Publicidad
Publicidad
Jue Dic 8 2016
20ºC
Actualizado 06:16 pm

Todo está dispuesto para... | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-13 05:00:00

Todo está dispuesto para...

En Romanos 8,28, Pablo dice: “También sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de los que lo aman”. Éste es quizás uno de los versículos más prácticos de la Escritura, que debemos conocer, creer, entender y vivir. Si amas al Señor todo lo que haces, emprendes y deseas, contribuirá a tu bienestar. Todo en la vida, cuando se hace honestamente y de corazón, redunda en bendición así sea una desgracia o un dolor.
Todo está dispuesto para...

En la vida comprendemos que cuando la humanidad sufre un gran desastre o una gran calamidad, esas mismas circunstancias se convierten en fuerza para crear e innovar. La aviación es un ejemplo. Hoy podemos viajar por todo el mundo en cuestión de horas. La aviación progresó precisamente a partir de la segunda guerra mundial, cuando los hombres y las comunidades tuvieron que protegerse y luchar, además los gobiernos la consideraron como un medio adecuado para derrotar rápidamente al enemigo. Es decir, algo que es usado de manera equivocada se puede convertir en un bien, como sucedió con la aviación; y algunos otros inventos de los cuales hoy goza la humanidad.

Hay que aprender a ser optimistas y sacar aún de los momentos difíciles y de las situaciones complicadas, lo mejor para crecer, para abrirle nuevas ventanas a la vida.

Este concepto tiene gran importancia en la oración, pues cuando las cosas van mal generalmente tendemos a desanimarnos, deprimirnos y hasta rendirnos. El enemigo, como dice San Pedro en su primera carta, capítulo 5, versículo 8: “Esta como león rugiente esperando a quién devorar”, es decir, esperando a quién le da papaya, para ponerlo en tentación y hacerlo caer.

Satanás ataca de muchas maneras y se vale de muchas argucias para hacernos desistir en la lucha y en el esfuerzo por ser felices.

Como dice un adagio popular: “El diablo es puerco”, y no se detendrá por nada. Ahora, todos pasamos por estas situaciones, incluso el mismo Jesús fue tentado después de los cuarenta días de ayuno en el desierto, en el Huerto de los Olivos, pero salió avante por la fuerza del espíritu.

Es por esto que es importante mantenernos alertas, atentos para no caer en el desánimo y permitir, como dice el dicho popular, “que nos lleve el chiras”.

Siempre que somos capaces de vencer la tentación, de levantar la cabeza y continuar en el camino, podremos experimentar el amor de Jesús con toda su fuerza, invitándonos a no desfallecer.

Mantente en oración, lee la palabra, no te apartes de la eucaristía, cumple los mandamientos y ÉL velará por ti.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad