Publicidad
Jue Ago 24 2017
22ºC
Actualizado 07:13 pm

Los candidatos frente al desempleo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-02 05:00:00

Los candidatos frente al desempleo

En los sondeos de opinión siempre aparece el desempleo como el problema que más preocupa a la gente y todos los análisis técnicos coinciden en señalarlo como el problema más grave de la economía colombiana y uno de los principales obstáculos para el crecimiento. Sin embargo, este consenso en la percepción del problema contrasta con las grandes diferencias que existen en el diagnóstico de sus causas y, por supuesto, en las propuestas para resolverlo.
Los candidatos frente al desempleo

En la visión de la tecnocracia neoconservadora el desempleo es solo un problema de precios: las exageradas alzas del salario mínimo y los sobrecostos laborales (los llamados parafiscales), han llevado a que el precio de la mercancía trabajo (es decir el salario) sea muy alto y por lo tanto disminuye la demanda por esta mercancía y los empresarios contratan menos trabajadores. La solución que se propone es entonces bajar los salarios y acabar con los parafiscales para que aumente la demanda de trabajadores.

Esta visión fue la que inspiró la reforma laboral que hizo Uribe en el 2002, cuyo objetivo era reducir los ingresos de los trabajadores para estimular la creación de empleo. La reforma tuvo mucho éxito en perjudicar a los trabajadores y contribuyó a que las rentas del trabajo perdieran cinco puntos de participación en el ingreso nacional, pero fracasó como instrumento para reducir el desempleo.

A pesar de este evidente fracaso, los asesores económicos de los partidos que se proclaman herederos y continuadores de las políticas de Uribe (el Conservador y la U) insisten en repetir la receta. Así por ejemplo, el exministro Carrasquilla atribuye la poca creación de empleo formal a una “burguesía asalariada” que “ha construido un miniestado del bienestar en Colombia(…) con seguro gratuito de salud; un esquema de cobertura contra riesgos en sus obligaciones hipotecarias, salario mínimo excluyente”, etc. Vale la pena recordar que más del 83% de esa burguesía asalariada que tanto molesta a Carrasquilla sobrevive con menos de la exorbitante suma de 1 millón de pesos al mes.

El ejemplo más elaborado de esta visión está en un el documento “Hacía un mercado laboral más incluyente”, publicado por Fedesarrollo. Las propuestas del documento son claras: primero, eliminar los parafiscales (aportes al Sena, el ICBF y las Cajas de Compensación) para todos los trabajadores que ganen menos de 2 salarios mínimos; segundo, disminuir el salario mínimo para los jóvenes menores de 24 años; tercera disminuír el salario mínimo de todos los campesinos; cuarta, limitar los futuros aumentos del salario mínimo a la inflación del año anterior y la última, remover parte de las exenciones al capital.
En contra de los argumentos que sustentaron la regresiva reforma laboral del 2002, el propio gobierno ha rechazado estas propuestas pues reconoce, como lo hizo el Director de Planeación, que la eliminación de todos los parafiscales no disminuye el desempleo.

También los candidatos uribistas han rechazado en los debates públicos el desmonte de los parafiscales y la reducción del salario mínimo, pero no se sabe si por convicción o por conveniencias de la campaña electoral. Que Santos rechace en público estas propuestas pero que se lleve a trabajar como sus asesores a los economistas que las hicieron tiene la misma coherencia que proponer a Angelino Garzón como el continuador de la política de seguridad democrática.
*  *  *
ADENDA: Hablando de coherencias, que tal la del gobierno que subió el precio de la gasolina aun cuando el precio internacional del petróleo estaba por debajo de 50 dólares, y ahora decide que en mayo no lo va subir a pesar de que el petróleo superó los 85 dólares. Tácticas de campaña electoral ante el pánico que les produce el arrollador avance de Mockus es las encuestas.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad