“Yo soy la Iglesia” | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Dom Dic 17 2017
20ºC
Actualizado 05:58 pm

“Yo soy la Iglesia” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-04-29 05:00:00

“Yo soy la Iglesia”

En el introito de la misa dominical cantaban: “Yo soy la Iglesia,/ tu eres la Iglesia,/ somos la Iglesia del Señor;/ hermano ven ayúdame a edificar la Iglesia del Señor”. Lo anterior me llevó a reflexionar sobre la responsabilidad que nos cabe a quienes somos católicos practicantes y tenemos tribuna para expresar nuestras opiniones ante el escándalo que vive nuestra Iglesia a causa de las faltas de unos pocos.
“Yo soy la Iglesia”

Y repito, de unos pocos, porque, desde mi vivencia personal, son muchísimos los sacerdotes dignos de la mayor consideración: mis tíos Pedro Elías (+) y Eliseo (+); Floresmiro López (+), Eduardo Díaz, Gabriel Ojeda, Camilo Tapias; los obispos Bernardo Arango (+), Leonardo Gómez, Jaime Prieto, Nel Beltrán, para mencionar unos poquísimos vinculados a Santander; y, como ellos, hay miles más en Colombia y en el mundo.

Pedófilos, pecadores a lo largo de toda la gama de los diez mandamientos, se encuentran en todas las profesiones y actividades, sin distingo de edad, sexo y color. Ahora bien, como “ayudante en la construcción de la Iglesia del Señor”, me siento en el deber de rechazar la salida en falso en tema tan serio del obispo Darío Castrillón. Una más. Primero fue la bendición de la Posada Alemana del narcotraficante Carlos Lehder, hoy preso en Estados Unidos y la casi herejía pronunciada para justificar su connivencia con tan oscuros personajes: “el dinero no importa de dónde viene sino para dónde va”. Después fue la descalificación pública que hizo en 1998, desde la Iglesia de la Sagrada Familia, de la candidatura presidencial de Horacio Serpa, invitando a los fieles a votar por Andrés Pastrana, en una intromisión indebida en política electoral.

Ahora, con motivo del delito de pedofilia cometido por unos sacerdotes, se conoce una carta donde, desde su alta posición en El Vaticano, felicitaba a un obispo por no haber denunciado a un cura pederasta; para completar su error, al ser descubierto, sale con la trivial explicación que el oficio de los obispos no es el de denunciar a sus prelados; y, en lo que pareciera justificación, dice, sin posibilidad de ser rebatido, que el Papa Juan Pablo II tuvo conocimiento de su carta.

Sería oportuno que alguien explicara al obispo Castrillón sobre el significado de lo dicho por Juan Pablo II en la Redemptor Hominis: “El sentido del Estado como comunidad política, consiste en el hecho de que la sociedad y quien la compone, el pueblo, es soberano de la propia suerte. Este sentido no llega a realizarse, si en vez del ejercicio del poder mediante la participación moral de la sociedad o del pueblo, asistimos a la imposición del poder por parte de un determinado grupo a todos los demás miembros de esta sociedad... Éstos son pues problemas de primordial importancia desde el punto de vista del progreso del hombre mismo y del desarrollo global de la humanidad.”

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad