Historias repetidas, ciclos de violencia sin apoyo Estatal | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 11 2017
25ºC
Actualizado 12:18 pm

Historias repetidas, ciclos de violencia sin apoyo Estatal | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-13 05:00:00

Historias repetidas, ciclos de violencia sin apoyo Estatal

Conocí este caso cuando el hijo mayor tenía nueve años, le seguía la niña de siete, otro niño de cuatro y una nena que en ese momento tenía 2 años. Han pasado 6 años, han crecido y la historia de equivocaciones, abandonos frecuentes de la madre y de desatención de las autoridades -ICBF y Comisaría de Familia de Girón- se ha repetido por tres veces, ocasionando daño emocional a toda una familia, y especialmente a estos cuatro menores de edad.
Historias repetidas, ciclos de violencia sin apoyo Estatal

Es un caso que debe ser analizado en su gravedad, en el cual una madre joven se enamora de un hombre, en ese entonces drogadicto, y abandona a su esposo y a sus hijos. El padre presenta el hecho ante el ICBF, solicitando respaldo para proteger a los niños, evitando que ella se los lleve a vivir con el nuevo compañero, pero todo es inútil, por la falsa creencia de quienes atienden el caso, que funcionan con el argumento de “madre es madre”.

Después de un abandono de más de tres meses, la madre se los lleva a Cúcuta a vivir con el padrastro por un período de 10 meses. Se sabe que viven en inquilinatos y sin ningún tipo de atención a la educación ni a la salud básica de los niños. Las crisis de violencia con el nuevo compañero hace que los niños regresen a Girón; primero es enviado el niño, al poco tiempo la niña mayor llama llorando, diciendo que están en la calle y que por favor el papá las reciba en el Terminal para que cancele los pasajes.

El padre, apoyado por su familia, busca cupos escolares, ropa, alimentos y recurre a la Comisaría de Familia de Girón buscando que le sea dada la custodia. Por espacio de 13 meses, estuvieron estables asistiendo a clases, y con apoyo de la tía abuela y la familia extensa, y las dos niñas y el niño, progresaron en su desarrollo físico y emocional. De nuevo aparece la madre y se los lleva con el argumento de que madre es madre, previo visto bueno de la Comisaría de Familia de Girón. El viernes pasado se volvieron a Cúcuta, con el padrastro maltratador, a reiniciar el ciclo de la violencia y esperar la próxima explosión. Dejaron sus estudios, los cuidados y afecto de los familiares, por aquello de que “madre es madre”. ¿Hasta cuándo estas falsas teorías en mentes de defensores de la infancia?

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad