Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
18ºC
Actualizado 09:34 pm

Los insultos son lo de menos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-09 05:00:00

Los insultos son lo de menos

En el transcurso de esta semana, durante una reunión de Unasur en Argentina, el presidente de Venezuela Hugo Chávez manifestó estar ansioso por “pasar la página” y dejar atrás los enfrentamientos con Colombia. Dijo también que lo único que pide es respeto para su país y que se encuentra a la expectativa de recomponer las relaciones binacionales con el próximo gobierno que asumirá el poder en tres meses.
Los insultos son lo de menos

El cambio de actitud del mandatario vecino, que ya a pocos sorprende dada la historia reciente, trata de encubrir nuevamente una brecha que trasciende las palabras.

Es que la disputa va más allá de los insultos y las arremetidas verbales, como ahora quiere hacerlo parecer el jefe de Estado. Insultos y arremetidas a los que en honor a la verdad, pocos les hacen ya caso de este lado de la frontera, precisamente por provenir de quien provienen.

La verdad es que la raíz del conflicto es mucho más profunda. De hecho, no se trata únicamente de dos ideologías diferentes y hasta en cierto sentido, contrapuestas, sino de la complacencia por no decir actitud protectora del gobierno vecino con el principal enemigo que tiene la sociedad colombiana.

Y no, no son acusaciones infundadas o denuncias típicas de campaña electoral. La relación de altos funcionarios venezolanos con las Farc ha sido denunciada hasta por el jefe del Comando Sur de los Estados Unidos, con pruebas a las que lamentablemente no se les ha prestado la atención debida.

Las relaciones, entonces, no se pueden recomponer simplemente bajándole el tono a las declaraciones públicas de Chávez. La cruda realidad dice que sin importar quién asuma la presidencia de Colombia en poco menos de 90 días, tendrá una dificultad que raya en la imposibilidad de entendimiento con Venezuela, si desde allá se insiste en la permisividad con la organización delincuencial más peligrosa y dañina que golpea a esta sociedad, además de insistir en influenciar indebidamente las elecciones colombianas, como lo hizo Chávez una vez más el viernes pasado, al amenazar con cerrar completamente el comercio binacional en caso de resultar elegido el doctor Juan Manuel Santos

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad