Jue Dic 8 2016
20ºC
Actualizado 06:16 pm

Operación para sellar fuga avanza y en 24 horas se sabrá si funcionó, dice BP | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-27 00:35:47

Operación para sellar fuga avanza y en 24 horas se sabrá si funcionó, dice BP

Operación para sellar fuga avanza y en 24 horas se sabrá si funcionó, dice BP

El máximo responsable de la multinacional británica señaló cinco horas después de que se iniciara el procedimiento para detener el derrame, que "la operación 'top kill' se está llevando acorde a lo planeado", pero que habrá que esperar "al menos 24 horas antes de saber si ha funcionado" y conseguido detener la fuga.

BP comenzó a las 19.00 GMT de este miércoles (2 p.m. en Colombia) la operación para intentar sellar el pozo en el Golfo de México con una inyección de fluidos pesados, aunque tanto la petrolera como la Casa Blanca insistieron previamente en que no hay garantías totales de éxito.

El procedimiento, conocido como "top kill", empezó después de que la Guardia Costera de EE.UU. diera luz verde a la multinacional británica para comenzar a trabajar.

BP bombeará cemento a 1.500 metros de profundidad tras inyectar los fluidos pesados.

Es la primera vez que una operación de este tipo se lleva a cabo en aguas tan profundas y BP había cifrado por la mañana las posibilidades de éxito entre el 60 y el 70 por ciento.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, rebajó hoy las expectativas al afirmar, durante un discurso en California, que "no hay garantías" de que la operación funcione.

Obama abordará mañana jueves en rueda de prensa los resultados de un informe encargado al Departamento del Interior tras el accidente el 20 de abril en la plataforma de BP.

Se espera que el mandatario anuncie reglas más duras y una supervisión más rigurosa de las operaciones de exploración petrolífera en alta mar.

El pozo que intentará cerrar BP emite, según los datos oficiales, unos 800.000 litros diarios de crudo al mar, aunque científicos independientes estiman que la cifra podría ser hasta diez veces mayor.

Desde el accidente hace más de un mes, BP ha efectuado varios intentos para contener la fuga, entre ellos la colocación de una caja de cerca de 100 toneladas que se suponía debía transportar el crudo mediante un tubo a un barco en la superficie pero que no funcionó al atascarse por la formación de gas cristalizado.

La empresa tuvo más fortuna a mediados de este mes cuando logró insertar un tubo en la principal fuga de petróleo por el que dice haber estado recogiendo algo más de la mitad del combustible que contamina las aguas del Golfo de México.

BP lanzó también una campaña sin precedentes de rociado de químicos dispersantes para fraccionar el petróleo en pequeñas partículas que se supone consumen después los microorganismos marinos y que impide que el petróleo flote a la superficie.

El nuevo intento para poner fin al que amenaza con convertirse en el peor desastre ecológico de la historia estadounidense comenzó tras la publicación de un documento en el que BP reconoce que ignoró señales de alerta antes de la explosión.

Si la operación de hoy no funciona BP intentará nuevos sistemas de contención y contempla la posibilidad de reemplazar el mecanismo diseñado para impedir explosiones (BOP) que debería de haber sellado el pozo pero falló el día del accidente.

La empresa continúa, además, con la excavación de dos pozos alternativos para cortar la fuga de petróleo que fluye al mar, pero esa operación podría durar tres meses.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad