OEA empieza a asumir como propio debate sobre aplicación de Carta Democrática | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-06 19:57:40

OEA empieza a asumir como propio debate sobre aplicación de Carta Democrática

Los países miembros de la OEA comenzaron hoy a asumir como propio el debate sobre la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, dado que la mayoría coincidió en la necesidad de abrir un espacio abierto e "informal" de reflexión.
OEA empieza a asumir como propio debate sobre aplicación de Carta Democrática

En la sesión ordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) de hoy los 33 Estados miembros activos debatieron por primera vez en mucho tiempo en este órgano decisorio en profundidad sobre la posibilidad de abrir un debate interno serio sobre una eventual revisión de la Carta Democrática Interamericana.

El debate, que no es nuevo, pero que se promueve mayoritariamente al exterior de la OEA, fue motivado por la presentaci√≥n del informe del secretario general, Jos√© Miguel Insulza, sobre la Carta, que fue suscrita el 11 de septiembre de 2001 en Lima (Per√ļ) y que cumplir√°, por tanto, el a√Īo pr√≥ximo sus primeros diez a√Īos de vigencia.

En su informe Insulza indic√≥ que su an√°lisis servir√° para "mantener vivo el debate", y aleg√≥ que el a√Īo pasado ha puesto de relieve la necesidad de conversar sobre los principios de este documento y de la Carta de la OEA, tras el golpe de Estado en Honduras, donde el ente fracas√≥, pero porque Tegucigalpa solicit√≥ demasiado tarde su ayuda, seg√ļn el secretario.

En concreto, volvió a plantear cuatro puntos: la falta de precisión en la definición de aquellas situaciones que afectan gravemente la institucionalidad democrática y la tensión que existe entre el principio de no intervención y la protección de la democracia.

Así como los problemas de acceso para aquellos que quieren recurrir a la Carta cuando consideran que la democracia se encuentra amenazada o ha sido vulnerada y la importancia de la prevención.

En el turno de intervenciones, la mayoría de los países miembros apoyaron la sugerencia de Insulza, aunque con matices y sin un compromiso claro de promover decididamente el debate.

Varios países destacaron que no se trata de enmendar o modificar la Carta sino de mejorar su aplicación.

Solamente Nicaragua y Venezuela rechazaron la idea, y Costa Rica indicó que no es el momento de abordar este tema.

El embajador de México, Gustavo Albin, expresó su deseo de que el Consejo Permanente inicie un "ejercicio colectivo de reflexión sobre la aplicación de la Carta, en un proceso informal abierto a todos los Estados" y "sin prejuzgar conclusiones ni imponer plazos".

Frente a ello, el representante de Nicaragua, Denis Moncada subrayó que el principio de no intervención es uno de los pilares de la Carta de la OEA y para muchos países un principio "vital e indeclinable que no permite ni flexibilidades ni concesiones".

También su colega venezolano, Roy Chaderton, se mostró en contra, al afirmar que ve "esto con gran escepticismo" y rechazar que la OEA "consagre intervencionismos adicionales".

El representante alterno de EE.UU., Robert Armstrong, afirmó que de cara al décimo aniversario del documento convendría "fortalecer su visibilidad y utilidad".

Apuntó a un proyecto de resolución para promover y fortalecer la democracia de cara a la Asamblea General de Lima que incluye la propuesta de crear un grupo de trabajo que examine vías para mejorar la aplicación de la Carta y presente sus recomendaciones al Consejo en la primera mitad de 2011.

El embajador de Per√ļ, Hugo de Zela, plante√≥ que se debe analizar c√≥mo se ha aplicado la Carta desde 2001, una propuesta que apoyaron los representantes de Canad√°, Graeme Clark, y de Paraguay, Bernardino Hugo Saguier, quien adem√°s pidi√≥ no tener "miedo" a un eventual grupo de trabajo o una posible modificaci√≥n del documento.

Su colega de Guatemala, Jorge Skinner-Klee, consideró que la cuestión de fondo es cuál es el papel de la OEA.

Recordó que su país propuso en 2003 un sistema de alerta temprana de crisis, expresó su apoyo a una "discusión detenida en un proceso informal, abierto y sin plazos", y subrayó que no se trata de enmendar la Carta o convertirla en un "caballo de Troya".

Tanto Ecuador como Brasil y Uruguay expresaron su apoyo a la iniciativa

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad