No hay mal que¬Ö | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-06 05:00:00

No hay mal que¬Ö

Una vez le√≠ algo muy interesante acerca de un hombre que pas√≥ gran parte de su vida en la c√°rcel. Era un criminal compulsivo que no pod√≠a hacer nada correcto. Todos sus actos eran equivocados y por eso termin√≥ en la c√°rcel. Aseguraba que hab√≠a estado en la mayor√≠a de las c√°rceles de su regi√≥n y esto lo llev√≥ al fracaso. Seg√ļn su testimonio: ¬ďPensando en impresionar a los encargados de otorgarme la libertad condicional, le√≠a entre 15 a 20 cap√≠tulos de la Biblia, cinco veces por d√≠a. Entonces, me di cuenta de que algo estaba pasando dentro de m√≠.
No hay mal que¬Ö

Ya no odiaba a nadie. Estaba consiguiendo amigos. Una noche, en mi celda, vi a Jes√ļs. √Čl vino, puso sus manos sobre mis hombros y me dijo: ¬ďLu√≠s Alberto, tus antecedentes est√°n limpios¬Ē. El amor y la compasi√≥n que brotan de √Čl son algo que no olvidar√©, aunque viva cien a√Īos. Toda la noche estuve sentado en el catre de mi celda. Las l√°grimas me ven√≠an copiosamente, mezcladas con el b√°lsamo sanador del perd√≥n de Cristo. En ese momento se dio una gran transformaci√≥n. El habitual e implacable criminal se convirti√≥ en una nueva criatura en Cristo Jes√ļs. ¬ďPara √©l lo antiguo ha pasado; un mundo nuevo ha llegado¬Ē (2 Co 5,17). Mi burla hacia la religi√≥n ces√≥. Mi sucia mente y mis vicios hab√≠an sido purificados. Yo era una nueva persona¬Ē.

Este convicto hab√≠a tocado fondo. Viv√≠a disgustado con el mundo. Tom√≥ la Biblia y al leerla tuvo una extraordinaria experiencia de sanaci√≥n que cambi√≥ toda su vida. Esto pasa tambi√©n en la vida de muchas personas. Cuando tocan fondo, cuando sienten que ya no hay una raz√≥n para seguir viviendo, en ese momento, claman ¬ďSe√Īor, ¬ŅQu√© hice mal?¬Ē. Y este es el comienzo de un mundo nuevo. El fracaso puede transformarse de repente, en un don. Todo lo que sucede en la vida, incluso lo peor, puede ser un regalo que se convierte en una bendici√≥n, si hacemos uso de √©l para acercarnos al Se√Īor.

Algunos pasan la vida sanos y felices, pero cuando son golpeados por la enfermedad, esta situaci√≥n se convierte en una lecci√≥n real para ellos. Debido a esto abren sus corazones al Se√Īor y ese momento dif√≠cil se convierte en bendici√≥n. Al cruzar la oscuridad de la enfermedad, encuentran la Luz del Se√Īor.

Nosotros tambi√©n podemos encontrar al Se√Īor en el fracaso o la dificultad. Cuando las cosas est√°n bien, se piensa que no se necesita al Se√Īor. Sin embargo, cuando el mundo se derrumba hay que precisar la ayuda de √©l, del Se√Īor para recibir bendiciones.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad