Publicidad
Publicidad
Mar Dic 6 2016
24ºC
Actualizado 01:09 pm

Jorge Enrique Abello / Un caballero, un gran actor | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-27 23:46:23

Jorge Enrique Abello / Un caballero, un gran actor

Es de pocas palabras. A pesar de que tiene una hoja de vida que da fe de una larga trayectoria profesional, no le gusta hablar de sí mismo.
Jorge Enrique Abello / Un caballero, un gran actor

Sin embargo, Vanguardia Liberal no quiso quedarse con las ganas de conocer al hombre que les ha dado vida a incontables personajes desde que hizo su primera aparición en televisión, como actor, en el año 1992.

Es comunicador social egresado de la Pontificia Universidad Javeriana. Gracias a esta profesión se acercó a la realidad de las cámaras, desempeñándose como productor de programas y de comerciales, entre otros trabajos audiovisuales.

Pese a esto, ha sido más reconocido el talento actoral con el que nació y que demostró a la edad de ocho años en su colegio, interpretando su primer personaje en teatro. Así, este caballero de la actuación, que el pasado febrero cumplió 40 años, tiene un largo camino luchado y digno de reconocimiento.

No es otro. Es el mismo que ganó el premio Tv y novelas en el año 1995 como mejor actor revelación por su personaje en la telenovela ‘Caballos de fuego’, el que se hizo famoso por enamorarse de su poco agraciada asistente en ‘Yo soy Betty la fea’, el que partió de Bogotá a Santa Marta a protagonizar ‘La costeña y el cachaco’ y el que cambió los pantalones por las faldas en ‘En los tacones de Eva’.

Considerado uno de los galanes de Colombia, aunque poco le gusta que lo califiquen así, prefiere que lo reconozcan por su talento y versatilidad al momento de asumir el reto frente a la pantalla chica.

preguntas y respuestas

¿Cuál es el personaje que ha interpretado y que más le ha gustado?
“Con cada personaje se aprende a actuar y a vivir, por eso a todos les tengo mucho cariño. Sin embargo, los tres más reconocidos en mi carrera son: Diego Tamayo en la telenovela ‘Perro amor’, Armando Mendoza en ‘Yo soy Betty la fea’ y Juan Camilo en ‘En los tacones de Eva’.
Estos son los personajes que mayor relación han tenido con la popularidad, el éxito y me han abierto puertas importantes”.

Muchas personas aseguran que su carrera se encasilló en los personajes ejecutivos y cachacos. Pero recientemente personificó un papel muy diferente en ‘En
los tacones de Eva ¿Fue una estrategia para callarles la boca  a los que pensaban que usted no podía hacer algo diferente a lo que venía haciendo?
“No, la oportunidad se dio por casualidad. En el mercado en el que yo trabajo no siempre se tiene la oportunidad de escoger todos los personajes que uno quiere.
En el caso de Eva, la coyuntura me llevó a hacer ese personaje que ha sido muy agradecido, pues me dio la oportunidad de mostrar que puedo hacer cosas más amplias. Así que para los que se quejaban de que yo no hacía algo más complejo, con este papel demostré que sí puedo hacerlo.
Igual, en este medio todo es válido. Hay quienes consideran que el actor debe ser como un camaleón, es decir, que puede interpretar cualquier personaje. Otros, por su parte, se inclinan por la línea de su preferencia, como el suspenso, la comedia, por ejemplo”.

Actualmente está debutando en la telenovela ‘Aquí no hay quien viva’. ¿De qué se trata su personaje?
“Es un abogado que vive con su pareja en el edificio ‘Salsipuedes’. Es un hombre que no ha reconocido públicamente ser homosexual. Alguien que sigue metido en el closet, lo cual le produce muchos conflictos con su pareja y en su vida”.

¿Es difícil asumir estos personajes que aún son tabú en nuestra sociedad?
“Hasta el momento no he recibido comentarios en contra frente al tema. Igual, como actor trato de retratar seres humanos, independiente de su raza, religión, cultura, línea política o sexual.
Es mi oficio plasmar seres humanos. Igual, algún día puede darse que me ofrezcan interpretar a un asesino de niños. Esto es mi trabajo”.

Muchas personas cuando escuchan el nombre ‘Jorge Enrique Abello’ de inmediato piensan en ‘Yo soy Betty la fea’. ¿Qué significó esta producción para usted?
“Significó la oportunidad de darme a conocer en todo el mundo, la oportunidad de darle la vuelta al mundo muchas veces, de ver en mi hoja de vida una producción que hizo historia en América y que tiene un nivel de recordación muy alto.
Los colombianos y gente de otros países rieron con la historia, les tocó sus fibras. Además, conocí gente muy valiosa para mí como Mario Ribero el director, Fernando Gaitán el libretista, y mis compañeros de grabación”.

Armando Mendoza, el protagonista de la telenovela, terminó enamorado de Betty la fea. ¿Jorge Enrique se enamoraría de una Betty de la vida real?
“El concepto de belleza es algo muy subjetivo, entonces lo que para mí puede ser una mujer bonita para usted es fea, o al contrario. Uno en la vida escoge qué es lo bonito para uno. Pero, en general, definitivamente lo primero que le miro a una mujer son los ojos y su inteligencia”.

¿Qué no le perdonaría a una mujer?
“A estas alturas del partido veo que la vida se trata más de perdonar, entender y comprender. Tratar de no llevar cargas negativas encima. Eso pienso yo.
La idea es perdonar y no pensar que hay algo que no pueda perdonar”.

¿Cómo maneja la fama para que ésta no opaque la humildad de esa persona que muchos ven en la pantalla?
“Eso a veces se opaca, ya sea por el personaje, por los medios de comunicación o porque algún día lo vieron a uno de mal humor y de inmediato hace que uno caiga mal. Sin embargo, la vida misma se encarga de aterrizar los pies que la fama dejó elevar.
La vida se encarga de darle a uno un golpe para centrarlo y si no reacciona, le da golpes cada vez más fuertes hasta que se entra en razón”

¿Cómo es un día normal en la vida de Jorge Enrique Abello?
“Si tengo que trabajar, trabajo todo el día. De lo contrario, me la paso entrenando físicamente, hago deporte, estoy con mi hija, hago tareas con ella, me la paso durmiendo, me reúno con mis amigos a compartir un trago y una buena charla”.

¿Qué opina su hija cuando ve en usted, a través de la pantalla, personas diferentes a la que ve en casa todo el día?
“Para ella es algo natural. No es un hecho mágico el que yo salga en televisión. A veces se ríe, se burla, se aburre o se divierte.
Sabe que es algo cotidiano e importante en mi vida y en la vida de las personas que me rodean”.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad