HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-26 05:00:00

HAGASE OIR

Carrera 45, pista para autos Cruzar un peat√≥n esta v√≠a es lo que podemos considerar ¬ďmisi√≥n imposible¬Ē. Los b√≥lidos pasan y pasan sin tregua y los de a pie no llegan nunca.
HAGASE OIR

El tr√°nsito del barrio Lagos del Cacique va por ah√≠, parte del tr√°fico hacia Floridablanca va por ah√≠, los estudiantes de la Udes tambi√©n se sirven de esta ruta y sus buses circulan por la 45 que no es ya v√≠a alterna sino principal. Los que quieren acortar distancia se meten por la calle del cemento que va de la iglesia del Esp√≠ritu Santo hasta el final del parque La Flora. Es un tr√°nsito copioso y peligroso, pues los corredores de autom√≥viles ponen a prueba sus m√°quinas sin atender que van ni√Īos, se√Īoras con coches, entre otros. Valdr√≠a la pena que las autoridades colocaran polic√≠as acostados para bajar la velocidad y no tener que lamentar accidentes.

Julio Valdivieso Torres

Los electores

El ciudadano que vota no entiende ni él mismo porqué lo hace.

Me parece a√ļn m√°s grave que j√≥venes de organizaciones de partidos que apenas comienzan busquen acomodarse, su propio beneficio, lo que refleja que la pol√≠tica es de est√≥magos.

Me pregunto c√≥mo es posible que un dirigente pol√≠tico cree que es el due√Īo de los votos que obtiene y de la conciencia de los ciudadanos que son simpatizantes, oblig√°ndolos a cambiar de partidos sin consultar las bases compradas cuando a √©stos se les da la reverenda gana de irse cuando quiera para otro partido.

Con esto al trastear el voto del ciudadano que parece como una marioneta votando por otro partido, el pueblo no consigue nada, solamente se beneficia el político. El ciudadano con el voto debe castigar aquellos políticos que buscan lucrarse con la burocracia que otros políticos les ofrecen para llevárselos de los partidos perdiendo su transparencia.

En Colombia ya no vivimos del color, del partido, sino que vivimos de sed, de hambre, con el fin de llenarnos de plata del erario p√ļblico y enriquecernos a costillas de los electores que somos los que elegimos.

Luis Francisco Silva Pérez.

No hay que dejarnos provocar por Chavez

La situaci√≥n que se presenta en estos momentos con nuestros hermanos venezolanos es realmente preocupante, y no podemos dejarnos provocar y mucho menos caer en el juego que nos est√° planteando Hugo Ch√°vez. Para nadie es extra√Īo que su estanter√≠a se le vino al piso y pretende levantarla a costa de nosotros los colombianos. Se ha envalentonado porque cuenta con el apoyo de unos traicioneros vende patrias como Piedad C√≥rdoba, El Polo Democr√°tico y los Terroristas de las Farc.

Es incre√≠ble que existan compatriotas nuestros que sean capaces de apoyar las locuras de este se√Īor y lo m√°s triste es que algunos de los que lo hacen son personas que integran el grupo encargado de dirigir los destinos del pa√≠s. Los terroristas de las Farc son caso aparte. Hoy est√°n sacando partido de la ignorancia y los delirios de Ch√°vez, para por Venezuela enviarle la coca al mundo y gozar de las comodidades que les brinda ese Gobierno para seguir enga√Īando a ¬ďsus camaradas¬Ē en todo el mundo con el cuento que son guerrilleros revolucionarios, cuando en realidad son narco terroristas.

Miguel Antonio Zambrano

Defensa del Cardenal Darío Castrillón

En estos días los enemigos de la iglesia han desatado toda su furia contra el Cardenal Darío Castrillón, a quien lo califican de haber encubierto un caso de pederasta.

Lo acusan de haber felicitado al obispo Fierre Pican porque este prelado no quiso denunciar ante las autoridades civiles al sacerdote Rene Bissey responsable de abusos de menores y por esto fue condenado a dieciocho a√Īos de c√°rcel.

El obispo Fierre Pican se abstuvo de denunciar al sacerdote porque √©ste le confes√≥ su pecado en el secreto de la confesi√≥n y fiel al juramento sacerdotal no viol√≥ el secreto porque se lo prohib√≠a el C√≥digo de Derecho Can√≥nico en el c√°non 983 seg√ļn el cual el confesor no puede divulgar los hechos o√≠dos en confesi√≥n.

El Cardenal Castrillón le envió al Obispo Fierre Pican una carta de felicitación porque tuvo el valor de ir a la cárcel antes de denunciar a su hijo sacerdote.

El Obispo finalmente fue condenado a la pena de tres meses de c√°rcel bajo el cargo de encubridor.

El Cardenal Castrillón procedió conforme al derecho de la Iglesia Católica y estaba en su deber de apoyar al Obispo que prefirió la cárcel antes que violar el deber sagrado de guardar el secreto de la confesión.

Gonzalo Afanador

Un continente de locos

En Suramérica, a veces se ponen de moda los locos. Veamos: En cierta ocasión en Brasil eligieron como Presidente a un loco, Collor de Melo. Lo tumbaron y eligieron otro loco, Itar Franco, cuya debilidad eran las mujeres de vida alegre.

En Per√ļ eligieron a un desconocido profesor universitario, hijo de padres japoneses, y √©ste llega, se autoproclama dictador cerrando el Congreso y despu√©s √©l mismo reforma la Constituci√≥n para seguir indefinidamente como Presidente. Hoy est√° pagando veinticinco (25) a√Īos de c√°rcel.

En Colombia un se√Īor que en alguna ocasi√≥n se baj√≥ los pantalones y le mostr√≥ el trasero a un mont√≥n de gente; que despu√©s le arroj√≥ en la cara a un famoso pol√≠tico un vaso lleno de agua; que m√°s adelante se cas√≥ con una dama en un circo, y que por √ļltimo se pase√≥ con la esposa montado en un elefante por la Plaza de Bol√≠var de Bogot√° ante la mirada risible y curiosa de los transe√ļntes, ese se√Īor aspira, en los tiempos actuales, a ser Presidente de la Rep√ļblica.

¬ŅEstamos o no estamos locos?

Guillermo Reyes Jurado.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad