Piden en Congreso el fin de ley que impide revelar homosexualidad a militares | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-11 20:30:02

Piden en Congreso el fin de ley que impide revelar homosexualidad a militares

Unos 300 ex militares de EE.UU. acudieron hoy al Congreso para pedir la revocaci√≥n de la ley que permite a los homosexuales prestar servicio en las fuerzas armadas siempre y cuando no hagan p√ļblica su orientaci√≥n sexual.
Piden en Congreso el fin de ley que impide revelar homosexualidad a militares

Los veteranos fueron recibidos en la escalinata del Capitolio por el senador independiente Joseph Lieberman, quien les agradeció su servicio al país, y luego se repartieron en distintas entrevistas -casi 300- con los congresistas.

"El mejor argumento para revocar la ley 'Don't ask Don't tell' sois vosotros, cada uno de vosotros que ha servicio al país con honor y coraje y muchos de vosotros estaríais dispuestos a hacerlo otra vez", dijo Lieberman.

El Pent√°gono anunci√≥ el a√Īo pasado que busca acabar con la pol√©mica ley de 1993 conocida como "Don't ask, don't tell" ("No preguntes, no lo digas"), pero las organizaciones civiles y activistas consideran que el proceso est√° siendo muy lento.

"La orientaci√≥n sexual no tiene nada que ver con la habilidad de defender a nuestro pa√≠s y nuestros valores", declar√≥ a Efe Pepe Johnson, de ascendencia cubana y espa√Īola, que sirvi√≥ tres a√Īos en el Ej√©rcito como artillero hasta que confes√≥ su homosexualidad y fue despedido en 2003.

Para Johnson, "uno no puede ser honesto y vivir con integridad si tiene que ocultar lo que es".

Uno de los ex militares que acudi√≥ hoy al Congreso fue Walker Burttschell, un estadounidense de origen mexicano que fue amenazado por un compa√Īero debido a un correo electr√≥nico que dirigi√≥ a su entonces pareja y luego fue delatado por el m√©dico de su unidad.

Burttschell defendió hoy que su orientación sexual no afecta a su trabajo. "Soy capaz de servir a mi nación, ésta es mi nación, nací aquí y tengo derecho a servir a mi país", dijo.

Yaletza Morales, vecina de Miami (Florida) y madre de un hijo, entró en la Armada en 1989, antes de la ley, y acudió a su superior para confesar su orientación sexual porque no quería que la destituyeran con deshonor.

Tuvo que dejar una carrera militar que le hubiera gustado continuar porque "no quería mantener una doble vida", afirmó en declaraciones a Efe.

"Por primera vez en la historia quieren hablar con nosotros, quieren entender nuestra historia y estamos aquí por eso", concluyó Morales.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad