Aprenda a detectar la hipocresía | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
20ºC
Actualizado 05:58 pm

Aprenda a detectar la hipocresía | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-04 05:00:00

Aprenda a detectar la hipocresía

Muchas veces usted habrá notado a más de una persona que le sonríe de oreja a oreja, que la abraza con demasiada efusividad, que le comenta lo bien que luce como si fueran los mejores amigos, pero detrás de eso sólo hay muy buenos actores y actrices de Hollywood.
Aprenda a detectar la hipocresía

No terminan de conversar cuando la otra persona se voltea para hablar pestes de usted emitiendo frases como “no puedo soportarla”, “es una presumida y fastidiosa”, “no hay poder humano que me haga verlo de otra forma”, “es un completo vomitivo”.

Ese tipo de escenas pueden darse por cantidad en su universidad, en su empresa, con uno que otro cliente, con un cuñado, un suegro, un familiar de su pareja, la vecina de su novio, la novia de su hermano.

Es posible que usted también lo haya hecho y haya actuado bajo la premisa que reza: “ninguno tiene que ser un santo de mi devoción para caerme de maravilla”.


Niveles de hipocresía

1. Por encajar en un grupo:  Este tipo de hipocresía se ve en los grupos nuevos. Las personas que ingresan tratan de agradar a los demás, incluso fingiendo lo que no son o lo que en realidad los otros esperan de ellos. Detrás de ese comportamiento se esconde un miedo a ser aceptados como son.

2. Por envidia: Este tipo de envidia es usual en muchas personas. Usted logra percibirla en los demás cuando se acercan a elogiarla de la forma más falsa posible. Por lo general lo miran de pies a cabeza y no disimulan con preguntas como ¿y dónde compraste eso? ¿y cuánto te costó aquello? o ¿de dónde sacaron ese carro?. Los comentarios positivos que emiten hacia usted no coinciden con los gestos faciales.

3. Por hipocresía social:  En este punto se ubican las actividades a las que solemos acudir así las detestemos. Para muchas personas puede ser la política, para otras la aburrida tarde de té o el evento de la empresa que la pone a bostezar. Incluso esas aburridas reuniones de los socios y amigos de su esposo o el recital de música instrumental que le genera sueño.

4. Hipocresía moralista:

Es hacerle ver a todas las personas una forma de pensar, y actuar de manera incoherente. Se da mucho con las creencias religiosas, con la moral y los valores. Es algo así como aparentar y aterrarse ante la más mínima situación, cuando tiene una mente totalmente abierta. Se da mucho con temas como el aborto, la sexualidad, la fidelidad.


¿Se acostumbró a ser hipócrita?

Una cosa es que usted haga uso de las “relaciones públicas” porque su gremio es comercial, porque necesita estar rodeado de personas superficiales que no van con su forma y estilo de vida. Pero otra muy diferente es que usted vaya por la vida haciendo uso de la hipocresía con todo el que ve a su paso. Para erradicar esa hipocresía, los expertos explican que usted debe agarrarse de la palabra ‘coherencia’.

Analice qué tanta coherencia está aplicando en sus relaciones interpersonales. Sería molesto que la gente se acercara a usted por un simple interés y usted termine creyendo que todos a su alrededor la aprecian y la valoran.  Empiece por contar cuántos amigos sinceros tiene y cuántos admira.

¿Cuál es su nivel de hipocresía?

1No soy hipócrita, solo aplica mis relaciones públicas. Lo que sí tiene claro es que a veces es necesario este tipo de sonrisas forzadas para evitar ante todo ciertas fricciones por lo que acude al arte de las “relaciones públicas”. Para usted nunca se tratará de hipocresía. Y bastante bien le han funcionado con sus clientes, sus compañeros de trabajo, sus vecinos y la familia de su pareja.

2No tengo por qué fingir que todo el mundo me cae bien. Otras personas tienen claro que si alguien les cae realmente mal nunca podrán siquiera cruzar su saludo. Su fastidio se nota a leguas y tienen claro que no nacieron para fingir caerle bien a todo el mundo.

3Ingenua totalmente, siempre me la hacen. En otro lugar se ubican las personas demasiado ingenuas, esas que a pesar de sentir que los demás respiran hipocresía siguen creyendo que todos son buenos amigos. Tal puede ser su grado de ingenuidad que solo se dan cuenta de lo hipócrita que fueron los demás cuando le dan el gran golpe y sacan su propio beneficio.  No salen de una supuesta amistad para meterse en otra donde hablan pestes y pestes de ellos.

preguntas y respuestas

Maritza Otero

Psicóloga especialista en PNL

El tema de la hipocresía es usual dentro de las relaciones sociales. Muchas veces se convierte en un arma para evitar fricciones. ¿Eso está bien?

El ser humano es un ser social y esto le implica  desarrollarse y hacer su vida con otros. Personalmente pienso que esa hipocresía puede ser momentánea, porque hay momentos donde no quieres hablarle a nadie pero tienes que estar en tu oficina, teniendo una relación con otros. A veces escuchamos la frase “la hipocresía es parte de la educación” y se aplica precisamente en ese desempeño de roles sociales.  A veces decir lo que piensas o sientes te trae problemas y causa rabia a los demás. Por eso algunos ven esa hipocresía como una bondad amorosa, el quedarte callado para no herir a los demás.

En ocasiones se puede sentir ese tinte de hipocresía en alguien cercano. ¿Cómo abordarlo? Si yo percibo la hipocresía en alguien cercano en mi oficina, lo mejor es alejarme. Por lo general siempre lo notamos, es el caso en el que te das cuenta de que no sueles encajar con alguien, cuando dices que es como la energía del otro.

¿Qué señales nos hablan de esa hipocresía? La hipocresía la percibes con la mirada, con el tono de voz o actitudes. Es cuando esa persona te dice “qué bien te ves” pero mira a su lado derecho; es en esa dirección del cerebro donde está la creación. En ese momento está pensando ¿qué le digo?

En el tono de la voz también lo notas cuando la persona es sobreactuada y además suele partírsele la voz, empezar con titubeos.

En cuanto a las actitudes, por lo general, el cuerpo de la otra persona tiende a alejar los pies, te puede saludar de forma efusiva pero todo el tiempo estará buscando desprenderse. Por eso a nivel inconciente lo percibes en otros.

Claudia Astrid Becerra

Psicóloga

¿Qué señales nos avisan ese tinte de hipocresía? La mirada no suele ser directa, la sonrisa es forzada, aparentemente están diciendo una cosa pero su cara refleja otro mensaje. Tal es el caso de la mujer que dice “qué rico ir a donde tu mamᔠpero está haciéndole mala cara de entrada al esposo o frunciendo el ceño.

Es muy difícil que no nos demos cuenta de esa hipocresía, pues sabemos quien es o no auténtico.

¿En qué conductas sociales encaja la hipocresía? Existen conductas sociales pues uno tiene que aplicar cierta sutileza frente a los otros. No creo que la sinceridad encaje cuando llega una amiga con unos zapatos que le encantan y que le ha costado trabajo comprarlos para decirle que están horribles, tan solo porque no van con nuestros gustos. Esa sinceridad es inútil, dañina, además porque nadie tiene por qué ir con mi criterio. Lo mismo pasa con la visita a la suegra cuando no es del agrado de la persona. Si no le agrada ir a tomar el té con ella, pues sencillamente lo hace porque al esposo le agrada eso y ella lo ama. Para eso es importante no ir predispuesta.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad