Penúltima oportunidad | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-27 05:00:00

Penúltima oportunidad

Gracias a nuestra democracia y al Estado de Derecho que disfrutamos los colombianos y ostentamos con orgullo, se nos permite a través del sufragio definir el futuro de nuestro país. Respetamos profundamente las opiniones ajenas y creemos merecer el mismo respeto por las nuestras.
Penúltima oportunidad

Nos es muy clara la definición de cada candidato a la presidencia: Petro: No puede dejar de ser quien ha sido desde siempre; Pardo: Sin capacidad de representación, sin liderazgo y tendiendo, otra vez, al sectarismo; Noemí: Sin credibilidad, ha sido siempre indefinida y como veleta, señala hacia donde el viento la dirija; Vargas Lleras: La mejor propuesta, pero arrogante, autosuficiente y de tardía definición. Santos: Sin ser perfecto ni lo mejor, es quien más seguridad ofrece, caracterizado frente a temas cruciales para el país como el narcoterrorismo, los paramilitares, los desplazados, los indeseables vecinos, la inseguridad, la corrupción, el desempleo y nuestra imagen internacional; Mockus: Sobre el que se tiene menos seguridad en todo por su ideología sin definir y comportamientos poco serios, más de teatro y de circo que de estadista, condición que desconoce totalmente. Y sobre este candidato, al que admiramos pero con el que no compartimos, debemos observar lo que atinadamente le manifestó Clara Elvira Ospina en su entrevista del sábado, intervención suya que lo perjudicó notoriamente en la intención de voto de sus ocasionales que no convencidos seguidores, por su incoherencia, su indefinición y sus acostumbrados enredos tras la invocación de la educación con símbolos y señales. Ella le dijo: Un ex-fan suyo me escribe: “Usted era ateo, pero ya no. Admiraba a Chávez, pero ya no. Extraditaría a Uribe, pero ya no. Que Petro defendía la violencia, pero ya no. Pagaría a médicos menos de un millón, pero ya no. (Decimos nosotros: Miccionó sobre estudiantes, pero ya no. Mostró las nalgas, pero ya no. Tiró agua al contendor, pero ya no. Se lió a puñetazos con sus adversarios, pero ya no. Se casó en el circo sobre un elefante, pero ya no). Hay gente que iba a votar por él, pero ya no”.

Que Dios sea compasivo con Colombia.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad