Publicidad
Lun Feb 27 2017
21ºC
Actualizado 06:48 am

La ‘Generación -i’… | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-12 05:00:00

La ‘Generación -i’…

- Andrés baja a comer - Ya voy… - Andrés, ¿ya hiciste las tareas? - Ya voy…
La ‘Generación -i’…

- Andrés ya es hora de ir a dormir

- Ya voyÂ…

- ¡Andrés, ya es hora de apagar

el computador!

- No, mami no seas así,

déjame otro rato…

¿Esa conversación le es familiar?

Navegar en internet y tener contacto directo con las nuevas tecnologías la mayor parte del día son actividades que hacen parte de la cotidianidad de la actual generación de adolescentes, la ‘Generación –i’, que no por convicción, tampoco por capricho y mucho menos por casualidad se han convertido en parte de ella.

Esta nueva estirpe de adolescentes, hace parte del resultado de una sociedad que ha evolucionado a pasos agigantados en los últimos años, y que gracias a la cultura de consumo y adaptación que existe, ha llegado a no concebir la vida sin el uso de las herramientas cibernéticas.

El uso de buscadores globales, redes sociales, chats, correos electrónicos, compras en línea y hasta juegos que permiten apostar de manera real, son ahora parte de las actividades que día a día realizan los jóvenes, y que lejos de significar un problema para todas sus tareas cotidianas, se han convertido en una herramienta eficaz y de fácil uso para ellos.

No obstante, no todo lo que representa la internet es bueno para los adolescentes, el uso sin límites de la red y el acceso a la multiplicidad de contenidos que ofrece sin la asesoría adecuada pueden ser perjudiciales para el joven usuario.

Para el sociólogo Julio Acelas, “el punto está en que la ‘Generación – i’ se deslumbró por los contenidos multimedia que ofrece la red, sin embargo un uso sin parámetros es perjudicial para ellos, ya que lo que actualmente se evidencia es el hecho de que ellos no conciben su actuar sin la facilidades de la internet, situación que los limita y no deja que exploten sus capacidades en un espacio real. Por otro lado la interacción por internet debe tener un control, ya que su excesivo uso lleva al aislamiento social, cosa que demerita las acciones de las personas en un entorno que prescinda de la red”.

Ese panorama pone de manifiesto la necesidad de que se entable una comunicación directa con los usuarios y que se les enseñe su debido uso, para que así se eviten situaciones como las adicciones a portales, a juegos o a contenidos.

La psicóloga Fabiola Zúñiga al respecto explica que, “el uso desmedido de esta herramienta puede generar en el subconsciente de los adolescentes la idea de que sólo son alguien o sirven para algo en cuanto se desenvuelven en la red, idea que es completamente errónea y que puede generar sentimientos de inseguridad cuando interactúa en su entorno real”.

Por otra parte, otro de los peligros a los que se enfrentan los cibernautas es el de conocer a gente extraña, ya que no siempre son personas con las mejores intenciones y pueden terminar causando daños.

En este sentido la pedagoga Lucy Garnica, advierte que “es necesario que se eduque en cuanto al uso de la internet, lo mejor es jamás dar información de ninguna clase a desconocidos, así se evitará dar pistas y que terminen sabiendo de su vida más de lo que le interesaría a cualquier persona”.

Es así que un uso responsable y conciente de la internet será  la mejor manera de navegarla, ese es el gran reto de la ‘Generación –i’, marcar el camino para que no se presenten adicciones, delitos informáticos, ni como lo definen los expertos casos de “aislamiento social”.

Cuando navegué en Internet tenga en cuenta:

- No divulgar información privada personal, ya sean contraseñas, teléfonos, direcciones del domicilio familiar o laboral, datos bancarios o de personas conocidas por Internet.

- No enviar fotografías sin el permiso de los padres.

- No comprar sin la supervisión de un adulto.

- No contestar correos que tengan contenido ofensivo o resulten incómodos.

- No fotografiar ni grabar a nadie sin su permiso y menos aún distribuir luego su imagen sin autorización.

- No concertar encuentros con personas conocidas ‘on line’ o por el móvil, las personas que se conocen ‘on line’ pueden ser muy distintas a lo que parecen.

- No abrir mensajes de desconocidos ni mensajes de los que se desconoce el contenido.

- Después de conectarse desde un lugar público, siempre cerrar la conexión para evitar que otra persona pueda usurpar su personalidad.

- Evitar delinquir distribuyendo a través de Internet materiales como música, imágenes, películas, o de los que no tengan permiso para ello.

 

Riesgos de navegar en Internet sin precaución:

- Adicción a frecuentar los entornos sociales:

Los usuarios no dependientes tienen más tendencia a comunicarse con las personas conocidas. Los adictos buscan más conocer gente nueva y buscar el apoyo en los grupos de la red; a veces se crean varias personalidades virtuales.

- Juego compulsivo:

Internet está lleno de webs con todo tipo de juegos, algunos de ellos tipo casino con apuestas en dinero; otros muy competitivos o violentos que pueden fomentar ludopatías en determinadas personas.

- Recepción de mensajes ofensivos:

Comunicarse en los foros virtuales se presta para malentendidos que pueden resultar ofensivos para algunos receptores, a veces se generan fuertes discusiones que incluyen insultos e incluso amenazas.

- Pérdida de intimidad:

En ocasiones, hasta de manera inconsciente al participar en los foros, se puede proporcionar información personal, familiar o de terceras personas a gente desconocida. Y esto siempre supone un peligro.

- Acciones ilegales:

Proporcionar datos de terceras personas, difundir determinadas opiniones o contenidos, plagiar información, insultar, difamar o amenazar a través de los canales comunicativos de Internet, puede acarrear responsabilidades judiciales.

- Malas compañías:

Especialmente en los chats se puede entrar en contacto con personas que utilizan identidades falsas con oscuras intenciones, en ocasiones psicópatas que buscan víctimas para actos violentos o delictivos a las que prometen estímulos, experiencias y amistad.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad