Orar | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-22 05:00:00

Orar

Hay quienes creen que orar consiste sólo en pronunciar una retahíla de palabras y esperar a que todo se les solucione. Muy juiciosos se aprenden el Ave María y el Padre Nuestro, al derecho y al revés, y no se cansan de repetirlos una y otra vez.
Orar

Orar no es eso. Orar es mucho m√°s que pedir; es alabar, bendecir, dar gracias¬Ö

Es  un bálsamo que revitaliza y que nos llena de energía para continuar el camino.

Es algo así como el primer paso que damos para encontrarles las salidas a nuestras peticiones.

Cualquier necesidad puede encontrar una solución real, siempre y cuando se haga con fe, devoción y, sobre todo, con los pies en la tierra.

Dios suple todo lo que necesitamos; s√≥lo que √Čl sabe cu√°ndo nuestra petici√≥n es genuina y cu√°ndo debe redirigir nuestra manera de pensar.

No siempre podemos escoger las circunstancias de la vida. Y, a lo mejor, a punta de rezos no vamos a cambiar nuestro destino. Por eso, no nos debemos quedar ahí, en la sola enunciación de frases, sin hacer algo para que las cosas se solucionen.

M√°s all√° del rezo propiamente dicho, cualquier solicitud que se le haga a Dios debe ir acompa√Īada de una acci√≥n.

Si usted tiene un problema, ¬°ore! pero no se quede esperando a que todo se le solucione como por arte de magia.

No importan las condiciones y de nada sirve ponerse a rezar para quedarse luego quej√°ndose de que ¬ĎDios no lo escucha¬í.

El esfuerzo lo puede todo y las dificultades están ahí para superarlas: o usted las vence o ellas lo vencen a usted. Y ahí sí como dice el dicho popular, ¡no hay Santa Lucía que valga!

La verdad hoy día son muchos los que huyen de la oración; pero también hay bastante gente que sólo se conforma con repetir fórmulas que no transforman ni comprometen.

¬ŅC√≥mo orar?

Se hace dándose por entero. Cualquiera que sea su situación, siempre haga lo mejor que pueda, mantenga la actitud correcta y, por supuesto, pídale al Creador para que se le ilumine el camino.

Para orar, cierre sus ojos y abra su corazón a fin de sentir a Dios en su templo interior.

EL PODER DE LA ORACI√ďN

Cuando Hiroshima fue aniquilada por la primera bomba atómica, sólo un hogar fue singularmente preservado.

Hasta ahora, todos los 16 miembros de aquella familia viven, mientras que todas las personas dentro de una milla del centro de aquella explosión están muertas.

Una de aquellas 16 personas es el padre, Humberto Schiffer. El religioso afirma que cientos de expertos e investigadores, a lo largo de los a√Īos, han estudiado aquella casa, buscando qu√© tiene de diferente ya que estaba s√≥lo a ocho cuadras del centro de la explosi√≥n.

Y él afirmó que sólo una cosa la distinguía: ¡Qué en aquella casa, se vivía el mensaje de Fátima, rezando el Santo Rosario en familia todos los días!

500 grados positivos

Un científico estaba convencido de que Dios sólo existía en la fantasía de los creyentes. Un día, como médico, hizo un descubrimiento sensacional en relación con las actividades del cerebro humano: descubrío que éste es semejante a una estación de radio.

√Čl trat√≥ de detectar la extensi√≥n de la onda y la encontr√≥, tomando como ejemplo un cerebro humano. Lo que m√°s admiraci√≥n le caus√≥ fue haber encontrado en toda la escala de las ondas medidas, los trazos capilares de los dedos.

Luego hizo el ejercicio con una persona agonizante. Era una mujer creyente; y sin que ella supiese instaló en la habitación contigua los objetos necesarios para su experiencia y esperó que el fin de la mujer se aproximara.

A medida que se avecinaba el √ļltimo suspiro de esta moribunda, ella con las manos entrecruzadas ped√≠a misericordia por los pecados al Alt√≠simo.

Cuando volvió a ver, la escala del aparato medidor registraba 500 grados positivos del lado derecho, e incluso el instrumental fue demasiado débil para medir toda su fuerza.

Reflexi√≥n: si como m√©dicos podemos medir la fuerza de una oraci√≥n, ¬Ņser√° que Dios puede leer los pensamientos?

La verdad es que los buenos pensamientos y el hecho pedir un favor a Dios con fe, siempre registrar√°n en el ser humano al menos m√°s de 500 grados positivos.


los beneficios de orar

¬ē Es bueno para la salud, pues emocionalmente el ser humano adquiere fuerzas para continuar.

¬ē Al hacerlo usted admite que necesita de los dem√°s y, por supuesto, permite que los dem√°s le ¬Ďden una ayudita¬í.

¬ē De alguna manera une a la familia o a los seres m√°s queridos.

¬ē No deja de ser una terapia estimulante.

¬ē Lo hace a uno crecer espiritualmente, porque nos hace buscar la sabidur√≠a del coraz√≥n. En la medida en que crecemos por dentro, nos volvemos humanos y nos acercamos m√°s a Dios.

¬ē La verdadera oraci√≥n quita los miedos y sana el alma.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad