El lado decente de la democracia | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Jue Dic 14 2017
25ºC
Actualizado 02:47 pm

El lado decente de la democracia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-23 05:00:00

El lado decente de la democracia

Ser√° la primera vez que acalle mi disciplina ideol√≥gica al votar. La devoci√≥n a las libertades, las reivindicaciones populares y la igualdad social no ser√° esta vez mi √ļnico derrotero electoral; mejor dicho, apretar√© el ¬ďtrapo rojo¬Ē con la mano izquierda en el bolsillo -que es la del coraz√≥n- y decididamente votar√© por Mockus. Y lo digo porque Mockus no es tan liberal como me gustar√≠a; su cartesiano y disciplinado pensamiento se acomoda m√°s con la autoridad y la fijaci√≥n de normas. Pero est√° en juego algo superior, se trata de restablecer los principios del mundo moderno: legalidad, civilidad, supremac√≠a de la vida, servicio p√ļblico y progreso incluyente. Mockus no es s√≥lo un acad√©mico honrado. La honradez -aunque escasa- no es todav√≠a patrimonio exclusivo de √©l.
El lado decente de la democracia

Desde que trasiego por las oficinas p√ļblicas acompa√Īando a ciudadanos y empresarios o dando consejo legal al Estado, he visto gente honesta surgir entre la agazapada corrupci√≥n. Pero nunca como ahora, hab√≠a visto semejante distorsi√≥n de los conceptos de autoridad y servicio p√ļblico. Campea la c√≠nica convicci√≥n de que ejercer el poder es favorecer a ¬ďunos¬Ē sin importar el inter√©s de ¬ďtodos¬Ē; de que disentir es irrespetar o sublevarse; de que la ley se puede violar por conveniencia; y de que trazado un fin, ya no importa el medio; por todo eso estamos en las m√°s oscura catacumba medieval. Adormecidos vemos c√≥mo pasan por el frente atroces situaciones como los ¬ďfalsos positivos¬Ē, las ¬ďchuzadas¬Ē (nombre con el que se simplifica un aterrador taller de persecuci√≥n y crimen de Estado), el soborno a los congresistas y la penetraci√≥n de organizaciones criminales en el establecimiento. Y no importa si todo pas√≥ sin que Uribe lo supiera; digamos que as√≠ fue, pero tengamos la sensatez de avergonzarnos y actuar para erradicar semejantes horrores.

Cuando Mockus era Alcalde de Bogot√° y tuve que reunirme con √©l y su gente, supe que estaba ante un hombre respetable. Pausado, racional y ajeno al protagonismo, oy√≥, analiz√≥, discuti√≥, explic√≥ y decidi√≥ ah√≠ mismo, todo con la entereza de un verdadero hombre de Estado. Al final, dijo como colof√≥n: ¬ďes que entender, no tiene reversa¬Ē. Una frase simple con contenido socio-pol√≠tico enorme, como sus lapidarios ¬ďla vida es sagrada¬Ē, ¬ďno todo vale¬Ē y su apuesta por la ¬ďlegalidad democr√°tica¬Ē. Es la oportunidad de vivir el lado decente de la democracia.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad