Dom Dic 4 2016
20ºC
Actualizado 06:49 pm

Del Ipiranga a Bucaramanga | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-22 05:00:00

Del Ipiranga a Bucaramanga

V√≠tor Kawakami, poeta y escritor de figura enjuta y quijotesca, llama la atenci√≥n con su poema ¬ĎLa muerte del comendador de almas¬í: Antonio Crispim Vir√≠ssimo, un mineiro africano que cantaba ¬ďvissungos¬Ē, las historias de sus ancestros en lengua bant√ļ. Crispim ten√≠a una memoria formidable hasta cuando muri√≥ en la pobreza, rodeado de la riqueza material de visitantes intelectuales.
Del Ipiranga a Bucaramanga

De las riberas del Ipiranga lleg√≥ V√≠tor a Milho Verde, un afamado pueblecito en el estado de Minas Gerais, a donde tambi√©n lleg√≥ Dios ¬ďa descansar de construir la deconstrucci√≥n m√°s perfecta¬Ē.

Enamorado de la naturaleza de Milho Verde, se top√≥ con una belleza colombiana, Esther Pe√Īa, una linda palmire√Īa radicada en Brasil desde muy temprana juventud, y que ahora habla un hermoso ¬ďportu√Īol¬Ē, que ha cambiado el ¬ďo√≠s¬Ē propio de los ca√Īaduzales vallunos por el ¬ďoi¬Ē t√≠pico de la conversa brasile√Īa.

Kawakami ya hab√≠a recorrido todo el Brasil y el Cono Sur, pero le faltaba conocer las tierras arriba de Cuzco y Arequipa, y encontr√≥ en Esther la excusa perfecta para visitar Colombia. El periplo inici√≥ en Belo Horizonte, capital de Minas Gerais, para seguir en el ¬ďtren de la muerte¬Ē por el extenso Mato Grosso del Sur hasta la planicie boliviana. Subieron luego, mochila al hombro, a la c√ļspide en donde el lago Titicaca juguetea con el sol, y de ah√≠ hacia Bucaramanga.

El portugu√©s brasile√Īo

Es una lengua que invita al di√°logo, y eso explica la armon√≠a entre tantos seres humanos que comparten ese inmenso tapiz verde-amarillo y en donde se sobrelleva una enorme desigualdad social. Son millones de personas que supieron soportar con estoicismo la carga de una dictadura de veinte a√Īos que, con la ayuda rom√°ntica de su lengua, hizo que casi fuese una ¬ďdictablanda¬Ē, al compararla con las otras de habla espa√Īola que pululaban en el Cono Sur.

Se dice que la tortura fue el arma predilecta de los usurpadores en esos a√Īos aciagos (1964-1984) para evitar quiz√°s el di√°logo, porque con la tersura de ese idioma tan bello¬† ser√≠a posible que los poetas los vencieran.

Kawakami naci√≥ exactamente en la mitad de la dictadura, en 1974, cuando ya poetas y cantores como Chico Buarque, Caetano Veloso, Mar√≠a Beth√Ęnia y Geraldo Valdr√© minaban al obeso chafarote, cant√°ndole: ¬ď¬Ö De puro gorda, la marrana ya no anda; y de tanto usar el cuchillo, ya no corta¬Ö¬Ē.

El hecho de haber sido parido en medio de semejante estropicio hace que la rebeld√≠a l√≠rica de Kawakami aflore en el libro ¬ĎBem-me-queres malmequeres¬í, cuyos poemas, seg√ļn su editor, Euler Rugno, ¬ďson el resultado de la m√°s ingenua confianza en el poder de escribir bajo inspiraci√≥n, y es por eso generadora de im√°genes ¬ęd√©mod√©s¬Ľ, ¬ęold ¬ęstyle¬Ľ, antiguas¬Ē. Por ejemplo, el bello poema ¬ĎDe pensar muri√≥ un burro¬í remata en esos ¬ďsenos que tapan el coraz√≥n desocupado¬Ē. En otra obra virtual, ¬ĎPoes√≠a salvaje¬í, publica ¬ĎEl eterno presente en blanco y negro¬í, y ah√≠ encontramos ¬ĎLa historia suramericana es tr√°gica¬í, dedicada a los colombianos.


Minas Gerais y Santander

Kawakami encuentra semejanzas entre Santander y Minas Gerais en lo verde de sus paisajes, y se agrega a ello una similitud m√°s extensiva con el Brasil entero por la proliferaci√≥n de apellidos portugueses en nuestras tierras: Almeida, Barbosa, Ferreira, Meneses, Pinto, Santos, Serpa, Silva; las minas de oro de Vetas y California, el verde-amarillo del escudo del Atl√©tico Bucaramanga, el cerro de Pan de Az√ļcar, en Terrazas,¬† hom√≥nimo de ese morro carioca muy reconocido en todo el mundo; y Morrorrico, ese Corcovado chiquito en donde se alza imponente el Cristo Redentor;¬† y las tanajuras, esas hormigas culonas que deleitan los paladares de las zonas √°ridas del nordeste brasile√Īo.

Parafraseando al mexicano Benito Ju√°rez, Benem√©rito de las Am√©ricas, podr√≠a decirse: ¬ďTan lejos de Brasil y tan cerca de los Estados Unidos¬Ē, para abogar por la masificaci√≥n del aprendizaje de este hermoso idioma y acercarnos m√°s a nuestros vecinos, con quienes solo nos entendemos por medio de la redondez de una pelota de f√ļtbol.

Aprovechemos a V√≠tor Kawakami¬† que ha decidido quedarse entre nosotros por un rato,¬† mientras siembra ac√° la semilla del ¬ďmilho¬Ē verde de su poes√≠a m√°gica.

caja biogr√°fica

Vítor Kawakami

¬ē¬†¬† ¬†Naci√≥ en 1974 en Araraquara, estado de S√£o Paulo. Dirigi√≥ el cortometraje ¬ĎCabeza de hielo¬í, un filme experimental lanzado en 2003. Como escritor public√≥ en 2004 ¬ĎSin ruta, tristes periplos¬í, un diario de viaje por la Sierra do Cip√≥,¬† y el libro de poemas ¬ĎBem-me-queres, malmequeres¬í. Organiz√≥ ¬ĎSempre Viva, bolet√≠n po√©tico¬í, un peri√≥dico que divulga la poes√≠a en el Valle del Jequitinhonha (Minas Gerais). Actualmente se desempe√Īa como profesor de portugu√©s en la Universidad Industrial de Santander, y los s√°bados por la tarde coordina en la Biblioteca Gabriel Turbay un ciclo del cine brasile√Īo.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad