Jue Dic 8 2016
22ºC
Actualizado 09:36 am

Eres resultado de tus propias decisiones | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-30 19:21:20

Eres resultado de tus propias decisiones

Eres resultado de tus propias decisiones

Nosotros no debemos sentirnos culpables de sus malas acciones. La hija menor, de 25 años, quedó embarazada y el muchacho con quien tuvo su hijo se fue de la ciudad.

El hijo mayor es casado y tiene dos niños. Su hogar es muy lindo pero en cuestiones de dinero es muy desorganizado y las cosas no se han dado como quería porque vive alcanzado.

Quisiéramos arreglarle la vida a cada uno de ellos pero nosotros necesitamos disfrutar lo que hemos luchado, somos pensionados y sin embargo no tenemos tranquilidad ¿Qué podemos hacer?

RESPUESTA

Distinguida señora: Un padre o una madre deben ser maestros de vida, facilitadores del camino existencial de los hijos.

Lo anterior reafirma su compromiso sagrado de guiarles sabiamente, sin tener que involucrarse y mucho menos sentirse culpable por las equivocas actuaciones o conflictos que deban enfrentar.

A su hija le corresponde asumir con dedicación, responsabilidad y mucho amor el cuidado de su bebé. Eso mismo propició y llegó el momento de afrontar las consecuencias de sus propios actos.

Su hijo debe realizar un presupuesto familiar que le permita visualizar con sinceridad y objetividad sus estados financieros.

De allí se desprenderán las soluciones las cuáles partirán de su propia valía, de su voluntad firme y su compromiso sagrado ante la familia que conformó.
Al margen ustedes deben gozar esta pensión viajando, formando parte de grupos de tercera edad, asistiendo a conciertos, obras de teatro, pintando, tocando un instrumento, etc. Sigan siendo ejemplo digno a imitar ante sus hijos. Jamás olviden que son sus maestros.

REFLEXIÓN

Jamás podrás dudar que eres el resultado de tus propias decisiones.

Sabia afirmación que induce asumir con sinceridad y objetividad lo que debe hacer para ser mejor cada día.

Haga un examen de conciencia reconociendo sus fortalezas y descubriendo debilidades, limitaciones o imperfecciones.

El compromiso ha de ser transformar o superar aquello que limita o afecta su desarrollo interior sin involucrar terceras personas mucho menos a sus progenitores.

Ellos a parte de ser sus maestros o consejeros se han de convertir en benefactores del exitoso ejercicio de su existencia ¡Así debe ser!

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad