Salín Antonio esperan su regreso | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
23ºC
Actualizado 12:56 pm

Salín Antonio esperan su regreso | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-23 05:00:00

Salín Antonio esperan su regreso

Hoy se cumplen dos a√Īos del secuestro del cabo Sal√≠n Antonio Sanmiguel Valderrama, a quien las Farc se llevaron tras un enfrentamiento con el frente 21 en El Tambo, Tolima.
Salín Antonio esperan su regreso

¬ďEl problema no fue hallarte, el problema es olvidarte. El problema no es tu ausencia, el problema es que te espero¬Ē, son las frases que cada ma√Īana sagradamente le repite Ang√©lica L√≥pez a su esposo, el cabo Sal√≠n Antonio Sanmiguel, en los mensajes radiales que le env√≠a desde hace dos a√Īos, cuando la guerrilla de las Farc decidi√≥ separar sus vidas.

A ella, la popular estrofa del cantautor guatemalteco, Ricardo Arjona, no sólo la inspira porque era la canción preferida de Salín, sino porque en este momento describe a la perfección su realidad.

Durante los seis a√Īos que alcanzaron a permanecer juntos, √©l se la cantaba todas las noches antes de irse a dormir; ahora, cuando la distancia les impide compartir la misma cama, ella lo hace una y otra vez. Eso s√≠, ¬ďgustosa¬Ē, porque el amor que siente por su ¬ďmu√Īeco hermoso permanece intacto¬Ē.

Desde el 23 de mayo de 2008, fecha en que el cabo Sanmiguel fue secuestrado en El Tambo (Tolima), tras un enfrentamiento con el frente 21 de las Farc, Angélica se juró esperarlo. Eso sí, sin importar cuánto tiempo deba hacerlo.

El mejor s√≠mbolo de ese amor es Samanta, su hija, quien con dos a√Īos de edad y de ausencia de padre, ha tenido que conformarse con verlo √ļnicamente por fotos y unos cuantos videos. Eso le ha tenido que bastar para reconocerlo y decirle con cari√Īo ¬ďpapito lindo¬Ē.

Casi todos los d√≠as Ang√©lica le repite la grabaci√≥n en la que Sal√≠n aparece habl√°ndole, cuando ella apenas ten√≠a ocho meses de embarazo. As√≠ ¬ĎSami¬í, -como le dec√≠a cari√Īosamente su padre antes de nacer- ha logrado identificar su imagen.

Por estas y muchas razones m√°s, ella est√° segura de una cosa: ¬ďNo quiero y no puedo olvidarlo¬Ē. Todos los d√≠as se llena de valor y le pide a Dios que su esposo regrese pronto a su lado, para que pueda ver la ¬ďmaravilla de regalo que nos dio la vida¬Ē.

Los recuerdos

Ang√©lica es poco amiga de aparecer ante los medios de comunicaci√≥n. Esa tarea se la deja a la mam√° del uniformado, la se√Īora Olga Mercedes Valderrama. La raz√≥n es muy sencilla: ¬ďCada intervenci√≥n es pasajera (...) no pasa nada m√°s¬Ē.

Esta vez fue diferente porque quiere hacerle llegar un mensaje de esperanza y alegr√≠a a su esposo. ¬ďNo quiero que se imagine cosas. Quiero que sepa que voy a esperarlo el tiempo que sea necesario y que lo amamos¬Ē.

Entonces, su voz comienza a temblar cuando lo imagina en la selva ¬ďpegado a un radio esperando nuestros mensajes (...) enfermo o simplemente cansado¬Ē. Por esta raz√≥n, nunca lo ha dejado de tratar con infinito afecto y procura leer casi a diario las cartas que se escrib√≠an cuando novios.

Sin embargo, es imposible seguir con una vida normal. Desde hace dos a√Īos Ang√©lica no sale a bailar, ni con sus hermanos o amigas m√°s cercanas. ¬ďTodo me lo recuerda. Cada canci√≥n lo trae de nuevo a mi memoria y pone en mi cabeza recuerdos demasiado gratos¬Ē.

Mucho menos sabe qu√© es ir a cine o comer hamburguesas, pues ese era su plan favorito desde cuando eran novios, hace casi nueve a√Īos. La joven, de 25, no puede olvidar que su esposo era ¬Ďadicto¬í a ver todas las pel√≠culas de Disney.

¬ďSe las sab√≠a todas. No hab√≠a una que no conociera y a√ļn as√≠ las repet√≠a. No le importaba verlas dos o tres veces y se las gozaba igual¬Ē.

Para ella, cada uno de esos momentos es sagrado ahora y aunque reconoce que le hace da√Īo pensar en el pasado, asegura que es imposible dejar atr√°s al hombre del que a√ļn est√° enamorada.

Curiosamente, en el conjunto residencial donde vive tambi√©n lo hace Gladys Duarte, esposa del sargento Arbey Delgado. Para Ang√©lica, es muy triste saber que su amiga lleva 12 a√Īos con la misma espera y prefiere pensar que la suya no ser√° tan larga. Por eso rechaza cualquier comentario que la lleve a imaginarlo: ¬ďGladys algunas veces me dice que a m√≠ me hacen falta 10 a√Īos m√°s. Pero yo no creo, porque Dios nos va a sacar de esto muy pronto¬Ē.

Sus mujeres

La vida de Salín parece haber estado rodeada siempre de mujeres. Además de su esposa y su hijita, están su mamá Olga Mercedes, su hermana Alissa Indira y su tía Hilda.

Todas han sido fieles acompa√Īantes en su dolor y han permanecido juntas para darse √°nimo.

El pasado 13 de abril las Farc enviaron la primera prueba de vida del cabo desde que se lo llevaron retenido. Ese fue el mejor d√≠a de sus vidas. As√≠ lo narra la se√Īora Olga: ¬ďEst√°bamos muy contentas y no paramos de llorar. Desde el d√≠a de su secuestro le hab√≠amos pedido mucho a Dios para que por fin llegara ese momento y con la voluntad de √Čl, se dio¬Ē.

El video de supervivencia se conoci√≥ un d√≠a antes de que su hermanita cumpliera 15 a√Īos; lo que fue considerado como el mejor regalo.

Con la fe que la caracteriza, la misma que le inculc√≥ desde peque√Īo a su hijo, la se√Īora Olga cuenta que todos los d√≠as reza por √©l y espera que ¬ďsiempre est√© fortalecido y est√© cogido de la mano de mi Dios, para que pronto est√© fuera de la selva¬Ē.

Por eso hoy, cuando el reloj marque las cero horas, toda la familia Sanmiguel Valderrama, integrada en su mayor√≠a por mujeres, permanecer√° unida pidiendo un milagro para que el ¬ďnegrito hermoso¬Ē vuelva a la libertad.

EL SECUESTRO

San Miguel Valderrama fue secuestrado en el Tambo (Tolima), el 13 de mayo del 2008, en medio de un enfrentamiento con el frente 21 de las Farc, a la una de la ma√Īana, en el puesto militar de Cajamarca. All√≠ murieron cinco militares.

El cabo, de 25 a√Īos, estuvo desaparecido durante los 17 d√≠as posteriores al enfrentamiento y solo tuvieron noticias cuando su madre Olga Valderrama y su esposa Ang√©lica L√≥pez, recibieron una llamada de un guerrillero del frente 21 de las Farc, que les confirm√≥ que hab√≠a sido secuestrado y que ten√≠a buen estado de salud, aunque ¬ďten√≠a apenas unas esquirlitas¬Ē.

APARTES DEL MENSAJE

¬ď(¬Ö) Mam√° en especial quiero decirte lo que yo hago cotidianamente, hago manillas (pulseras), como te das cuenta es mi hobbie, leo la palabra de Dios, tengo lo necesario, me han proporcionado lo necesario para vivir mis captores, estoy bien an√≠micamente no he dejado mi alegr√≠a, sigo fuerte y esperanzado en la propia libertad m√≠a y en la de mis compa√Īeros¬Ē.

¬ď(¬Ö) Quiero sacarte de una duda, en la incursi√≥n armada tuve una herida, ya se san√≥ con la medicina que me dieron mis captores y la rinitis, no tengo ning√ļn problema con ello. Leo constantemente la palabra de Dios, he le√≠do los 4 evangelios y en fin toda la palabra de Dios. No se preocupen, sigo con muchas ganas de vivir, he puesto la fe en que todo se va a solucionar¬Ē.

¬ď(¬Ö) El trato de mis captores ha sido bueno, entre las posibilidades, sobre el tema humanitario, mam√°, y aunque es un poco dif√≠cil decirlo, por mi sentido de ser militar, s√© que sabes que yo soy el √ļltimo de los canjeables, del reducido grupo de los canjeables, somos 21 solamente, pr√©stale a todas las madres de Colombia y a la comunidad internacional, pr√©stales todo el apoyo, por haberse solidarizado con nuestra causa¬Ē.

¬ď(¬Ö) A mis hijas, Tatiana y Sami, las amo, las adoro, pronto pap√° va a estar con ustedes, abraz√°ndolas, jugando con ustedes, que me recuerden con positivismo siempre. Yo no pienso cosas malas, tu ver√°s, tu ahora est√°s a la cabeza de la familia, recuerden no son 4 mujeres son 5 y muchas m√°s las mujeres de mi familia, pero todas las tengo en mi coraz√≥n.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad