Fito Páez | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
19ºC
Actualizado 08:43 am

Fito Páez | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-14 05:00:00

Fito Páez

Al llegar a su trabajo discográfico número 19 se podría creer que Fito Páez ya es el dueño de la fórmula para hacer su música. Sin embargo, él vuelve a comenzar, reinventa sus propias formas de trabajo para darle vida a ‘Confía’, título de su nuevo álbum, con el cual en pocas semanas saldrá de gira de conciertos.
Fito Páez

“¿Cómo hacer un nuevo disco sin volver a hacer lo mismo de álbumes anteriores?”, es la pregunta que lo atormentaba a finales del año pasado, cuando sentía que era hora de hacer nueva música, “las ganas estaban intactas, la duda era cómo hacerlo”.

La respuesta no la tenía él, “eso lo sabía de antemano”. Sintió la necesidad de encerrarse en su casa, más exactamente en su rincón íntimo donde tiene su preciada colección de acetatos, también conocidos como discos de vinilo, y a manera de terapia, sacarlos, limpiarlos con cuidado extremo e ir escuchándolos en un tocadiscos antiguo, de aquellos que tienen agujas que ya no son fáciles de encontrar en el mercado.

Allí, en la música de finales de los cincuenta, todos los sesenta y parte de los setenta, estaba la respuesta que buscaba Fito para su nuevo álbum: “Todo influye en una buena canción, desde el clima, el lugar, el estado de ánimo, hasta qué llevas puesto”, comentó el artista rosarino en entrevista, vía telefónica, a Colprensa.

Y agrega: “Ya tengo algunos años en esto y siempre hay cosas nuevas que me estimulan más a la hora de hacer un disco. En ‘Confía’ me preocupé por encontrar la mejor atmósfera para contar lo que quería contar”.

Desde los años noventa, Páez cuenta con “Circo Beat”, uno de los estudios más importantes de América Latina, que para lograr espacios para sesiones de grabación hay que solicitarlas con más de seis meses de anticipación.

Esto no pesó a la hora de hacer este nuevo trabajo musical. Fito reunió un grupo selecto de músicos, viajó a la provincia gaucha de Córdoba y en un pequeño hotel se encerraron más de un mes, donde construyeron un pequeño estudio. Allí nació lo que él denomina la pulpa del álbum.

“En este álbum se siente cómo influyó el clima y las formas de trabajo. Esta primera etapa requería de mucha concentración, de pensar las canciones las 24 horas del día entre todos. El frío, con nevada incluida, nos exigía abrigarnos bien, estar dentro del hotel la mayor parte del tiempo, con el vino en la noche y hacer del grupo una familia, todos muy concentrados. Todo fue muy estimulante porque en un mes teníamos 17 canciones, que no estaban compuestas, porque llegué sin canciones preconcebidas”, continúa.


Siguiente estación

Luego volvieron a Buenos Aires. Necesitó de las bondades tecnológicas de su estudio Circo Beat para crear coros imponentes y perfectos en un álbum que nació con un particular sabor en vivo.

No fue mucho el tiempo que pasaron en la capital argentina. Junto a un grupo reducido de amigos Fito se reencontró con Brasil, país que visita desde hace 25 años con su música, donde vivió en un momento de su vida que necesitó tomar distancia con su país, y el cual se ha convertido en el refugio perfecto que tiene todo lo que hace feliz al músico argentino.

“Tengo muchos amigos allí y su música me ha influenciado y lo sigue haciendo de manera constante. Era una ilusión poder ir y hacer música en Brasil”.

El primer destino brasilero fue Troncoso, al noreste de dicho país. Allí viajó para poner las voces, arreglar algunas letras, en medio del calor, grabando en pantalones cortos, con una cerveza fría, siempre esperando en una pequeña mesa al lado del micrófono.

“Todo mucho más relajado, donde podías salir, pensar en lo que haces sin presiones. El calor estimula eso, a tener la cabeza más abierta, en contacto con la naturaleza y con el mar. Cosas que a la hora de crear son claves. Si tienes una nube negra el mar te la disipa con un chapuzón”.

Allí no acababa el viaje en búsqueda de los elementos necesarios para ‘Confía’. Llegaron a Río de Janeiro, “otra metrópolis calurienta, una ciudad muy vital”. Se rodeó de excelentes músicos brasileros, para en 21 días terminar el álbum. “Fue un recorrido agotador pero fenomenal, buscando en ciudades y lugares estímulos que me sirvieran a la música”.

La intuición fue su fiel compañera en este camino artístico, desde el principio, cuando por primera vez empezó la confección de un álbum con un solo papelito con versos escritos esperando convertirse en una canción.

Excepto el coproductor, Mariano López, en cada etapa de construcción de ‘Confía’, Páez contó con un equipo de músicos diferentes. “En cada etapa necesitaba un sonido particular. Lo bueno es que sabía quién me lo podía dar, entonces lo fui convocando. Conozco muchos músicos que pueden comprender rápidamente una de mis ideas, como la quiero y todo lo que pueden aportar a ella. Además, tienen voz y la levantan cuando deben, porque así es que se hace música viva”.

Momento de la lentitud

Doce canciones conforman ‘Confía’, comenzando por el tema que le da nombre al álbum, pero es con ‘Tiempo al tiempo’ que está dando a conocer esta producción, una reflexión sobre el mundo y sus afanes.

“La vida te impone muchas urgencias, porque la modernidad es de afanes y todo pasa por la tecnología, la cual nos impone inmediatez. Cambiamos la carta por el email, que te permite poner en escena todo lo que sientes en ese momento y eso puede llegar a arruinar una relación porque no existe la pausa y el mensaje se va con todos los sentimientos arrebatados. La carta te obligaba a pensar bien lo que ibas a decir y hacer una fotografía escrita de la realidad, de la escena. Incluso hasta en las dosis precisas del humor. Ahora es toda una promiscuidad en el arrebato cibernético”.

Homenaje a sus amigos

En la producción ‘Tiempo al tiempo’ Fito Páez les hace un homenaje a sus amigos, “Los Auténticos Decadentes”, banda argentina que supera las dos décadas de trabajo, en una de las estrofas de esta canción: “Pensaba en Los Decadentes, cuántas noches en la ruta. Hoy siguen juntos, qué bueno que está, dale tiempo al tiempo”.

“Me pareció una idea muy linda. Es una banda de 20 personas que atravesaron más de dos décadas juntas. Son una familia. Qué difícil lograr eso en una Argentina tan resquebrajada y tan atomizada, que tantas personas estén juntas más de dos décadas, sólo para hacer música es maravilloso”.

Por ahora comenzará la gira de presentaciones por Argentina con su nueva música, sin olvidar sus infaltables clásicos, así como la interpretación de algunas canciones de Charly García y Luis Alberto Spinetta.

En el mes de julio estará en Colombia. Es uno de los invitados al Congreso Iberoamericano de la Cultura que se realizará en Medellín, donde estará realizando un concierto. “Siempre es un placer volver a Colombia, te podrás imaginar todos los motivos”, finaliza entre risas el cantautor gaucho de 46 años de edad.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad