Publicidad
Publicidad
Vie Dic 9 2016
20ºC
Actualizado 09:18 pm

Los candidatos y los impuestos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-30 05:00:00

Los candidatos y los impuestos

Los impuestos son casi siempre un tema candente en las campañas presidenciales. A veces las deciden como cuando Bush padre ganó las elecciones de 1988 con la promesa de que no aumentaría los impuestos, o como cuando el mismo Bush perdió las de 1992 cuando los electores le cobraron el incumplimiento de esa promesa.
Los candidatos y los impuestos

A los votantes les gusta oír de los candidatos el compromiso de que no subirán los impuestos, pero también les gusta oír promesas de que habrá más vivienda, educación, salud, carreteras, etc. El pequeño inconveniente es que si el Estado no consigue más ingresos, es imposible cumplir todas las promesas que hacen los candidatos, máxime en una situación como la de Colombia donde ya el déficit fiscal es del 4.5% del PIB.

El consenso de la inmensa mayoría de los economistas nacionales y extranjeros es que Colombia necesita una Reforma Tributaria estructural que simplifique el régimen actual, lo haga más equitativo y aumente el recaudo. Por ejemplo, Fedesarrollo estima que para que se controle el déficit fiscal y no haya un crecimiento explosivo de la deuda pública, el objetivo de la reforma debe ser aumentar el recaudo tributario en 1.5% del PIB, es decir unos 7 billones de pesos anuales.

Frente a esta realidad evidente, es interesante analizar las distintas posturas de los candidatos en uno de los últimos debates televisados, no solo porque esto revela su visión de la economía sino también la credibilidad que pueden tener sus propuestas.

Pardo, Petro y Mockus fueron muy sinceros en afirmar que subirían los impuestos para tener más recursos para desarrollar sus programas de gobierno y poder ofrecer a todos los colombianos los derechos económicos y sociales que les garantiza la Constitución del 91.

Mockus no precisó la forma en que subiría los impuestos, pero dijo que lo haría para financiar la continuidad de la seguridad democrática; Pardo y Petro coincidieron en el impuesto a la tierra improductiva y la eliminación de la exenciones tributarias, pero Pardo fue más allá y planteó el cambio de la estructura de la tributación para hacerla más progresiva y al mismo tiempo aumentar el recaudo tributario. Para ello propuso medidas como subir los impuestos a los accionistas a la vez que se reducen los de las empresas, o bajar el impuesto de la gasolina.

Santos, por el contrario, propuso no hacer reformas tributarias ni aumentar el IVA, y continuar con los subsidios y regalos tributarios que les ha hecho el gobierno a las grandes empresas. No le preocupa para nada la inequidad del régimen actual y fue explícito en afirmar que no cree que el sistema tributario se deba usar para reducir las desigualdades de la sociedad. Como sabe que necesita más recursos, planteó que el crecimiento económico será suficiente para aumentar el recaudo tributario.

Santos sabe de economía y tiene muy buenos asesores que saben que sí se necesita la reforma estructural, y lo dijeron antes de entrar a su campaña; también saben que el crecimiento económico no es suficiente para reducir el déficit fiscal y saben que es necesario acabar con las gabelas tributarias porque éstas no generan empleo y son inequitativas. Pero a pesar de saber todo esto y de haber subido el IVA en medio de la recesión cuando fue Ministro de Hacienda, ahora Santos promete lo contrario, como lo hizo Bush.

Es muy probable que la razón de este cambio no sea una nueva teoría económica, sino la recomendación del asesor venezolano de mostrarse como la gallina que va a cuidar los tres huevitos del Presidente, incluyendo la “confianza inversionista”. Así logra que sea el mismo Presidente el que interviniendo descaradamente en política salga a criticar y a ridiculizar las propuestas de los otros candidatos. Y el Procurador ahí.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad