Malasia, otro Tigre Asiático (II) | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Ene 22 2018
28ºC
Actualizado 02:00 pm

Malasia, otro Tigre Asiático (II) | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-07 01:22:51

Malasia, otro Tigre Asiático (II)

Malasia, otro Tigre Asiático (II)

no vistan faldas cortas ni shorts y lleven los hombros cubiertos. Sin embargo, la mujer no es víctima de discriminación como en otras sociedades islámicas. La homosexualidad es considerada una aberración y manifestarla públicamente constituye un delito. Tomar bebidas alcohólicas en público es mal visto aunque esté permitido a los turistas.

La religión oficial es el Islam, pero existe libertad de cultos. 56% de la población es malayo-musulmán, un 30% son chinos budistas y confucionistas, y los demás hinduistas, cristianos etc.

A pesar de las leyes discriminatorias laborales y políticas (el acceso a los puestos públicos es exclusivo de los nativos) de las minorías, el país ha tenido en las pasadas décadas un crecimiento económico promedio del 9% anual; no hay desempleo, el salario mínimo es cercano al millón de pesos colombianos y los chinos se las han ingeniado para mantener su poder económico.

La floreciente economía malaya está basada en la industria, la minería, la agricultura y la explotación maderera que ya ha devastado un 60% de las selvas. Acaba de salir un decreto que ordena sembrar solamente árboles de madera fina en los parques y lugares públicos ya que así se tiene una reserva para los momentos de crisis.

Malasia es un país con amplias reservas petrolíferas y gasíferas que refina y exporta a los países vecinos; es el tercer país del mundo en la producción de estaño.

Respecto a la industria, es el primer productor mundial de partes electrónicas y el primero de automotores en el sudeste asiático.

Malasia produce el 50% mundial de aceite de palma, es el tercer productor mundial de caucho y el cuarto de cacao. El aeropuerto de Kuala Lumpur, recién inaugurado y el más moderno de Asia, ya se quedó pequeño ante el auge comercial y turístico. Todo el transporte público funciona a la perfección, los taxis son baratos, es muy fácil alquilar un carro, y allí se corre un circuito de la Fórmula 1.  Los trenes son rápidos, eficientes, cómodos y puntuales.  Se reciben todas las tarjetas de crédito y en muy bueno el servicio telefónico.    

Su población actual se acerca a 25 millones de habitantes, pero se espera que en 2020 alcance los 70 millones debido a las generosas bonificaciones gubernamentales por cada hijo de la etnia malaya.  Mientras en el vecino Vietnam se penaliza a quien tiene más de dos hijos y en China a quien tiene más de uno, Malasia propicia la explosión demográfica ya que se necesitan trabajadores y, por motivos raciales y religiosos, no quieren más inmigración y prefieren la población nativa de etnia malaya.

El auge económico malayo se debe además de las enormes riquezas naturales, a la disciplina, al trabajo y a que los políticos, que en toda parte roban, allí roban poco.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad