“Quiero ser la titular, piénsalo y nos vemos” | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Oct 23 2017
20ºC
Actualizado 06:44 am

“Quiero ser la titular, piénsalo y nos vemos” | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-30 05:00:00

“Quiero ser la titular, piénsalo y nos vemos”

-“No estoy casado, en realidad ya estoy en trámites de separación”. -¡Qué!
“Quiero ser la titular, piénsalo y nos vemos”

La frase le cayó como un balde de agua, pues desde que lo conoció pensó que era soltero. Las señales eran evidentes y además nunca usaba su argolla de casado.

Pero más allá de haber sido engañada, la situación real era otra. Usted no estaba dispuesta a ser la amante, por más de que le hubieran pintado pajaritos en el aire. Desde siempre había tenido claro que no había nada más molesto, incómodo y degradante que ser la segunda, la de esconder, la amante. Usted siempre se había regido bajo el lema “ni que fuera el último hombre sobre la faz de la tierra”.

Por eso apenas se enteró de que no había vía libre en esa relación, decidió sentar precedentes y dejarle claro a esa persona que no se prestaría para su juego. “Quiero ser la titular, piénsalo y nos vemos”. Con una frase así de tajante usted supo sobre qué terreno pisaba. De ser cierto que las cosas estaban en trámite de divorcio, todo se evidenciaría.

Preguntas y respuestas

Ana Juliana Becerra
Psicóloga

¿Qué decirle a las mujeres para que tengan claro que tienen derecho a ser las oficiales en una relación y no las de esconder? Lo primero es que la mujer debe preguntarse si es un hábito que ha adquirido al involucrarse con personas comprometidas. De hacerlo debe tener claro que no podrá esperar nada bueno. Ese tipo de inicios no llegan a nada positivo, porque nunca tendrán eso que les han prometido. La veracidad de esa intención de separación se da con hechos y no con palabras o con “vamos a intentarlo a ver qué pasa”. Se requiere un verdadero compromiso.

¿Qué señales indican que todo es una fachada?
Por lo general la mujer debe notarlo en el discurso del hombre. Suele decir “no me quiero comprometer por ahora” o “estoy un poco confundido”. Eso es señal de que la persona no se siente lo suficientemente madura para tener una relación estable, si es lo que está buscando.

¿Qué consecuencias adquiere una mujer siendo la segunda en la relación? Quedarse como la segunda es cuestión de mendigar afecto. Por lo general son mujeres que suelen justificar al hombre diciendo “es que no ha podido”. Esa actitud las llevará a no encontrar lo que han soñado; al contrario acumularán frustración. Si esa mujer está enamorada se va a sentir insatisfecha, porque no tiene una entrega total ni da todo de sí, estará jugando con sus sentimientos y con los del otro porque no le interesa aguantarle.

Preguntas y respuestas

Maritza Gabriela Otero
Psicóloga especialista en PNL

¿Qué deben saber esas mujeres que están en un segundo plano?
De entrada uno como mujer sabe en el fondo que un hombre cuando decide casarse es porque está enamorado, sea por la razón que sea. No se trata de que lo obliguen o no lo obliguen, que diga o no, si un hombre no quiere casarse no lo hace, al igual que la mujer. Es posible que el hombre diga que se casó porque le convenía pero en el fondo quería casarse.

Una mujer que está en segundo lugar debe tener claro que si es la de esconder es porque o no llena en su totalidad ese nivel como para presentarla ante sus amigos o porque la titular sencillamente es la más importante.

Además es claro que si la esconde es porque le preocupa que la persona oficial se entere y pueda pasar el resto de su vida sin ellos. Una persona que sea fiel y leal no lo hace.

¿Qué señales le indican a esa persona que ocupa el segundo lugar que todo es una fachada y no habrá separación?
Las señalas son supremamente evidentes, el problema que existe con la persona enamorada, sea hombre o mujer, se llama justificar al otro. El escenario puede ser evidente, pudo verlo en el restaurante de la mano con la esposa y decir que no estaban cogidos de la mano, que él solo la estaba ayudando a subir la escalera y que precisamente estaban reunidos para hablar de la separación.

Esa persona es capaz de armarse la película por taparle a la gente esa situación real.

¿Cómo tener esa valentía de decirle al otro “arregla tu problema y nos vemos en otra ocasión”?
Para lograrlo necesita primero darse cuenta de que no debe justificar a esa pareja. Que se pregunte qué quiere esconder cuando lo justifica y qué papel quiere tener en la vida de esa pareja. Es más un proceso interior.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad