Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 3 2016
20ºC
Actualizado 07:35 pm

La educación: ¿un derecho? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-20 05:00:00

La educación: ¿un derecho?

Este derecho, tan nombrado por los candidatos presidenciales en campaña sigue sin que ninguno llegue a precisar cómo plasmará sus ideas y promesas en la realidad colombiana de los próximos años. Para Mockus y Fajardo, ambos marcados por la academia, la educación en todos sus niveles, formal y no formal, es la base de formas de convivencia no violentas, base también del desarrollo sostenible de una nación. Razones tienen para afirmarlo así; razón tienen de darle importancia primordial a esta posible fuente de las más desalmadas y profundas injusticias. Y, lo crea o no nuestro candidato preferido, la injusticia alimenta las violencias, sin justificarlas.
La educación: ¿un derecho?

La verdad es que en Colombia, el derecho a la educación poco se respeta. La refrescante y valiente protesta de niños y niñas del municipio de Tona, quienes con propiedad pidieron que se nombraran docentes en su colegio, es testimonio de las penurias por las que pasa la educación en zonas rurales.

Y, lamentablemente, no se puede decir que sea una excepción. De otra manera, estudiantes de un colegio de Floridablanca protestaron frente a la Alcaldía por el retraso en los nombramientos de personal administrativo y de aseo. Puede ser parte del proceso educativo que el alumnado participe en el aseo de su salón de clase y colegio, puede que así entienda la necesidad de no ensuciar tanto, pero no es formativo llegar más tarde a casa o perder momentos de estudio por estar limpiando baños y partes comunes. Supimos de colegios en los que los “padres de familia”, es decir unas mamás, debían hacer turnos de aseo en el colegio de sus hijos. ¿Será eso lo que se entiende por acercamiento entre familias y docentes?

Asegurar la educación formal de sus hijos es para muchos padres/madres de familia meterse en un laberinto sin salida que les da muchos dolores de cabeza al sentirse agobiados por las exigencias de instituciones y docentes. ¿Educación gratuita? Con expulsión de clase por uniforme incompleto o demasiado corto o por usar bata de laboratorio de otro colegio, y la consiguiente reducción de puntos por no asistir a clase. Así es factible “perder la materia por uniforme”.

Reformas, ha habido muchas, grandes e irrisorias. Este año un cambio significativo (¿de qué?) es que cada colegio tiene autonomía para calificar con letras o con números de 1 a 3, de 1 a 5 o 10 o 20… Y, en cualquier caso, se puede “rebajar” por disciplina, asistencia o uniforme.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad