Publicidad
Publicidad
Vie Dic 2 2016
20ºC
Actualizado 07:35 pm

La deuda griega y su lección para Colombia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-16 05:00:00

La deuda griega y su lección para Colombia

Los mercados no se han recuperado del sismo que generó la crisis en Grecia. Crisis que hay que decir, todavía amenaza con contagiar a España e Irlanda, que en caso de ocurrir, fácilmente podría infectar a más naciones y causar el hundimiento de la economía Europea en una nueva recesión.
La deuda griega y su lección para Colombia

Por ahora, el trance parece controlado gracias a la ayuda multimillonaria brindada por otros países como Alemania, pero los eventos deben ser tenidos en cuenta por naciones a lo ancho y largo del  mundo como Colombia, para aprender la lección y no caer en los mismos errores.

En otras palabras, no se puede ignorar cuáles fueron las causas que llevaron a Grecia al borde del precipicio.

De hecho, los beneficios de aprender de las equivocaciones de los demás son tan grandes, que ahí está el sector bancario nacional, que asimiló la enseñanza de sus propios errores a final de la década de los noventa, así como los cometidos por la banca estadounidense en años recientes y logró superar la crisis financiera mundial prácticamente sin problema alguno.

Por esa razón, el Estado colombiano debe hacer lo mismo en lo que al manejo de la deuda se refiere.

Es que prácticamente a eso se resume el asunto. A la relación entre la deuda y el Producto Interno Bruto, PIB, de un país. Para el caso de Grecia, sus compromisos sobrepasan el 115% de lo que produce la economía en su totalidad.

Incluso, hay muchos otros países con el mismo problema. Países que mientras no se den cuenta que sus gastos son inmensamente más grandes que sus ingresos por concepto de los impuestos y gravámenes que les cobran a sus ciudadanos, tarde o temprano pueden terminar en la misma situación. España, por ejemplo, deberá en el 2012 más del 75% de su PIB y Estados Unidos tiene proyecciones que de seguir el ritmo actual de gastos, podría llegar al 140% en dos décadas.

Afortunadamente, en Colombia la relación deuda PIB no supera el 55%, incluyendo lo que debe el sector privado. La cifra, entonces, demuestra un manejo cauto del endeudamiento.

No obstante, al compararlo con la poca inversión social, que se ve traducida en que en pleno siglo XXI este país no tenga carreteras dignas ni de principios del siglo XX, al tiempo que innumerables municipios no cuentan todavía con acueducto ni alcantarillado, para mencionar apenas dos ejemplos, se llega a la conclusión de que el endeudamiento podrá estar controlado, sí, pero de hacer un balance del costo frente a la utilidad, éste arroja números muy negativos.

Mientras en Colombia los presupuestos oficiales sigan destinándose a pagar burocracia inútil, además de los millones de millones de pesos que se pierden en los laberintos de la corrupción, cualquier deuda que no se refleje en bienestar para la población, debe considerarse como astronómica.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad