Aseguran a presunto responsable del homicidio del ‘Palomo’ Usuriaga | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-07 05:00:00

Aseguran a presunto responsable del homicidio del ‘Palomo’ Usuriaga

William Alzate Varela, alias ‘Platiní’, llegó ayer deportado desde España y de inmediato fue llevado a la cárcel de alta seguridad de Cómbita, en Boyacá.
Aseguran a presunto responsable del homicidio del ‘Palomo’ Usuriaga

De acuerdo con las autoridades, Alzate Varela tiene un perfil delincuencial relevante en la organización delincuencial que lideraba Jefferson Valdez Marín, alias ‘La Negra Molina’ o ‘Caraqueña’, a la que se le atribuyen 118 homicidios, entre ellos el del futbolista Albeiro ‘el Palomo’ Usuriaga.

Alzate Varela fue requerido a través de una circular roja, emitida a los 188 países que hacen parte de la Interpol.

El director de la Dijin de la Policía, general Luis Gilberto Ramírez Calle, aseguró que la “captura se realizó en Madrid (España) a través de informaciones enviada por Interpol Colombia. Estamos hablando de la organización sicarial que tuvo que ver directamente con el asesinato del futbolista Albeiro Usuriaga”.

El oficial aseguró que existen los elementos suficientes para que en el futuro esta persona sea condenada por los delitos cometidos en el Valle del Cauca.

Sobre la banda a la cual pertenecía alias ‘Platini’, los investigadores aseguran que los criminales delinquían para el mejor postor. “Llegaron a desaparecer y a matar personas para quedarse con sus propiedades. Algunos cuerpos todavía no han aparecido”, relató una fuente judicial.

Al parecer la banda sigue delinquiendo, pero con un modus operandi diferente. Desde el 2007 no se ha vuelto a saber de más capturas. De acuerdo con pesquisas de las autoridades, hace dos años había una oficina de cobro en el parque San Nicolás, que operaba como estructura sicarial y como banda de jaladores de carros.


Historia de la banda:

La banda criminal de ‘Molina’ o ‘La Negra’ hizo historia en Cali por la crueldad en la ejecución de los homicidios.

Durante 16 años esa agrupación delincuencial, comandada por el ex policía Jair Molina, cometió los más atroces asesinatos. Además, realizó desapariciones forzadas, secuestros y se prestó para el testaferrato y el enriquecimiento ilícito.

Las víctimas eran asfixiadas y torturadas. El sello que caracterizaba a los delincuentes eran tres puntillas que les clavaban a sus víctimas en el cráneo.

El CTI comenzó a desmantelar la banda con la captura de 27 de sus integrantes. Siete de ellos ya fueron condenados por un juez.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad