Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
19ºC
Actualizado 07:36 am

Elecciones: Lo que está en juego es la democracia | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-19 05:00:00

Elecciones: Lo que está en juego es la democracia

La semana pasada el candidato Santos sostuvo que la Fiscalía debería depender del Presidente. La propuesta fue calificada de “cínica” por Petro y como “una barbaridad” por Pardo. Mockus también desechó la pícara iniciativa. Es -en todo caso- una propuesta inconstitucional. Si estas son las propuestas del doctor Santos Positivos ahora, imagínense las barrabasadas que propondrá si -Dios no lo quiera- llega a ganar. No sorprende su planteamiento ya que un frustrado anhelo de su mentor Álvaro Uribe en los últimos meses ha sido el de contar con un fiscal de bolsillo. ¿Por qué será que a Santos y a Uribe les da culillo tener un Fiscal competente e independiente?
Elecciones: Lo que está en juego es la democracia

Se entiende la preocupación ya que un Fiscal independiente, como el actual encargado, procesa a socios del dúo Uribe-Santos. La semana pasada la Fiscalía acusó de cohecho el ex ministro Sabas Pretelt. Y si Sabas termina condenado por participar en la “compra” de la primera reelección uribista, es la legitimidad misma del segundo periodo de Uribe la que sería cuestionada, como advierten algunos. La Fiscalía también cuestionó a los promotores del fracasado referendo reeleccionista y está a punto de establecer que los acosos criminales del DAS se originaron en la Presidencia. Todo esto demuestra que el fiscal encargado Mendoza Diago ha hecho mejor su trabajo que el anterior, Mario Iguaran (exfuncionario de Uribe), que estaba en propiedad, lo que confirma de paso que no es cierto que la actual situación de interinidad de la Fiscalía sea nociva para el país.

Es crucial lo que se define en las próximas elecciones. Y la cosa no está fácil, ya fuimos testigos de la masiva circulación de plata “legal” e “ilegal” en las pasadas elecciones de Congreso. Por ello resulta difícil entender que candidatos que tienen afinidades -como Mockus y Petro- hayan cerrado las puertas a una unión para la segunda vuelta.

El pleito empezó con declaraciones de dirigentes del Polo que acusaron a Mockus de ser igual a Santos. Si esto es así ¿por qué les aterra a los uribistas “purasangre” la posibilidad de un triunfo de Mockus? Pero Mockus también la embarró la semana pasada al insinuar que el Polo era blandengue con las Farc, típico exabrupto uribista. Así que –señores candidatos- pónganse serios, lo que está en juego es la esencia misma de la democracia.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad