Publicidad
Sáb Feb 25 2017
27ºC
Actualizado 03:44 pm

Estamos perdiendo la memoria | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-30 05:00:00

Estamos perdiendo la memoria

Los humanos tenemos conciencia de nosotros mismos porque somos capaces de recordar y organizar las experiencias pasadas alrededor del yo. El hombre al perder la memoria pierde la conciencia de sí. Una sociedad o nación sin memoria carece de identidad.
Estamos perdiendo la memoria

Refuerzos de la memoria son la tradición oral y la recitación que progresivamente van desapareciendo de nuestra civilización tecnológica.

El primer apoyo para la memoria fueron los mojones en los caminos. Vino después la palabra escrita. Platón, el más importante escritor de la historia, advierte en el Fedro la peligrosidad del dominio de lo escrito. El rey Thamus rechaza el don de escribir como soporte de la sabiduría y la memoria, que le ofrece uno de los dioses, por temor de debitarlas ambas.

El ejercicio de la memoria ha sido casi proscrito de la educación actual. Ya no se recitan hermosos poemas ni se aprende matemática, gramática, verbos irregulares, ortografía, moral, meses del año etc.. a través de curiosas poesías como lo hacíamos otrora. Los actores de teatro que antes apenas tenían la ayuda de los consuetas, hoy debido a los soportes electrónicos casi no tienen necesidad de aprender sus parlamentos. No se trata de volver a la pedagogía o una tradición memorística que embutía y cansaba nuestros cerebros con excesiva e inútil información, quitándonos el vigor y el tiempo para reflexionar y pensar.  Se trata de no dejar marchitar tan importante facultad ante los embates de las nuevas tecnologías.

Hemos perdido la capacidad de calcular con fórmulas y operaciones grabadas en la memoria porque las calculadoras nos ahorran tal esfuerzo. El celular y los directorios nos hacen olvidar los teléfonos y direcciones hasta de nuestros amigos sumiéndonos en la desnudez intelectual y la inutilidad cuando carecemos de tales aparatos. De tanto utilizar muletas nos tornamos incapaces de caminar con nuestros propios pies.

Los aparatos modernos y en particular los computadores son valiosos apoyos para conservar y rememorar una información cada vez mayor imposible de almacenar en nuestros cerebros sin peligro de generar cortos circuitos y hasta locura o idiotez. El Internet nos abre al mundo maravilloso e insospechado de la información.

Tales tecnologías pueden cumplir la valiosa función de liberar al cerebro de tareas mecánicas y repetitivas ahorrándole tiempo y energía para la reflexión y la creatividad. El peligro reside en que esto no suceda y vayamos perdiendo la capacidad de recordar y calcular, camino del Alzheimer mental y de la idiotez. Recordemos la ley de la biogenética: “... el correcto uso fortifica los órganos mientras su decuso los atrofia hasta causar su desaparición”. Necesitamos ejercitar no sólo nuestros sentidos y habilidades manuales y motoras sino también nuestros cerebros, nuestro sentido moral y nuestra sensibilidad estética. No caminamos acaso hacia una “incivilización” y robotizada y desmemoriada?.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad