El extranjero que se enamoró de San Gil | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
25ºC
Actualizado 02:46 pm

El extranjero que se enamoró de San Gil | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-30 05:00:00

El extranjero que se enamoró de San Gil

Shaun Clohesy, de 32 a√Īos, un amante de los viajes que naci√≥ en la tierra de los canguros, cree que San Gil es el lugar perfecto para vivir; por eso mont√≥ su propio negocio y ahora trabaja por impulsar el turismo para extranjeros en la regi√≥n.
El extranjero que se enamoró de San Gil

El turismo de extranjeros en San Gil ha aumentado vertiginosamente en los √ļltimos cuatro a√Īos y si a alguien hay que reconocerle este fen√≥meno es a Shaun Clohesy, un australiano que luego de pisar tierras santandereanas y contemplar su belleza natural, disfrutar los deportes de aventura y la calidez de su gente, las eligi√≥ como el lugar ideal para vivir. ¬†

Luego de recorrer varios países de Europa en busca de nuevas experiencias y culturas que le aportaran en su crecimiento personal, Shaun viajó a Suramérica y entró a Bogotá para conocer las costumbres colombianas.

Recorri√≥ nuestra costa Caribe y conoci√≥ el sabor de los coste√Īos para luego pasar al Eje Cafetero, en donde supo porqu√© el caf√© colombiano es catalogado como uno de los mejores del mundo. Tambi√©n recorri√≥ Antioquia y se maravill√≥ con la belleza de las paisas.

Despu√©s volvi√≥ a Bogot√°, donde decidi√≥ establecerse por m√°s de un a√Īo y fue all√≠ donde un grupo de colombianos le hablaron de ¬ďSan Gil, tierra de aventura¬Ē. Sin pensarlo dos veces, quiso conocer este pueblo que ¬Ďpintaba¬í ser un para√≠so terrenal. ¬ďLlegu√© aqu√≠ por seis d√≠as e hice todos los deportes de aventura que me ofreci√≥ la ciudad¬Ē, cuenta Shaun con un brillo particular en sus ojos.

A su regreso a Bogot√° rumbo a Canad√°, en donde ten√≠a planes de trabajo, empez√≥ a concebir la posibilidad de vivir en un pueblo tranquilo y tradicional del pa√≠s. ¬ďCuando llegu√© a Canad√° extra√Ī√© mucho a Colombia¬Ē, dice. Y esa fue la raz√≥n para volver.

Los primeros seis meses en San Gil

Tras conocer ¬ďla Perla del Fonce¬Ē, sus paisajes, la tranquilidad de las calles empedradas y la cordialidad de su gente, Shaun decidi√≥ volver a la capital guanentina para establecerse por seis meses. Ese era el plan inicial; lo que no calcul√≥ es que se quedar√≠a cuatro a√Īos m√°s.

En ese tiempo, a pesar de su reducido manejo de la lengua castellana, logr√≥ hacer varios amigos que quer√≠an ense√Īarle las costumbres de la regi√≥n; por eso asisti√≥ a infinidad de fiestas familiares que estaban acompa√Īadas de clases de baile y espa√Īol.

Aprendi√≥ a mover la cadera, cosa que hace muy bien para ser extranjero, mientras que con el idioma tuvo varios tropiezos. Recuerda con gracia cuando en una ocasi√≥n fue ¬Ďv√≠ctima¬í del humor colombiano. ¬ďTen√≠a problemas con la pronunciaci√≥n de la R¬Ē, enfatiza antes de iniciar su relato. Record√≥ que uno de sus amigos sangile√Īos le ense√Ī√≥ una palabra que, seg√ļn dijo, le ayudar√≠a con su problema: ¬Ďt√≥rtolo¬í.

Shaun la aprendi√≥ con facilidad sin conocer su significado as√≠ que la repet√≠a constantemente mientras advert√≠a las risas de los transe√ļntes que lo escuchaban. Se preguntaba si lo hac√≠a mal, por eso un d√≠a que visit√≥ a una amiga y luego de conocer a sus padres, pronunci√≥ la palabra para que le explicaran si la dec√≠a bien.

¬ď¬°T√≥rrrrrtolo, t√≥rrrrtolo!, ¬Ņest√° bien?¬Ē. La risa avergonzada de su amiga y la cara de asombro de la madre, acompa√Īada del significado de la palabra, le hicieron comprender, al fin, que hab√≠a sido presa de una broma santandereana.

Shaun empresario

A medida que hac√≠a nuevos amigos, Shaun advirti√≥ el potencial tur√≠stico de San Gil, por eso no dud√≥ en convertir su vivienda en el lugar de hospedaje por excelencia para extranjeros. ¬ďCuando llegu√© me di cuenta de que llegaban algunos extranjeros, uno o dos al mes, entonces pens√© dar a conocer el destino¬Ē.
Con los conocimientos en turismo que había adquirido en una universidad de Australia, detectó que la provincia de Guanentá podría ser un destino interesante para los turistas foráneos, así que se propuso cautivar a los viajeros que visitaban las principales ciudades en Colombia, ofreciéndoles una nueva alternativa de aventura.

Fue entonces que decidi√≥ montar su negocio, un hostal a donde llegar√≠an visitantes de otros pa√≠ses en busca de una mezcla entre deportes extremos, naturaleza y tranquilidad; por eso trabaj√≥ fuertemente durante un a√Īo para hacer que los turistas que visitaban Cartagena, Santa Marta, Medell√≠n y Bogot√°, tuvieran en su agenda a San Gil.

¬ďMacondo¬Ē, el hostal de Shaun, recibi√≥ durante 2006 (su primer a√Īo de funcionamiento), cerca de 90 extranjeros mensuales, una cifra record si se tiene en cuenta que antes no pasaban de dos los turistas.

El 2007 fue el a√Īo en que el turismo de extranjer√≠a se catapult√≥ en San Gil. As√≠ lo advierten las cifras, que seg√ļn Shaun, registraron 1.065 visitantes de todas partes del mundo.

El incremento vertiginoso se advirti√≥ en los siguientes a√Īos, llegando a 2.226 visitantes en 2009, dato que Shaun registr√≥ minuciosamente pero que no puede ser corroborado con las autoridades en San Gil, ya que el registro de entrada de extranjeros lo empez√≥ a asumir la Polic√≠a a partir de 2009.

¬ŅQu√© busca el turista extranjero?
Shaun sabe que la ¬ďPerla del Fonce¬Ē tiene un aditivo especial que encanta a los extranjeros, en especial el rafting en el r√≠o Su√°rez, con r√°pidos grado cinco, convirti√©ndolo en el segundo r√≠o de Sudam√©rica m√°s propicio para la pr√°ctica de este deporte.

Visitantes de Estados Unidos, Europa y Latinoamérica se sienten atraídos por esta actividad, que ocupa el primer lugar de preferencia en la práctica de deportes extremos en Santander, seguido por la caminata entre Barichara y Guane, el torrentismo y el parapente.

Turismo mochilero
Los j√≥venes extranjeros entre los 20 y los 30 a√Īos que viajan por Latinoam√©rica con un morral al¬† hombro y pocos recursos econ√≥micos, una pr√°ctica conocida como turismo mochilero, es lo que para algunos no deja buenos dividendos en la econom√≠a del¬† municipio.

Shaun cree lo contrario y asegura que ha hospedado a parejas y solitarios que sobrepasan los 60 a√Īos y para quienes al igual que los j√≥venes, el recorrido por Am√©rica Latina es ¬ďel viaje de sus vidas¬Ē. Por eso escogen los hostales para pasar la noche, por econom√≠a, ya que su recorrido puede durar seis meses incluso un a√Īo o hasta m√°s.

Estos mochileros, asegura Shaun, no reparan en gastos a la hora de practicar los deportes de aventura. ¬ďLos clientes de hostales comen en los restaurantes del pueblo, van a bares y discotecas y adem√°s consumen productos en tiendas y supermercados, adem√°s de practicar los deportes de aventura, por los cuales pagan entre 15 y 70 d√≥lares seg√ļn la actividad, de manera que s√≠ dejan buenas utilidades a la econom√≠a del municipio.¬Ē enfatiz√≥.

San Gil sigue de moda

Si algunos creen que San Gil es s√≥lo un lugar tur√≠stico de moda, est√°n equivocados seg√ļn Shaun, quien asegura que a√ļn hace falta mucho por explorar y est√° empecinado en ubicar este destino tur√≠stico como uno de los principales en Latinoam√©rica.

Por eso desde hace dos a√Īos protagoniza el video que promociona a Santander en el exterior, en el comercial de ¬ďColombia es Pasi√≥n¬Ē, en donde el ¬ďGringo¬Ē como muchos lo llaman, muestra la belleza de estas tierras.

Sin duda alguna, muchos de los extranjeros que visitan la región advierten que han sido movidos por la publicidad, que muestra, además de un espléndido paisaje, una cultura encantadora y una región segura para explorar cada una uno de sus atractivos turísticos.

Por su parte, Shaun cuenta que el comercial ha tenido tanto éxito en el exterior, que es uno de los más vistos. Incluso sus amigos y conocidos en Australia le escriben para contarle que lo ven en televisión.

Sus expectativas son grandes. Shaun espera que la visita de extranjeros se incremente en un 50% cada a√Īo, para lo que San Gil debe estar preparado.

Desmitificar un estereotipo

El auge del turismo en San Gil¬† ha hecho pensar a la sociedad tradicional que el incremento de visitantes extranjeros se debe a la b√ļsqueda de alucin√≥genos, a lo que Shaun responde con un no rotundo.

√Čl explica que los extranjeros no llegan a esta ciudad en b√ļsqueda de drogas, s√≥lo tienen ansias de aventura y de paisajes maravillosos que en sus pa√≠ses de origen no encuentran.

Y agrega que es importante desmitificar el estereotipo que frena la econom√≠a tur√≠stica. Por eso concluye ¬ďhay algunos turistas que consumen drogas, pero no son todos, hay algunos colombianos que son narcotraficantes, pero s√© que no son todos, as√≠ que hay que romper con el estigma¬Ē.

Extranjeros en San Gil

Shara Elizabeth Gustia es una joven canadiense de 25 a√Īos que lleg√≥ hace tres a San Gil y desde entonces viaja continuamente para disfrutar de las maravillas de la tierra santandereana. Asegura que el municipio se ha convertido en su segunda casa en donde se siente muy c√≥moda, no s√≥lo por la seguridad, sino por la calidad de sus gentes, pues ve en cada sangele√Īo un amigo en potencia.

Helen Soors de 28 a√Īos, originaria de B√©lgica, viaja con su madre Lony Soors de 52 a√Īos. Para las dos su paso por Colombia ha sido una de las mejores experiencias de sus vidas, los paisajes, la comida y la tranquilidad de las calles sangile√Īas son la motivaci√≥n que les mueve a pensar en quedarse a vivir aqu√≠.

De vuelta a Australia

Pensar en que Shaun Clohesy vuelva a Australia podría parecer imposible; sin embargo, para este joven promotor del turismo en Santander, la posibilidad es latente, pues asegura que su familia, sus padres y cuatro hermanos le hacen mucha falta al igual que su ciudad natal, Melbourne. Quiere formar una familia, por eso su regreso está sujeto a lo que decida con su pareja, en el momento que llegue. Por ahora prefiere no pensar en eso, sólo en vivir esta aventura llamada Santander.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad