Confusiones electorales | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-21 01:21:21

Confusiones electorales

A solo pocos días de las elecciones presidenciales, siguen reinando algunas confusiones sobre los candidatos en la conciencia de muchos colombianos. Confusiones que de una manera u otra perjudican la decisión de los ciudadanos el próximo 30 de mayo.
Confusiones electorales

Para empezar, quiero aclarar que casarse encima de un elefante o bajarse los pantalones no es ningún crimen. Los crímenes son otros, y de esos son los que nos debemos preocupar. Acciones en los cuales el candidato Antanas Mockus no tiene ninguna experiencia, como la corrupción, el clientelismo y la cultura del atajo. Se encuentra confundido el elector que cree sumamente grave que una persona celebre el matrimonio en un circo, y no le ofende que las campañas electorales se hagan por medio de picardías.

Se encuentra algo confundido el que considera que la inexperiencia del candidato Verde reside en su desconocimiento para manejar al país. Todo lo contrario, no tiene ni la menor idea de mentir o robar los recursos públicos, pero sí ha tenido una preparación integral llena de logros y éxitos contundentes para gobernar la sociedad, transformarla y mejorarla.

Para seguir el análisis, está equivocado el elector si cree que con Juan Manuel se arma una guerra con Venezuela, o que con Antanas se le va entregar el país a Chávez. Más allá de que considere que uno de los candidatos beneficiará mucho más al país, estoy seguro e que ni Santos ni Mockus, cometerán semejantes barbaridades. La decisión electoral no deber estar influenciada por el concierto político, vergonzoso y carente de esencia, que lideran Chávez, Correa, Evo y Ortega.

En la misma línea creo que no está bien pensar que un Presidente con un gran número de congresistas es garante de prosperidad para el país. Lo que se necesita es un Presidente que con 1 o 100 miembros en el legislativo trabaje alrededor de los argumentos y se niegue a otorgar dadivas y comprar los votos de los parlamentarios con puestos. En la Casa de Nariño necesitamos una persona que lleve su relación con el parlamento apegado a los principios básicos: honestidad y respeto al otro. No entiendo porqué muchos se sienten orgullosos de que X o Y candidato tenga una gran bancada parlamentaria, si aquella está conformada por personajes que brillan por su ausencia a la hora de luchar contra la corrupción o apoyar la construcción del bien común.

Lo que necesitamos no es un partido político poderoso. Colombia requiere es un líder que trabaje no para beneficiar a sus copartidarios, sino a todos los colombianos que esperan tener en el gobierno a un aliado de la prosperidad. Se debe construir un gobierno con meritocracia y no con una telaraña de cuotas clientelistas.

El camino hacia la mejor decisión es el conocimiento a fondo de lo que realmente necesitamos de un candidato. No nos dejemos llevar por prejuicios e influencias que afectan la democracia. Colombia debe votar libremente y sin confusiones.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad