También hay que construir el futuro | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
26ºC
Actualizado 03:06 pm

También hay que construir el futuro | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-29 05:00:00

También hay que construir el futuro

También hay que construir el futuro

Una de las obras más ambiciosas de de las que últimamente se han anunciado, es la del proyecto denominado ‘Parque Comuneros’, que estará ubicado en el sector conocido como Chapinero, al norte de la ciudad, entre las calles cuarta y séptima y las carreras 15 y 17. En ese espacio hoy existen 211 predios que tendrá que adquirir el municipio para construir un complejo residencial que se compone de 3 mil 600 apartamentos.

En pocas palabras, en donde hoy viven 211 familias como máximo, porque varios de esos predios tiene función comercial e industrial, se asentarán en el futuro 3 mil 600; es decir, el sector mencionado aumentará su población de mil personas a 18 mil, aproximadamente.

Y claro, nadie puede ver con malos ojos el hecho de que la administración busque y concrete solución de vivienda a un número significativo de familias. Lo que no es deseable es que, como ha sucedido tantas veces en el pasado, el afán oficial lleve a construcciones que con el paso de los años generen un gran impacto negativo para el área de la ciudad en donde se hacen estos desarrollos sin las debidas previsiones.

La administración, en lo que concierne al complejo ‘Parque Comuneros’ en el sector de Chapinero, no se ha pronunciado sino sobre la inminente adquisición de los actuales predios y sobre algunas características del proyecto, pero solamente en lo que ocurrirá de paredes hacia adentro.

Lo que a la ciudad le interesa saber en este caso es si la alcaldía ha hecho las proyecciones sociales sobre el sector en su conjunto y, con base en esto, haya diseñado obras complementarias que le permitan a esas nuevas 17 mil personas que llegarán a vivir a esas cuatro manzanas, suplir sus actuales y futuras necesidades en materias básicas como atención en salud, educación, recreación, seguridad, movilidad, transporte público, etc.

Es posible que la administración haya previsto este impacto, que no puede ser pequeño si la población va a aumentar 17 veces su número actual, pero si lo ha considerado, no lo ha expuesto a la comunidad y no ha mostrado y socializado los proyectos que ya debería tener diseñados.

Este es un componente esencial de responsabilidad que, sin esguinces, debe observar todo gobierno. Es el camino para permitir la armonía entre el crecimiento urbanístico y social. De lo contrario, se está simplemente improvisando la atención de un problema coyuntural y creando las condiciones para futuros conflictos al interior de la ciudad.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad