Anti-Crispación | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-24 05:00:00

Anti-Crispación

Irritaci√≥n, exasperaci√≥n, fue la definici√≥n que encontr√© en el diccionario. La palabra me qued√≥ sonando despu√©s de que la candidata conservadora preguntara al candidato Pardo, en el reciente debate del Canal Caracol, cu√°l era su opini√≥n sobre el estado de ¬ďcrispaci√≥n¬Ē en que se encuentra nuestro pa√≠s.
Anti-Crispación

No recuerdo bien qu√© le contest√≥ Pardo, pero r√°pidamente lo vi entrar en estado de ¬ďcrispaci√≥n¬Ē al reclamarle a Santos su tristemente infame acusaci√≥n sobre sus supuestas relaciones con la Farc. Crispaci√≥n que Santos inocentemente no entend√≠a ya que para √©l todo quedaba atr√°s con su carta de disculpa, explicaci√≥n que no dudo, crisp√≥ a m√°s de un televidente.

Noem√≠ olvid√≥ r√°pidamente su llamado a la no crispaci√≥n cuando caus√≥ la irritaci√≥n del candidato de la U al acusarlo de estar alimentando el transfuguismo de sus filas, agravado con el pecado de estar ofreciendo anticipadamente prebendas burocr√°ticas. Algunas respuestas del debate generaron una ola de crispaci√≥n que trascendieron las fronteras y tiene a los presidentes de nuestros pa√≠ses vecinos de ¬ďpelo parado¬Ē (expresi√≥n que creo debe ser sin√≥nimo de crispaci√≥n).

La verdad, tenemos motivos para estar irritados y exasperados. Muchas necesidades por atender, heridas por sanar, brechas qu√© cerrar y promesas por cumplir. Pero imaginemos por un momento que pudi√©ramos ser parte de un movimiento anti-crispaci√≥n en donde se parte del principio de la buena fe y se respetan las reglas de juego. Pienso que estar√≠amos menos pendientes del ego que nos enamora tanto de nuestros derechos y nos hace olvidadizos de nuestras responsabilidades. Estar√≠amos m√°s pendientes de rendir cuentas y disminuir√≠a nuestra propensidad al juicio ligero y emocional. Podr√≠amos pagar el mal con bien y reemplazar las balas con argumentos. Aparecer√≠a m√°s en nuestro vocabulario y en nuestra actitud la palabra perd√≥n, primer pelda√Īo para una verdadera restauraci√≥n. No nos enga√Īar√≠amos pensando que esto no es posible sino que examinar√≠amos con diligencia la historia para comprobar c√≥mo pueblos sumidos en la tragedia lo lograron.

En el debate de los candidatos hubo momentos de ¬ďanti-crispaci√≥n¬Ē que a algunos intimida, ya que nos enfrenta a una senda que sentimos nos retroceder√° a √©pocas aciagas. Qued√© muy inquieto con estos momentos anti-crispaci√≥n y me cuestiono si no habr√° en nosotros una semilla que bien abonada y regada nos convenza de las bondades de esta ruta que sin duda requiere de coraje y determinaci√≥n. Que tengamos sabidur√≠a para discernir los tiempos.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad