoger al doctor Álvaro Navas Cadena, doctor honoris causa en ingeniería de sistemas, como el vecino más sabio y emprendedor que esta histórica área de la ciudad de Bucaramanga hoy registra.

Otros vecinos están contentos de verdad. En menos de dos años el espíritu transformante de nuestro sabio empresario, nos ha animado el sector, haciendo que nuestros días comiencen con un gran despertar: siempre con sus colores, sabores y valores que reflejan al gran vecino, haciéndonos contemplar, un hombre lleno de silencio, suavidad.

Pablo Corzo Acevedo.

Opinión sobre la opinión

El día 12 Marzo del presente año, leí un comentario que envió a su periódico el señor Álvaro Palomino A., en el cual criticaba el odio que profesa el columnista Roberto Serpa Flórez, al señor Presidente de la República, Dr. Álvaro Uribe Vélez, odio que destila en cada uno de sus escritos.

Estoy totalmente de acuerdo con el Sr. Palomino, y esta crítica me animó a dar mi opinión en el mismo sentido. Me da la impresión, que el Sr. Serpa Flórez se las pica de politólogo y para esta profesión le hace falta el pico y las patas, ya que un analista político debe obrar con absoluta imparcialidad y así como critica los defectos de la persona, en la misma forma debe destacar sus aciertos.

Cosa contraria a esta norma aplica el Sr. Serpa Flórez, pues para él todas las actuaciones del señor Presidente, si no son un crimen, son un delito; para él nada es digno de elogio. El Sr. Serpa Flórez y mi persona somos contemporáneos y para que tenga en cuenta, sin yo ser un Furibista, desde el gobierno de Lleras Restrepo, no había un presidente tan berraco y pantalonudo. Cabe destacar que hasta los gobiernos de Samper y Pastrana, que han sido los más malos de los últimos años, tuvieron o tienen obras qué resaltar. En su columna del domingo pasado se burla de los actuales candidatos, por lo visto ninguno es de su afecto.

Para su satisfacción, ya falta muy poco tiempo para que el Dr. Uribe entregue el poder y deje de hacerlo sufrir, ojalá se dedique al descanso.

En la misma tónica se encuentra su columnista vecino Sr. Jairo Alfonso Martínez Gómez, parece copia suya. En cambio da gusto leer los escritos del Dr. Rudolf Hommes, que critica, pero tiene la gallardía de resaltar las cosas buenas y lo hace sin ningún asomo de odio o sectarismo.

Enrique Mantilla

¡Oh my god!

Mis adorables huesos estaban dolientes... así como deambulan los corozos en los filos de la hierba, esa palabra engalanada de siempre vivas... tan castiza como la creación, ¡enferma ¡ llegué a la puerta del galeno, que en verdad... tiene muy buena estampa como esas imágenes que adoramos en nuestros hogares, saludé en silabas y él muy gentil dijo: no se afane... conoce estas palabras? “Vístame despacio porque voy de prisa” ni idea doctor, puede ser un poeta... o de pronto un guerrero? Bueno... averígualo y me cuentas, salí pensativa con mi caballeroso hidalgo configurado por mi dialecto, mis pasos llegaron extenuados al gran sofá negro que me esperaba ansioso, ¡cual no sería mí sorpresa al oír en una de mis emisoras preferidas, en la cual el espíritu se redime con su sonido lívido e incauto musicalidad de un genio imaginario, aspira la sed de nuestra patria, esta vez se oía una voz con acento, hablar de un Dios llamado Jesús... en verdad que sus historias nos enajenan a los que fuimos criados con esas ideologías de una cruz con espinas...de ese libro con líneas doradas, el más grande la comarca, escrito por una pluma irresponsable? está bien... estoy en la edad seria, y sin embargo siento el ardor de un pecho abierto, latiendo mi rosa roja... ¿Qué será entonces de los niños...de su cielo fosforescente?. Abriré las arcas de los sabios para que escriban en su piel sus memorias.

Qué importa si es negro amarillo o rojo, es el resplandor... nuestro, ¡Dios ciego que no deja rodar el mundo!. Estaré bajo mi cobija azul oscuro de ese color que un día quise tener mis ojos, y los genes no me lo permitieron. Le preguntaré a mi dedo gordo del pie derecho su respuesta.

Amparo García Campos

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad