El problema demográfico | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
23ºC
Actualizado 05:49 pm

El problema demográfico | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-20 05:00:00

El problema demográfico

Hace más de treinta años, Oriana Fallad, una de las periodistas italianas de más prestigio, hace poco desaparecida, le hizo una entrevista a Robert Jungk, autor de la obra “El mañana ya está aquí”, best seller que conmocionó a Europa y Estados Unidos. Una de sus mayores preocupaciones era la proximidad del año 2000 y el aumento desmesurado de la población. Anotaba que en los últimos cien años, la humanidad había consumido más bosques, hierro y carbón que desde el comienzo de su historia. No habrá espacio para albergar más gente a la tasa de crecimiento demográfico actual. La única manera de evitar los nacimientos es convencer a la gente de planificar; cobrar más impuestos a quienes tengan muchos hijos, pues tener un hijo es un lujo que cuesta.
El problema demográfico

Otras frases de su autoría que siguen vigentes son: “un hombre que no ha nacido pertenece a la nada. Un hombre que ha nacido es un capital precioso que hay que conservar el mayor tiempo posible... Cuando el Papa vino a Nueva York, afirmó que todos debemos disfrutar del banquete de la vida... Si nosotros hemos nacido ¿por qué no permitir que nazcan y vivan otros? Porque ya no será un banquete, sino una mesa vacía...”. Los científicos han comprobado que los hombres como los animales, se vuelven enfermos y neuróticos cuando viven en poco espacio, sin ver el mar, el cielo, los árboles.

La belleza de la tierra ha venido desapareciendo porque el hombre la ha tenido que aprovechar no para disfrutarla, sino para sobrevivir. La gran crisis de alimentos que previó la FAO hace más de tres décadas ya llegó, y la desnutrición del cuerpo conlleva la del alma. La irreparable tragedia que a diario vivimos con la muchedumbre de niños indigentes en todas las esquinas, o integrando buena parte de los ejércitos irregulares conformados por criminales, ratifican esta cruda realidad. El Diluvio no fue querido por Dios, fueron los hombres los que lo buscaron. No deseamos que Dios se arrepienta de haber puesto el hombre sobre la Tierra. A mediano plazo, las generaciones futuras poco tendrán para disfrutar y sí mucho para sufrir, si no se controla la población.

La demografía es un tema prioritario en la agenda de cualquier programa de gobierno. La razón de ser del Estado es el hombre; si no se repara sobre la trascendencia que tiene el prodigarle bienestar, el fundamento de toda causa que promuevan los líderes en una sociedad, desaparece.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad