Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
25ºC
Actualizado 03:37 pm

Apoyos desinteresados | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-14 05:00:00

Apoyos desinteresados

Solo conocemos de Robinson Devia que es un ciudadano del común que logró recoger un millón de firmas legítimas que le permitieron inscribirse como candidato a la Presidencia de la República.
Apoyos desinteresados

No obstante, estos quijotes de la política dicen muchas cosas en las que tienen totalmente la razón, solo que como no venden, los medios de comunicación los ignoran de manera absoluta, lo cual hace que lo dicho no se conozca.

La campaña de Devia llamada “la voz de la conSciencia”, dice “Los candidatos que han sido Alcaldes, Ministros, Senadores hacen parte de la maquinaria política atada a grupos económicos o alianzas politiqueras. Tarde o temprano tendrán que devolver los favores sin importar las necesidades de los colombianos ¡hipócritas!”; cuánta razón le asiste.

Las campañas, todas, se nutren de apoyos financieros que no son otra cosa que la compra previa de compromisos que luego tendrá que cumplir el elegido o si no, ¿cuál sería la razón de los millones de pesos que donaron los narcotraficantes de Cali a la campaña que dio lugar al Proceso 8000?

Afirmar, o mejor echarle a uno el cuento chino de que las ayudas son desinteresadas, no es otra cosa que intentar mirarle  la cara de pendejo, pues la verdad es que no hay favor que no se pague ni deuda que no se cobre; esto lo sabe hasta el más ingenuo de los colombianos.

Los políticos que reciben donaciones cuantiosas quedan comprometidos por obligación o “agradecimiento” a no morder la mano que les dio de comer y ello se manifiesta defendiendo los intereses del donantes así haya que sacrificar los de los electores.

En materia política las alianzas o connivencias no son actos altruistas, son verdaderos negocios que se montan sobre la esperanza de un resultado ganador y si sabemos quién dio y cuánto podemos intuir qué nos va a pasar; si no, miremos al sector bancario.

Conozcamos estos detalles que constituyen las verdades detrás de las propagandas fantasiosas y las promesas ilusorias y votemos por cualquiera, pero hagámoslo, pues la apatía nos vuelve cómplices a todos, negándonos el derecho de quejarnos después.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad