Un hogar feliz | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-10 05:00:00

Un hogar feliz

Luego de 10 a√Īos de matrimonio puedo decir que cuando se saben afrontar los problemas en pareja es mas f√°cil dirigir una familia, donde los hijos son la raz√≥n de vivir. ¬†
Un hogar feliz

Hemos luchado por ser un buen ejemplo ense√Ī√°ndoles desde muy peque√Īos a vivir valores como el respeto, la comprensi√≥n, la justicia y el amor.

Tenemos dos hijos de 8 y 6 a√Īos a quienes les va muy bien en el colegio por su rectitud y obediencia.

Tenemos una peque√Īa empresa de confecci√≥n de ropa infantil y nos va muy bien. Estamos con planes de ampliaci√≥n.

Me aterra ver parejas jóvenes que no saben dirigir un hogar porque piensa que los hijos se crían a través de otras personas incluso sus propios abuelos. Lo importante es que uno mismo luche porque los hijos se formen bien, con la dirección de papá y mamá.

Espero que lo nuestro sea ejemplo para muchos matrimonios que a√ļn no saben como integrar un hogar feliz, donde los hijos sean el motivo para mantener esa lucha a pesar de las dificultades.


RESPUESTA

Distinguido se√Īor: Es un orgullo conocer el testimonio de personas que como usted preservan la uni√≥n familiar y defienden por encima de todo su estabilidad.

Es notorio el manejo asertivo de la autoridad la cu√°l viene dando frutos, ya que los chicos interiorizan sus ense√Īanzas a trav√©s de principios y valores, haci√©ndolos suyos y finalmente divulg√°ndolos en su √°mbito escolar.

Sigan por ese camino siendo un digno ejemplo de ser imitado. ¬°Felicitaciones!.

REFLEXION

Los hijos son un don maravilloso que Dios colocó en su camino para su realización. Prepárese intelectualmente para conocerles y formarles en valores humanos y sobrenaturales.

La familia es fuente natural de autoridad. Los padres han de ser sustentadores en el campo de la formación humana creando las condiciones para educar a los hijos en un ambiente de intimidad y apertura, con disciplina y amor, firmeza y flexibilidad.

La comunicación ha de ser su fundamento y esencia de la relación en el hogar, escuchando, comprendiendo, valorando, respetando y permitiendo el diálogo entre todos sus miembros.

Aceptar√° a cada uno con cualidades y defectos ense√Ī√°ndoles a ser aut√≥nomos, leales, justos, responsables con el manejo de sus vidas, facilit√°ndoles su realizaci√≥n y felicidad.

Instaurarán un hogar luminoso y alegre donde reine la fe viva y los deseos permanentes de apoyarse sin condición alguna. Bendita sea la unión familiar.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad