Animales silvestres ¬Ďacechan¬í la ciudad | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-12 05:00:00

Animales silvestres ¬Ďacechan¬í la ciudad

Uno piensa en vida silvestre y se imagina un parque natural, una selva, un bosque. Pero en Bucaramanga, aunque suene ins√≥lito trat√°ndose de una ciudad, ahora no es extra√Īo observar peculiares especies y por as√≠ decirlo, ¬Ďfor√°neas¬í: serpientes, iguanas, babillas, ardillas, faras, zorros y hasta puercoespines, toda una gama de animales que adem√°s de competir por el espacio o la comida, se han convertido en una verdadera amenaza para las personas.
Animales silvestres ¬Ďacechan¬í la ciudad

La situación es tal que, por ejemplo, cada semana la Policía Ambiental y Ecológica captura entre cinco a seis serpientes, especialmente boas constrictor, trepadas en techos de viviendas o enroscadas en árboles. Este es un animal que, por su naturaleza salvaje, puede llegar a ser agresivo y en su etapa adulta fácilmente puede asfixiar a un bebé y la infección que produce su mordedura, si no se trata a tiempo puede generar la muerte.

Ahora, particulares ejemplares del reino animal vienen alterando y preocupando la cotidianeidad de los bumangueses y en general, de los habitantes del área metropolitana. La explicación a este fenómeno, argumenta Vladimir Quintero Sánchez, médico veterinario y experto en fauna silvestre, es que las ciudades cada vez se hacen más grandes e irrumpen en los bosques andinos.

La escarpa: su h√°bitat

Al tomar como referente a Bucaramanga, describe que la ciudad ha crecido hacia la escarpa occidental, dando origen a la presencia de este tipo de especies en barrios como Campohermoso, y Don Bosco. Igual situación ocurre en la parte boscosa de sectores en Mutis, Provenza, Estoraques y Monterredondo así como en la zona Norte en barrios como Kennedy y La Esperanza.

La creencia general es que las especies silvestres est√°n colonizando nuestro h√°bitat, pero Quintero S√°nchez, quien es el director del Centro de Educaci√≥n Ambiental y Rescate de Fauna Silvestre de la Cdmb, afirma tajantemente lo contrario: ¬ďlos invasores somos nosotros¬Ē.

Seg√ļn √©l, el desarrollo urbano, la densidad poblacional y el cambio clim√°tico son las principales causas de esta circunstancia, la cual ha ocasionado que los humanos entren en conflicto con la naturaleza.

Esta opinión es compartida por la intendente Dolly Aristizábal Sierra, comandante de la Policía Ambiental y Ecológica de Bucaramanga, quien insiste en que la presencia humana ha venido robándole el hábitat a la especie animal.

Ilustra su afirmación aseverando que se ha vuelto costumbre en la ciudad que familias levanten ranchos e invadan reservas naturales en el sector Norte, en medio de la espesa vegetación, provocando con esto que las personas convivan con animales silvestres o se crucen con ellos en determinado momento.

Algunos incidentes con humanos

En la capital santandereana, son frecuentes los casos de personas que han tenido encuentros cercanos con animales silvestres y la experiencia no ha sido nada placentera.

Eso puede decir la se√Īora Aminta Rueda*, quien compart√≠a su hogar, ubicado en el sector del Bosque Norte, cerca al CAI de la Virgen, con un ¬Ďinquilino¬í desconocido y poco inofensivo.

Un dolor en la espalda, que se asemejaba a una quemadura, la despertó de su cama, sólo sintió que algo cayó del techo. Oh sorpresa la que se llevó cuando descubrió una víbora arrastrándose por el suelo. Cuando llegó al centro médico para recibir atención, le informaron por fortuna que fue picada por una serpiente que no era venenosa.

Fue necesaria la presencia de miembros de la Polic√≠a Ambiental y Ecol√≥gica, que descubrieron en la parte superior de la vivienda huesos de animales peque√Īos. La conclusi√≥n, una boa de gran tama√Īo hab√≠a convertido el techo de la humilde casa habitada por seis personas, en refugio de sus cr√≠as y precisamente una de ellas hab√≠a mordido a do√Īa Aminta.

Lo que nunca imaginaron los alumnos de un colegio en el barrio Campohermoso, es que unas extra√Īas criaturas se hubiesen instalado dentro del plantel. Era ni m√°s ni menos que un fara y sus tres peque√Īas cr√≠as que amamantaba. Este mam√≠fero marsupial tiene un temperamento agresivo y muy propio de las √°reas rurales que bordean la escarpa de Bucaramanga.

* Nombre modificado por petición de la entrevistada.

Babilla, depredador por naturaleza

¬ē El mes pasado salt√≥ a los medios la noticia de una babilla que rondaba por un ca√Īo en el barrio Villabel de Floridablanca. Las autoridades tardaron dos d√≠as para darle captura al reptil que med√≠a 2 metros de largo.

¬ē No es el primer ejemplar, similar a un caim√°n, que se ha descubierto deambulando por la capital santandereana. En lo que va del a√Īo, la Polic√≠a Ambiental y Ecol√≥gica ha capturado tres reptiles, incluso se tiene conocimiento de la presencia de uno en una universidad, asevera el intendente Alexander Aguilar Mar√≠n, quien advierte que es un animal que puede generar alg√ļn tipo de riesgo por su naturaleza territorial, y no es raro que ataque a alguien.


la amenaza de las ABEJAS

Si bien parecen inofensivos insectos con aguijón, no hay que subestimar el alcance de las abejas africanizadas que vuelan a diario en busca de cualquier orificio urbano para construir colonias en la ciudad.

De hecho, este a√Īo los Bomberos de Bucaramanga han atendido 63 ataques de abejas a personas, precisa el capit√°n Wilson Pineda, jefe de operaciones de esa instituci√≥n.

√Čl asegura que las personas pueden convivir con ellas, siempre que se respete su h√°bitat.

Recientemente la Polic√≠a Ecol√≥gica identific√≥ dos colmenas; la primera ubicada sobre la v√≠a del Palenque al Caf√© Madrid y a menos de 30 metros sobre la v√≠a, con una poblaci√≥n de 10 mil abejas. La otra colmena, de gran tama√Īo, est√° ubicada en la v√≠a a Chimit√°, a 300 metros de la c√°rcel de mujeres, donde se estiman al menos de 50 mil abejas. En ambos casos, se orden√≥ el retiro de los panales por los peligros que representan para la comunidad.

 

¬ŅQu√© hacer y qu√© no?

1 Los especialistas recomiendan no capturar y mucho menos, atacar, a los animales silvestres que encuentre a su paso, y aconseja llamar de inmediato a la línea de emergencia 123 o al 6338056. para pedir asistencia técnica. También puede recurrir al Grupo de Fauna Silvestre de la Cdmd en el 6346100.

2 Mantenga bien tapada la basura y los alimentos para mantener alejados a los animales, especialmente de las viviendas ubicadas en la escarpa. Los desechos atraen a los roedores y estos a su vez, a las serpientes.

3 Hay muchas enfermedades zoonóticas que se transmiten de animales a humanos, y viceversa. Así que por el bien de todos, tenga presente conservar el hábitat natural de la fauna silvestre, ya que cada especie cumple una función ecológica dentro del ecosistema,

4 Seg√ļn los expertos, el ataque de un enjambre de abejas es mucho m√°s letal que de una mordedura de una serpiente venenosa, en caso de que la persona sea al√©rgica a estos insectos. Si es v√≠ctima de una picadura de abejas, consulte de inmediato un centro asistencial.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad