Socialismo o muerte | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
25ºC
Actualizado 05:13 pm

Socialismo o muerte | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-29 05:00:00

Socialismo o muerte

Socialismo o muerte

El País de Madrid, dice lo que sigue en edición reciente: “La industria azucarera cubana hace aguas por donde uno mire. Dos días después de que el gobierno de Raúl Castro destituyera al Ministro del ramo Manuel Ávila por “deficiencias en su trabajo”, el diario Gramma ha salido a escena con datos demoledores: este año la zafra será la peor desde hace 105 años, cuando Cuba produjo 1.2 millones de toneladas de azúcar. Según el órgano oficial del partido comunista, la actual cosecha ha sido “pésima en producción y eficiencia”. “Desde 1905, el país no registraba una campaña azucarera tan pobre”, señalando entre las causas de esta debacle la ineficiencia crónica y “un elevado grado de imprecisiones y voluntarismo”.

Comenzó la llamada revolución de los hermanos Castro enviando azúcar a Rusia a cambio de petróleo. Hoy importa de Rusia azúcar de remolacha y no le regalan petróleo; del Brasil importa caña para sus necesidades. Eso es ineficiencia. Francois Revel lo previó y respecto de la ex URSS expresó lo exacto, que la estatización convierte la economía en gestión de burócratas, lo cual en ningún lugar del globo ha sido posible, porque los empleados públicos en cualquier sitio son ineficientes. Citemos al Papa Juan Pablo II, franco y humorista a la vez, cuando preguntando cuánta gente trabaja en el Vaticano respondió: “Más o menos la mitad”. El socialismo ruso, que conocí más o menos bien, funcionaba en servicios de educación y de salud pública, porque médicos y maestros debidamente controlados concurrían a su trabajo. Pero en sistema económico era otra cosa, adolecía de vicios como en cualquier lugar. El fenómeno constante era de corrupción, contra la cual se desgañitaban los dirigentes soviéticos, y que en Cuba prolifera bastante. Un taxista nos informó a mi compañero de viaje a La Habana y a mí, que le daban solamente gasolina para un día, y, que para poder trabajar los demás de la semana, la compra a los choferes oficiales. “Corrupción” es el nombre de esta figura. No se puede olvidar que la gente primero vive y después, lo demás.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad