Radiografía de un accidente en moto | Noticias de santander, colombia y el Mundo

Lunes 22 de Septiembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Mundo
2008-09-07 05:00:00

Radiografía de un accidente en moto

Radiografía de un accidente en moto
La pared principal de la casa de Marina Camacho est√° atravesada por un tubo que sirve de apoyo a los primeros y delicados pasos de su nieto √ďscar Javier, ¬ďEl Pollo¬Ē, como todos lo llaman.

Al fondo, un peque√Īo tablero con las vocales en colores, est√° recostado junto a una cama, que desde hace tres meses se ha convertido en el refugio m√°s seguro para este joven deportista, quien el pasado 29 de mayo dej√≥ tirado en el fr√≠o cemento junto a su motocicleta, el sue√Īo de convertirse en futbolista profesional. Claro, fue un accidente y todo ocurri√≥ en un instante tan diminuto que √©l ni siquiera recuerda.

El tablero lo usa cuando su cerebro se resiste a dejarlo hablar o cuando sus se√Īas tampoco funcionan. Es su bast√≥n.

La vida de √ďscar Javier sigue, ahora, muy lentamente. Es un milagro, dicen sus familiares. Pero le ha tocado empezar de nuevo a sus 20 a√Īos; paso a paso, letra por letra.

Justo un d√≠a antes del accidente de √ďscar, Efr√©n Forero G√≥mez se estrell√≥ contra un cami√≥n en la v√≠a a Piedecuesta. Qued√≥ vivo pero no tuvo la suerte de √ďscar Javier porque muri√≥ cuando le quitaron el casco. Iba con su novia en una motocicleta.

S√≠, es un milagro, porque √ďscar Javier no hace parte de la lista de v√≠ctimas fatales en accidentes de tr√°nsito, pero sufri√≥ un trauma craneoencef√°lico que le dej√≥ inmovilizado el lado derecho del cuerpo y le arrebat√≥ el habla. Por eso su abuela, su t√≠a y su novia hablan por √©l, mientras este joven que estudiaba Educaci√≥n F√≠sica en las Unidades Tecnol√≥gicas de Santander, asiente con la cabeza y dice: ¬ďclaro¬Ö claro¬Ö¬Ē. Es como un suspiro.

Tragedia y lucha

Bajo su gorra se esconden las huellas de las cirugías que le salvaron la vida y que le atraviesan la cabeza de oreja a oreja.

El pelo le ha crecido bastante desde ese jueves al mediodía, cuando perdió el control de su motocicleta justo al frente de la Iglesia del barrio El Carmen en Floridablanca, por la Transversal Oriental.

Su abuela Marina dice que fue por culpa de un resalto. ¬ďEs que el ¬Ďpolic√≠a acostado¬í los desestabiliza. Es muy alto, tiene un boquete para que pasen las motos, pero √©l no lo vio¬Ö lo pas√≥ y ah√≠ perdi√≥ el equilibrio¬Ē. √ďscar Javier agrega: ¬ďclaro¬Ö claro¬Ē. Otro suspiro.

Hacía apenas tres días que trabajaba como cobrador de una empresa que comercializa medicamentos naturistas. Venía de La Cumbre. Estaba en su área de trabajo cuando por el impacto con el resalto voló, cayó de cabeza y fue a parar muy cerca de una palma.

Un mes m√°s tarde, el 5 de julio, Carlos Manuel Monsalve Cuadros, de 26 a√Īos, quien seg√ļn las autoridades tambi√©n perdi√≥ el control de su motocicleta, muri√≥ en el mismo lugar luego de chocar contra el separador de la v√≠a y golpearse la cabeza con la misma palma.

¬ďEso es¬Ö ¬°ufff...!¬Ē, es lo que dice √ďscar Javier sacudiendo su brazo izquierdo. √Čl no se rompi√≥ ni un solo hueso y hasta pudo pararse para subirse a la ambulancia, pero luego perdi√≥ el conocimiento. Le sal√≠a sangre por la nariz, los o√≠dos y la boca.

Blanca Stella Uribe, la fisioterapeuta que ha estado junto a √ďscar Javier, explica que √©l comprende lo que se le dice, pero no puede expresarlo. Y esa es su lucha y la de Marina, y la de Jaqueline, y la de Ludy, su mam√°, que √ďscar Javier describe poni√©ndose la mano izquierda en el coraz√≥n.

¬ďInicialmente, √©l hab√≠a tenido p√©rdida de la conciencia, p√©rdida de movimiento y adem√°s no hab√≠a comunicaci√≥n verbal. La comunicaci√≥n era con los ojos, busc√°bamos claves para que se comunicara¬Ē, afirma la fisioterapeuta.

Para esta mujer con 20 a√Īos de experiencia, √ďscar Javier es un afortunado porque entiende. Otros con este tipo de trauma, sufren da√Īos irreversibles.

Dur√≥ 14 d√≠as en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Cl√≠nica Carlos Ardila Lulle y su abuela Marina afirma que aunque se mov√≠a, no sab√≠a lo que estaba haciendo. ¬ďTiraba las manos, las piernas, pero no sab√≠a. Y tampoco hablaba. S√≥lo hasta los primeros d√≠as de agosto empez√≥ a soltar palabras gracias a las dos terapias diarias que recibe¬Ē.

Su t√≠a Jaqueline vuelve a repetir la misma palabra. Milagro. ¬ďA √©l le dieron cinco a√Īos para recuperar la movilidad y cinco tambi√©n para recuperar el audio. Y mire lo que ha logrado en tres meses¬Ē, dice.

Todos le insisten constantemente que pronuncie su nombre.
- ¬ďD√≠galo¬Ö¬Ē, le pide Jaqueline.
√ďscar Javier se siente como un ni√Īo y dice: √ďscar Javier.
Las mujeres a su alrededor hacen fuerza mientras lo oyen. Y celebran en silencio. Se les arruga el corazón.

Una lista larga

Luego del accidente de √ďscar Javier, el 7 de julio muri√≥ Orlando Alexander Lozano Jaimes, de 24 a√Īos, cuando choc√≥ su motocicleta contra un tractocami√≥n en la v√≠a que comunica a Piedecuesta con Floridablanca. Cinco d√≠as m√°s tarde, en el norte de la ciudad, Henry Pati√Īo Murillo, de 27 a√Īos, muri√≥ tras chocar contra un taxi en el sector de Vijagual. Tambi√©n conduc√≠a una motocicleta.

S√≠, fue un milagro. √ďscar Javier est√° vivo.
¬ďLa recuperaci√≥n ha sido bastante asombrosa. Inicialmente no pod√≠a voltearse boca arriba ni sentarse, ni asearse, ni comer. En este momento la recuperaci√≥n est√° en un 50 por ciento, porque ya tiene un control voluntario de su lado derecho, aunque el movimiento fino no es el adecuado para que sea funcional.
Adem√°s, no puede pronunciar una frase que tenga m√°s de tres palabras. Ha sido un proceso de constante aprendizaje¬Ē, explica la fisioterapeuta.
¬ďClaro, claro¬Ö¬Ē. Ese es otro suspiro. Y entonces √ďscar Javier hace una demostraci√≥n. Con mucho cuidado va de la mesa del comedor al tubo que atraviesa la casa de su abuela. Involuntariamente encoge los dedos de los pies y el brazo derecho. Toma aire y empieza a mover por casi dos metros, sus 56 kilos de peso, diez menos que el 29 de mayo. Paso a paso. Para, se devuelve y empieza de nuevo.

√ďscar Javier es hincha del Atl√©tico Bucaramanga. Mejor, es hincha de Sherman C√°rdenas, su amigo, otro joven que como √©l ya logr√≥ triunfar en el f√ļtbol con tan solo 19 a√Īos. √ďscar Javier entrenaba para la Primera Divisi√≥n del Atl√©tico Bucaramanga y estaba a punto de viajar a Bogot√° cuando todo ocurri√≥. O, cuando todo dej√≥ de ocurrir.
¬ďLas secuelas reales a√ļn no se saben¬Ē, dice su terapeuta.¬† ¬†
El 23 de agosto, en un fin de semana fatal, Fredy Hernando Castellanos rod√≥ contra las llantas de un Ford 150 rojo y Edwin Orlando Mateus de 32 a√Īos, perdi√≥ el control y se estrell√≥ en la v√≠a antigua a Floridablanca. Ambos murieron. Eran motociclistas.
Al día siguiente, tres personas más se estrellaron contra un bus y dos murieron. Eran Nazly Fernanda Velázquez y Rubén Darío Arango. Motociclistas.
En la madrugada del 25, la suma de v√≠ctimas fatales aument√≥. En el norte de Bucaramanga, una motocicleta choc√≥ de frente contra un veh√≠culo de servicio p√ļblico. Jackson Solano muri√≥ en el lugar de los hechos y Mayerly Serna muri√≥ mientras recib√≠a atenci√≥n m√©dica.
S√≠, fue un milagro. √ďscar Javier est√° vivo.
Ese milagro no lo tuvo Carlos Jefferson Marín, quien este miércoles fue embestido por una tractomula en el anillo vial. Venía de Lebrija. Murió instantáneamente.

La accidentalidad

En Bucaramanga, despu√©s de un estudio de tres meses, el Fondo de Prevenci√≥n Vial present√≥ los 30 puntos cr√≠ticos de accidentalidad en la ciudad, y explic√≥ que en todos se requiere mejorar la se√Īalizaci√≥n y la superficie de la rodadura de pavimento, as√≠ como impulsar un programa de pedagog√≠a para que conductores y peatones apliquen las normas.

Hern√°n Dar√≠o Alzate, director regional del Fondo de Prevenci√≥n Vial, afirma que ¬ďse esperar√≠a que la ciudadan√≠a tuviese un mecanismo expedito a trav√©s del cual se pueda comunicar con la Administraci√≥n Municipal, pero eso poco sucede¬Ē.

Gerardo Hern√°ndez, Comandante Operativo de la Direcci√≥n de Tr√°nsito que lidera la campa√Īa ¬ďCinco minutos en la v√≠a para preservar la vida¬Ē, la cual inici√≥ despu√©s del aumento de v√≠ctimas fatales en Bucaramanga la √ļltima semana de agosto, insiste en que la pedagog√≠a es muy importante.

¬ďLo hicimos ya en la zona norte porque all√≠ es donde se han presentado el mayor n√ļmero de accidentes. Durante la Feria de Bucaramanga vamos a hacer una sensibilizaci√≥n en los centros nocturnos y continuaremos con el proceso de controles de embriaguez¬Ē.

Publicada por
ELIZABETH REYES LE PALISCOT
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducci√≥n total o parcial, sin autorizaci√≥n escrita de su titular. Términos y condiciones