Publicidad
Jue Mayo 25 2017
23ºC
Actualizado 06:39 pm

¿Y el contenido programático? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-23 05:00:00

¿Y el contenido programático?

A una semana de realizarse la primera vuelta para elegir al nuevo Presidente, las propuestas de fondo de los candidatos en temas álgidos para el país productivo, económico y social, no han ocupado el lugar que deberían. El debate ideológico y el contenido programático, han estado sepultados en los frenéticos anuncios de las encuestas y los debates. Quizá el tema más ausente del discurso ha sido el desarrollo rural. A los ojos del sector agropecuario, el 7 de agosto termina el único gobierno que en más de medio siglo, volvió sus ojos al campo.
¿Y el contenido programático?

Y es que las pocas palabras de los candidatos frente al tema del “agro”, contrastan con los galimatías mediáticos que no han dejado de espolear en las problemáticas negociaciones de los Acuerdos comerciales, para vapulear al sector desconociendo sus realidades, que no son preocupación exclusiva de los productores agropecuarios. Aún es un albur, por ejemplo, cómo superar las limitaciones de competitividad de la economía y garantizar el acceso de nuestras exportaciones a otros mercados. Los acuerdos comerciales son el medio pero no garantizan la exportación. Más aún si sabemos que la inversión se está volcando hacia minas e hidrocarburos.

Sólo estos dos retos ameritan respuestas desde el frente de formación de capital humano, políticas de empleo, una agenda pública para la construcción de vías e infraestructura, el desarrollo en materia de ciencia y tecnología y salidas en el tema de la tasa de cambio, para evitar una “enfermedad holandesa”, entre otros. Y las propuestas de los candidatos –algunas más etéreas que realistas han ido desde la defensa y preservación de los recursos naturales, fortalecer la autonomía y productividad regional, desconcentrar o democratizar la propiedad rural, crear cuatro bancos públicos, disminuir la informalidad laboral y hasta crear un fondo de crédito alimentario y apuntalar la investigación.

Loables intenciones, sin duda. Pero si vamos a ir a las urnas, que lo hagamos con la conciencia de que las decisiones que se van a tomar en el siguiente cuatrienio, serán particularmente sensibles para nuestro desarrollo como economía y como sociedad. El país está ante una coyuntura especial, mediada por la globalización de los problemas ambientales, alimentarios, energéticos y financieros que, en el resto del mundo hicieron volver los ojos hacia el sector rural. Colombia no puede ser la excepción. Por ello habría que esperar a que en el lapso que resta para la primera y la segunda vueltas, los candidatos le aclararen a los colombianos cómo y cuánto cuestan sus propuestas. A fin de cuentas, la crisis de los mercados internacionales puso a temblar al sector real y con él, los indicadores del PIB y de empleo. Recesión de la que apenas estamos saliendo. Con lo cual, cabe la pregunta sobre el espacio fiscal que va a tener el próximo gobierno para ejecutar sus programas. Pero, además, cómo piensan hacerlos realidad, ¿profundizando los impuestos existentes o creando nuevos? Sin duda, temas álgidos en la agenda para el nuevo inquilino de la Casa de Nariño.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad