Publicidad
Publicidad
Sáb Dic 3 2016
20ºC
Actualizado 06:49 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-31 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

Este ejercicio se repite en tres ocasiones o más, para poder llegar al dato más aproximado”. Pero si la encuesta va para el doctor Santos por ejemplo, y se toma de la 27 para arriba, o en un campo de golf, ya sabemos el resultado. No es lo mismo una encuesta que se contrata a un publicista, que la que hace un sociólogo o un experto en estadística. Más o memos así las hacen en Europa, en el Reino Unido o en Estados Unidos, donde buscan datos serios. Las candidaturas de Uribe las manejaron a base de encuestas, pues el grueso público vota por que él va punteando en ellas y nada más. El doctor Alvaro Gómez Hurtado nos decía en clase de ideas políticas que “las encuestas son como las morcillas: muy sabrosas hasta que uno sabe cómo las hacen”. A veces uno no puede leer la ficha técnica porque está en letra pequeña. Tampoco se deja claro el margen de error y por supuesto no tenemos elementos de juicio para tomar la idoneidad de los trabajos. Es de anotar que esas encuestas que sacan de un día para otro tampoco sirven, la muestra se debe tomar en tres o más ocasiones y en diferentes lugares o sea que un trabajo de tal naturaleza toma varios días y no como ocurre aquí que las hacen contra reloj. Así que no hay que confiar en ellas.

Julio Valdivieso Torres

Sobre el transporte público

Deseo recordarle la obligación constitucional a que tiene derecho las ciudades en el uso de transporte público para sus habitantes, en las ciudades mayores e intermedias que se pretende limitar a unos grandes vagones con escasos asientos, pero con una cantidad de varillas para que la mayoría de pasajeros viaje colgada como los murciélagos. En Colombia ya no existe la educación de cederle uno de los escasos puestos a los ancianos o a los enfermos.

En el interés de los organizadores propietarios de estos fabulosos negocios, se olvidaron de que son usuarios del transporte ancianos, inválidos, mujeres embarazadas, a quienes les es muy incómodo y en algunos casos imposible viajar en condiciones de murciélagos.

A esto se agrega el problema para abordar un vehículo del llamado Metro- Bus. Hay que caminar a veces kilómetros, tomar o dejar el bus por el paso distante de las nuevas rutas y hay casos como los de barrios marginales que se les retiraron las rutas de servicio.

Por estas razones, solicitamos consideración para las personas antes mencionadas y que se permita aunque sea continuar las rutas de servicio Ejecutivo.

Manuel Antonio Amorocho

Gracias, señor Presidente

Escuchando la conciencia/ y lo que dice la gente/, por su valor y prudencia/ gracias señor presidente.

Nuestra patria estaba herida/ había una fuerte querella,/ llegó el presidente un día/ tranquilos viajen por ella.

Recordemos la violencia/ desde épocas de antaño,/ sin conciencia, ni clemencia/ al pueblo le hicieron daño.

Recordemos los secuestros/ y las pescas milagrosas,/ asalto a pueblos y puestos/ miles muertes desastrosas.

Homenaje a los muertos/ oración a su memoria,/ es no olvidar esos tiempos/ y no repetir la historia.

Subscribiendo la verdad/ que se encuentra latente,/ hoy dice la sociedad/ gracias señor presidente.

Alberrto Flórez Flórez

Novelas santandereanas

Parece que a lo largo de todo el siglo XIX los santandereanos solamente escribieron y publicaron once novelas. De estas once novelas la Universidad Autónoma de Bucaramanga publicó en octubre del 2001 un tomo con ocho novelas, y más adelante en el 2008 la UIS publicó otro tomo. ¿Quiénes fueron los novelistas? Aquí están sus nombres:

David Mantilla Orbegozo, Nepomuceno Navarro, Pomiana Camacho de Figueredo, Nepomuceno Serrano, Cándido Amézquita y Constancio Franco.

Como  es apenas obvio, en el siglo XX los novelistas y las obras escritas y publicadas aumentaron  en forma considerable. ¿Quiénes fueron los autores y como se llamaron las obras? Éste es precisamente el estudio que están esperando los santandereanos cultos desde hace largos años.

En los tomos que publicaron las universidades anotadas anteriormente, tres eminentes escritores fueron los presentadores de las otras. Son ellos Gonzalo España Arenas, Alfondo Silva R. y Mario Palencia Silva.

Hago un llamado a quien corresponda para que por favor publique las novelas santandereanas del siglo XX.

No importa que sean diez o veinte tomos, y que la empresa valga diez o veinte millones de pesos. Será el acontecimiento más extraordinario del Departamento en toda su historia, comparable a la marcha comunera o a la visita y permanencia del Libertador Simón Bolívar en la casona donde siempre ha funcionado la Academia de Historia.

Dejen de pensar tanto en la construcción de avenidas, puentes, carreteras, casas de interés social. Dejen de pensar tanto en elecciones. Dedíquense a este proyecto que les propongo. Pasarán con honor a la historia.

Guillermo Reyes Jurado.

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad