HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-10 05:00:00

HAGASE OIR

Pedofilia Huele feo, repulsiva, aberrante y desgraciadamente tocó las puertas de nuestra iglesia y la de otros credos y que ellos sí callaron para no dar escándalo; pero tratándose de nuestra iglesia somos los mismos católicos los encargados de estigmatizarla.
HAGASE OIR

La iglesia es una institución eclesiástica como cualquier otra institución civil y ninguna de ellas es culpable de la conducta de sus subalternos, menos en lugares fuera del trabajo.

Aclaro que no estoy defendiendo esta aberraci√≥n y menos en pastores de nuestra iglesia, sino que tenemos que verla como uno de los casos aislados susceptibles en cualquier agremiaci√≥n y que merece nuestro un√°nime repudio, pero sin pasiones que lastimen a una comunidad, ajena a esa p√©rfida debilidad humana. ¬ďNo estamos obligados a castigar a los que nos ofenden, sino a aconsejarles la enmienda de sus delitos¬Ē. Miguel de Cervantes.

Graciela de Salcedo

 

Transformación

Con perd√≥n de los numerosos estadistas que existen en Colombia, yo pienso que es m√°s f√°cil transformar el municipio que el Estado. El municipio es algo que para su transformaci√≥n s√≥lo se necesita el acuerdo de muy pocas personas, en tanto que la reforma del Estado es una gigantesca tarea pol√≠tica en la que hay que vencer innumerables dificultades, conciliar demasiados intereses, poner de acuerdo un enorme n√ļmero de voluntades.

La inmensa mayoría de los cuarenta y ocho millones de colombianos vive en los mil y pico de municipios del país. Si éstos se convierten en lugares acogedores y amables, si la organización municipal es eficiente y está montada sobre una estructura de servicios, si las gentes están protegidas en sus vidas, honra y bienes, si tienen trabajo, educación, recreación y asistencia social, es lógico suponer que hay atmósfera propicia para la convivencia. Una organización municipal generosa en las cargas y avara en los servicios, recortada por privilegios y acumulaciones de poder social, adicta a la defensa de los fuertes y fría en la defensa de los débiles, anarquista y autoritaria incapaz de garantizar sinceramente el bien de la libertad o el bien de la vida, no puede crear solidaridad.

Teniendo los alcaldes independencia, como realmente la tienen, ya que fueron elegidos por voto popular en elecciones libres, poseen ellos entonces los mecanismos adecuados para llevar a cabo sin traumatismos ni interferencias de ninguna naturaleza, la transformaci√≥n municipal. Un gran avance, de pronto hasta definitivo, para la gran tarea de transformar posteriormente el Estado. La meta en que estamos empe√Īados los colombianos de buena voluntad, que anhelamos un Estado serio, eficiente, honesto y verdaderamente democr√°tico .

Guillermo Reyes Jurado

La reforma a la justicia

El gobierno nacional designó una junta de juristas para estudiar y presentar un proyecto de reforma a la justicia.

Esta junta estuvo integrada por eminentes abogados tales como los doctores José Alejandro Bonivento, Ricardo Calvete, Pedro Lafont Planeta, Hernando Herrera y Fernando Hinestrosa Forero.

En días pasados la comisión entregó el texto del proyecto al ministro del Interior y de Justicia doctor Fabio Valencia Cossio.

La propuesta contempla las siguientes reformas: creación del Ministerio de Justicia como una necesidad para atender los planes de política judicial y la coordinación de la rama judicial con el ejecutivo.

Se propone el cambio de elecci√≥n del fiscal general el cual ser√≠a nominado por una lista de seis candidatos enviada por la Corte Suprema de Justicia para su escogencia por el presidente de la rep√ļblica.

Los magistrados de las altas cortes deben ser elegidos por las mismas corporaciones sin estar sometidas a los candidatos que le envié el Consejo Superior de la Judicatura como se establece hoy día.

Ser√°n elegidos para per√≠odos de doce a√Īos, una experiencia m√≠nima de quince a√Īos y un retiro forzoso a los setenta a√Īos.

El proyecto contempla la supresión del Consejo Superior de la Judicatura y se reemplaza por un consejo nacional de la administración judicial integrado por seis miembros nombrados por las tres altas cortes.

Se crea la escuela judicial para la formación y capacitación de los servidores de la rama judicial.

Reglamenta la acción de tutela cuando se impugnan las decisiones judiciales con la intervención de abogado titulado para la presentación de la demanda y una caducidad de dos meses para atacar las providencias.

Fortalecer el sistema oral para todos los procesos e incentivar los mecanismos alternos de solución de conflictos. Finalmente sugiere la creación de la colegiatura nacional de abogados para responder a la necesidad de fortalecer el gremio de abogados para que sean los mismos profesionales quienes controlen y administren su propio funcionamiento.

Al leer este texto observamos que aporta poco a los grandes problemas de la justicia colombiana y dedica la mayor parte de su contenido a los problemas de las Cortes sin ahondar en la forma como debe atacarse la morosidad de los procesos la cual constituye un verdadero cáncer de la administración de justicia.

Este proyecto ser√° tema de estudio de universidades, gremios, academias y asociaciones de jueces y abogados.

Gonzalo Afanador

Gait√°n o Mockus

Hace m√°s de 50 a√Īos, Gait√°n delator de la injusticia y la desigualdad, dijo: ¬ďTodo cambia para seguir igual¬Ē. Hoy, ese ¬ďcambio¬Ē (muy liberal) est√° en manos de un intelectual pedagogo, pero en el Fondo vividor y habla m... t√≠tere de la oligarqu√≠a (indiciada por Gait√°n), presentando un cambio pero de empaque, sin embargo, su intenci√≥n de mostrar libertad y orden (seguridad y orden para tener libertad de robar. Cuello blanco) es flagrante. Simplemente el 60% abstencionista exige un nuevo ¬ďmarketing¬Ē

Edgar Sanabria Becerra

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad