Vote pensando en el campo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-30 05:00:00

Vote pensando en el campo

Ad portas de terminar una de las m√°s breves pero apasionantes campa√Īas electorales de los √ļltimos tiempos, nos aprestamos a elegir al nuevo mandatario, motivados muy de lejos por tradiciones partidistas. Democracia, ideolog√≠a, preferencias program√°ticas y una renovada exaltaci√≥n pol√≠tica, llevar√°n el fervor a las urnas y a romper la inercia de la abstenci√≥n.
Vote pensando en el campo

El pr√≥ximo inquilino del Palacio de Nari√Īo deber√° enfrentar una coyuntura nada halag√ľe√Īa en algunos frentes, que dejan poco margen de maniobra. Est√° latente la turbulencia de los mercados financieros internacionales y el renovado inter√©s en el campo en busca de salidas a problemas alimentarios, energ√©ticos y ambientales. En el plano interno, est√° una agenda de inversi√≥n en ciernes, un crecimiento econ√≥mico jalonado por sectores que demandan menos empleo, con un desempleo del 11,8% y graves dict√°menes en pobreza, inequidad, salud, el frente pensional y el fiscal.

Particularmente cr√≠tica es la situaci√≥n del sector rural. Seguimos ante el fracaso del modelo predominante en los √ļltimos 25 a√Īos, con una merma importante en la generaci√≥n de riqueza del sector agropecuario, responsable de la manutenci√≥n de m√°s del 80% de los hogares de la periferia, condici√≥n que contribuye a explicar por qu√© la pobreza no disminuye e inclusive ha tendido hacia una mayor pauperizaci√≥n. Mientras que en el per√≠odo comprendido entre 2001-2005 el crecimiento del rubro agropecuario fue del 13,3%, entre 2006-2009 √©ste apenas lleg√≥ al 7,7%.

Ha sido un crecimiento anti-pobre y anti-rural, si consideramos que los esfuerzos en inequidad se deben concentrar en el campo, que aglutina al 64,3% de las personas que malviven en el país con $9.000 diarios. Son 10.5 millones de habitantes. El equivalente a un poco más de 2.6 millones de hogares. Ha sido un crecimiento anti-agropecuario que se niega sistemáticamente a reconocer que los efectos redistributivos de la actividad son inmensamente superiores a los que genera la minería, hoy la gran vedette de la inversión. En el periodo 2005-2009 el agro contribuyó al crecimiento del PIB rural en un 63,8%. El porcentaje restante lo explicó el rubro de minas y canteras. Mientras el sector agropecuario genera aproximadamente el 18% del empleo total, el de minas llega al 1%. El agro está muy por encima inclusive de los sectores urbanos como la industria, el transporte, la construcción o los establecimientos financieros.

El hecho relevante en esta apretada coyuntura, es que de las seis opciones presidenciales, no existe una que realmente dé respuesta integral al manejo del campo, a la urgente necesidad de dinamizarlo, en pos de las nuevas realidades que afrontará, de cara a su maltrecha competitividad. Quien asuma nuestros destinos, debe saber que necesitamos cambiarle la cara al campo. Ello debe pasar por el reordenamiento y transformación territorial y productiva y por saldar el conflicto del uso de la tierra, con miras a un desarrollo económico regional y nacional más equitativo, robusto, sustentable y competitivo. Hoy el campo está como está y por eso hay que votar pensando en el campo.

*Presidente Ejecutivo de Fedeg√°n

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad