Ensambladoras, preocupadas por el futuro | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Oct 17 2017
28ºC
Actualizado 10:45 am

Ensambladoras, preocupadas por el futuro | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-25 05:00:00

Ensambladoras, preocupadas por el futuro

Uno de los sectores de deberá tomar medidas frente a la globalización de la economía colombiana con la firma de tratados de libre comercio, será el automotriz.
Ensambladoras, preocupadas por el futuro

En opinión de algunos expertos, las ensambladoras nacionales, que se han considerado como unas de las más importantes creadoras de empleo durante los “buenos tiempos”, serían grandes perjudicadas con los acuerdos negociados con Europa, México, Brasil y Corea.

“El TLC con la Unión Europea abre las puertas para que el país se inunde de vehículos europeos de marcas conocidas como Fiat, Volkswagen, Skoda, Mercedes Benz, Audi, BMW o Peugeot, a precios bajos. Esto podría poner en peligro la industria nacional”, aseguró un experto de la Universidad Nacional.

El futuro

En lo que coinciden los ensambladores nacionales es que el abrir la puerta a carros de otros país deberá propiciar que la industria nacional trabaje más, mejor y se especialice.

Fabio Sánchez, de la CCA- Compañía Colombiana Automotriz- asegura que existe preocupación frente la firma de los TLC, pero “Colombia tiene futuro en la producción automotriz, siempre y cuando sepa especializarse y acompañar el crecimiento de una industria de autopartes que ha sido identificada por el Gobierno como una de las actividades con más potencial”.

Pero también señala que algunos de los acuerdos comerciales han establecido normas que considera “desiguales” para la industria local.

Recientemente en una entrevista en medios de comunicación, Sánchez aseguró que la salida para que el sector no entrara en crisis es reducir la plataforma de fabricación y concentrarse en pocos modelos, “pero lo importante es mantener la cadena productiva y en particular ser fuertes para asegurar el adecuado desarrollo de la industria de autopartes, que incluso ha sido definida por el gobierno como uno de los siete sectores claves en los que el país espera tener unidades de clase mundial”, dijo.

Jeffrey Cadena, vicepresidente comercial de General Motors Colmotores, también cree en la necesidad de especialización de productos frente a la llegada de nueva competencia. “Las ensambladoras en el futuro tendrán que especializarse en unas determinadas referencias y no producir tantos modelos como sucede hoy.

Las plantas que existen en Colombia tendrán que ser mucho más eficientes y competitivas, y las empresas tienen como misión hacer que los proveedores estén a la altura de una producción internacional y abrir otros caminos de exportación más allá de países como Ecuador y Venezuela”, dijo.

Para el senador Jorge Robledos, efectivamente el sector automotriz colombiano va a ser uno de los grandes “damnificados” de los TLC.

“Lo hemos denunciado en varias oportunidades; las principales importaciones de automotores tienen como menor arancel un significativo 35 por ciento, lo que anuncia que con tales tratados se dará el cierre de las ensambladoras y de las factorías de autopartes que las abastecen con insumos de baja tecnología, pues, como se ha dicho, el propósito es llevar los aranceles al cero por ciento”, aseguró el parlamentario.

El Presidente de la Asociación Colombiana de Autopartes, Acolfa, Camilo Llinás Angulo, también manifiesta su temor frente a lo que viene.

“Ante todo me preocupa lo que pueda suceder con el acuerdo con Corea; los autos de ese país ya tienen una penetración del 15% en el mercado local. Nosotros hemos pedido que el sector de ensamble y autopartes se mantenga por fuera, porque la llegada de carros y repuestos de ese país con aranceles cero, sería nefasta y acabaría la industria nacional inmediatamente”, dijo.

Admite que con la Unión Europea la situación es preocupante, pero hay marcas de allí que no tienen demasiada incursión en el mercado local.

Oliverio García, presidente de la Asociación Colombiana de Vehículos Automotores, Andemos, ha explicado en cuánto bajarían los impuestos para los carros que lleguen al país; “A cada carro importado básicamente habría que quitarle el 20 por ciento del valor del precio de venta.

Pero deja claro que no es tan cierto que el país se va a “inundar” de estos vehículos extranjeros. “El mercado colombiano es de carros más económicos, no de carros suntuarios”, añadió.

Para García, los compradores de los carros europeos hacen parte de segmentos muy diferentes al de los locales. “Los europeos fabrican vehículos de última tecnología, con motores Euro 4 y 5 y con muchos dispositivos de seguridad. Todo está hecho para proteger el medio ambiente y más que eso, para proteger la vida de los usuarios. Esa tecnología cuesta. En cambio en Colombia no tenemos esa mentalidad, las ensambladoras están produciendo vehículos de generaciones anteriores para competir en unos segmentos que los países que van a la vanguardia han ido dejando atrás”, explicó.

Con Corea, añade, la cosa es a otro precio. “Ese país hoy tiene precios muy similares a los productos nacionales sin desgravar, pero si se les quita el 20 por ciento van a quedar por debajo”.

Para Tulio Zuluaga, de Asopartes, la perspectiva es bien diferente. “Hemos visto a los TLC como elementos que impulsan la economía. Vienen acuerdos con Estados Unidos, Europa y Corea y con ellos llegan grandes oportunidades para nosotros. El empresario colombiano debe aprender que la competencia es buena, permite avanzar y ponernos en una posición lógica y real”, dijo.

Lo cierto es que los TLC comienzan a abrir la puerta para la llegada de nuevos productos. El Tratado con la Unión Europea contempla rebaja de impuestos a siete años, de manera gradual con reducción o desgravación de cinco puntos anuales. Es decir, el arancel está hoy en 35 por ciento, al primer año de vigencia del acuerdo pasará al 30 por ciento, el segundo al 25, el tercero al 20 por ciento y así sucesivamente.

Con México los acuerdos establecen a hoy día, cero impuestos, por lo tanto, los que ya se venden en el mercado colombiano son más económicos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad