Caos vehicular | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-22 05:00:00

Caos vehicular

La ciudadanía se pregunta, sin entender, cómo es posible que siga transitando por las pocas, estrechas y mal mantenidas vías de la ciudad, un parque automotor de buses que más bien parecen esqueletos ambulantes y que se prometió saldrían de servicio cuando entrara a funcionar Metrolínea, sistema para el cual se destinó de manera exclusiva una parte muy importante en cantidad y mejor calidad de las precarias vías de la ciudad.
Caos vehicular

Pero no. Ni Metrolínea termina su etapa de inauguración, prueba y puesta en marcha, ni los esqueletos salen del servicio. La ciudad está ahora invadida en todas las direcciones por buses contaminantes y peligrosos por su estado de abandono, que congestionan y convierten el tráfico en el verdadero caos de una ciudad asaltada por sus choferes como el potrero de su finca. Las escasas vías donde se tienen tres carriles, uno está destinado a los padrones o alimentadores, el otro se lo han tomado los taxistas como su parqueadero permanente y el tercero se encuentra invadido por los buses que han debido salir del servicio, pero que se mantienen estimulando el caos, porque no aparece ninguna autoridad competente que cumpla con su deber y que antes que temblarle los pantalones, colocara en cintura a cualquier conductor, de cualquier índole que sea infractor desafiante de las normas que están vigentes. Y naturalmente los particulares que necesitan seguir el mal ejemplo, parquean entonces donde les viene en gana y bloquean el tránsito, orquestados sinfónicamente por los atrabiliarios motociclistas para quienes no hay ni orden, ni prevención ni respeto a los derechos ajenos, mientras gozamos la comadrería de media docena de agentes de tránsito para toda la ciudad, más preocupados por el tinto y los canastos que por cualquier anomalía en el tránsito automotor.

Esta debacle agravada con la p√©rdida del espacio p√ļblico por las ventas ambulantes, el desaseo galopante en parques, antejardines, separadores y v√≠as, la inseguridad pululante por todos los contornos, el desastroso mantenimiento al pavimento de sus calles y como corolario, el auto convencimiento de sus autoridades de que lo est√°n haciendo como los dioses, ¬ŅQu√© esperamos?

Escritor  Ito

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad