Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
20ºC
Actualizado 06:16 pm

El planeta es nuestra casa | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-22 05:00:00

El planeta es nuestra casa

El planeta es nuestra casa

Afortunadamente los nuevos tiempos han traído también algunos hechos esperanzadores en la hasta ahora solitaria lucha de los ambientalistas por buscar un control a los factores contaminantes. No sólo las nuevas generaciones asumen con mayor interés y decisión el asunto ecológico, sino que algunos gobiernos con determinante influencia global, como el que encabeza Barack Obama en los Estados Unidos, han tomando posición clara y firme a favor de nuevas tecnologías y nuevas políticas que protejan el planeta, incluyendo en ello recursos económicos, leyes internas y tratados internacionales que comienzan, por fin, a invertir la lógica mundial que hasta ahora había sido la de tomar decisiones sin considerar el daño al ecosistema.

Esta actitud negligente e irresponsable en que incurrió el mundo en los últimos 150 años, cuando menos, nos ha dejado con un planeta en el que, según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), entre otras tantas calamidades, produjo la reducción de la Capa de Ozono, causado por contaminantes que son arrojados en la atmósfera, particularmente gases refrigerantes, CFCs; así mismo, generó el fenómenos de lluvia ácida, que corrompe el suelo y las aguas del planeta entero.

Pero no todos son fenómenos provenientes de la estratosfera. Nosotros, cada uno de los ciudadanos del mundo, somos muchas veces, los generadores de acciones individuales que han tomado ya proporciones catastróficas. Esto sucede cuando tiramos basuras a las calles, cuando producimos o permitimos que ocurra la contaminación sónica que, según estudios médicos, causa patologías como hipertensión, úlceras, sordera, gastritis y hasta impotencia sexual.

Sumemos a esto la contaminación de los suelos, causada por plaguicidas, residuos tóxicos y desechos petroleros y mineros, o la contaminación atmosférica, que producen millones de vehículos. Todo esto recae, sobre una población mundial que aumenta diariamente con 250 mil nacimientos que son, en promedio 80 millones de personas al año, a los que la deforestación les quita anualmente, 170 mil kilómetros cuadrados de bosques.

Son las cifras de una verdadera y progresiva catástrofe ambiental que nos convierte cada día más ya no en los únicos seres pensantes sobre el planeta, sino en la única especie responsable de que se llegue a la destrucción de nuestro hábitat. Claro que aún estamos a tiempo de reaccionar y reponer todos los daños que le hemos causado a nuestro planeta que es, ni más ni menos, nuestra casa.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad