Publicidad
Publicidad
Lun Dic 5 2016
23ºC
Actualizado 04:03 pm

Desempleo y tasas de interés | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-07 01:21:46

Desempleo y tasas de interés

La tasa de desempleo continu√≥ subiendo hasta llegar al 12.1% en julio (hace un a√Īo estaba en 11.2%), lo que significa 250.000 personas m√°s que buscan trabajo y no lo pueden encontrar,
Desempleo y tasas de interés

y otros tantos hogares colombianos que no tienen los ingresos necesarios para vivir. El desempleo viene creciendo aceleradamente desde finales del a√Īo pasado, cuando la tasa se ubic√≥ en 9.4%, y en los √ļltimos 9 meses han desaparecido 760.000 puestos de trabajo.

Ante la evidencia de las cifras del DANE que reflejan esta tragedia social y econ√≥mica producida por las pol√≠ticas equivocadas de su gobierno, el presidente Uribe recurri√≥ a su estrategia predilecta de que la mejor defensa es el ataque, y muy r√°pido pas√≥ de acusado a acusador. Esta vez el objetivo de sus cr√≠ticas fue el Banco de la Rep√ļblica, por su decisi√≥n de subir las tasas de inter√©s para combatir la inflaci√≥n. Seg√ļn el Presidente, el aumento de la tasa de desempleo ¬ďpuede indicarnos que con una tasa de inter√©s tan alta, se frena en el pa√≠s el consumo, se frena la creaci√≥n de empleo y se frena la tendencia de disminuci√≥n de la pobreza¬Ē.

Dada la enorme credibilidad del Presidente, no es raro que hoy la mayor√≠a de la opini√≥n p√ļblica crea que el Banco es el responsable del aumento del desempleo. Pero esto no es cierto y existen s√≥lidos argumentos econ√≥micos que desvirt√ļan las cr√≠ticas presidenciales.

En primer lugar hay que se√Īalar que no siempre las bajas tasas de inter√©s sirven para estimular la creaci√≥n de empleo y disminuir la pobreza. Es lo que est√° pasando en los Estados Unidos, donde el Banco Central ha bajado 16 veces sus tasas de inter√©s y el desempleo ha seguido creciendo hasta llegar al 6,1%, el nivel m√°s alto de los √ļltimos seis a√Īos. Tambi√©n ha aumentado el n√ļmero de pobres en ese pa√≠s, pero no por las medidas monetarias sino por las inequitativas pol√≠ticas tributarias del gobierno Bush.

Por el contrario, es cierto que en determinadas circunstancias el alza de los intereses puede inducir una recesi√≥n y destruir empleos, tal como sucedi√≥ a finales de los noventa cuando el Banco de la Rep√ļblica elev√≥ sus tasas 15% por encima de la inflaci√≥n, asfixi√≥ a la econom√≠a, quebr√≥ a miles de empresas y deudores e indujo una ca√≠da del PIB del 4.5%. Pero las circunstancias actuales son muy distintas: las tasas de inter√©s est√°n s√≥lo 2.5% por encima de la inflaci√≥n y los cr√©ditos bancarios contin√ļan creciendo a tasas cercanas al 20% anual. S√≠ hay una desaceleraci√≥n respecto de los exagerados crecimientos de la cartera de a√Īos anteriores ¬Ėque llegaron hasta el 50% anual-, pero no se puede calificar de contracci√≥n excesiva esta necesaria terapia contra el recalentamiento de la econom√≠a.

De otra parte, no se puede olvidar que estamos muy lejos de una recesión pues aunque el PIB se ha frenado un poco, sigue creciendo por encima del 4%. Si con esta tasa de crecimiento, que es superior al promedio histórico, el aparato productivo colombiano no es capaz de generar suficientes puestos de trabajo, no se le puede echar la culpa a las tasas de interés sino al modelo económico neo-conservador de este gobierno y a sus políticas tributarias que desestimulan la creación de empleo. El presidente de la Andi afirmó hace poco que la confianza no es suficiente para impulsar el crecimiento económico, y habría que complementarlo diciendo que los estímulos a la inversión no son suficientes para generar empleo, e inclusive pueden aumentar el desempleo.

Finalmente, el desempleo ha aumentado a pesar de que en julio hab√≠a 400.000 personas ocupadas m√°s que hace un a√Īo (el Presidente exager√≥ cuando dijo que eran 780.000), pues en el mismo per√≠odo aument√≥ en 650.000 el n√ļmero de personas que salieron a buscar trabajo forzadas por la p√©rdida de capacidad adquisitiva de los ingresos familiares, es decir, por el aumento de la pobreza.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad