Busque las Diferencias | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-12 05:00:00

Busque las Diferencias

M√°s ac√° de los ponderosos an√°lisis estrat√©gicos sobre las tendencias electorales, una lectura de las propuestas de gobierno de los candidatos presidenciales deja algunas ideas claras en el cerebro de un lector com√ļn y corriente.
Busque las Diferencias

Estoy advertido de que los documentos program√°ticos no son, propiamente, objeto de √°vida lectura por parte de los electores del com√ļn. Es al rev√©s: Se trata de textos que son vistos como aut√©nticos ¬ďladrillos¬Ē; de lejos, son preferibles los comerciales, o los mensajes que los aspirantes logran pasar en los debates y las entrevistas. A la larga los factores que deciden el rumbo de los votos son lo que la gente ve, o imagina, de los aspirantes, el golpe de ojo, la envoltura, las frases claves repetidas. O los silencios recurrentes.

Ello ocurre as√≠ ahora cuando, por ejemplo, ser ¬ďliberal¬Ē o ¬ďconservador¬Ē ha dejado de convocar disciplina partidista alguna. Por culpa de las propias organizaciones pol√≠ticas tradicionales, el n√ļmero de fieles ¬ďsectarios¬Ē conservadores o liberales se ha reducido dr√°sticamente. Que nadie piense en el trapo rojo ni en el azul de metileno como estandartes de un envi√≥n electoral de √ļltima hora. Por estos d√≠as, el √ļnico mar de leva tiene color verde.

Es muy interesante constatar, por ejemplo, que las propuestas de campa√Īa de Mockus/Fajardo tienen impresionantes parecidos (fondo y forma) con las plataformas electorales de las campa√Īas de Horacio Serpa y √©sta de Rafael Pardo. Si fuera por estos contenidos program√°ticos, un expedicionario extranjero podr√≠a afirmar que Pardo es el timonel verde, o que Mockus es el actual l√≠der del Partido Liberal Colombiano o que, por lo menos, ambos candidatos extraen sus lenguajes program√°ticos de las mismas canteras.

Claro, hay diferencias. Pero para encontrarlas hay que usar un mapa de escala m√°s bien reducida. Los verdes abren su plataforma con la denuncia de la ilegalidad como ¬ďel principal freno al desarrollo econ√≥mico y social de Colombia¬Ē. Hacen √©nfasis en que nuestros bloqueos hist√≥ricos tienen mucho que ver con una cultura que convalida, facilita y entroniza la ilegalidad en la vida cotidiana.

Obviamente, el Partido Liberal y su candidato podr√≠an suscribir como propio este diagn√≥stico. Pienso que estar√≠an tambi√©n dispuestos a que √©sta fuera la declaraci√≥n inicial de una plataforma m√≠nima com√ļn.

Mockus presenta la ¬ďlegalidad democr√°tica¬Ē como una noci√≥n que se coteja con la ¬ďseguridad democr√°tica¬Ē. Es redundante el calificativo que los verdes le dan a la legalidad que Colombia necesita. Pero, evidentemente, ello no sugiere que la seguridad es ilegal de por s√≠, o que la legalidad trae consigo elementos de inseguridad. Los que se inventan esta falsa disyuntiva est√°n en el campo de quienes, apurados por el desaf√≠o verde, buscan una dial√©ctica controvertible donde s√≥lo hay un dispositivo de comunicaci√≥n. En verdad, ninguno de los candidatos y la candidata en liza tendr√≠a problema alguno en acordar que la legalidad ha de ser cubierta por un talante democr√°tico, y que sin el imperio de la Ley ninguno de los problemas nacionales tiene salida.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad