La debacle de los partidos tradicionales | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Lun Dic 18 2017
18ºC
Actualizado 06:44 am

La debacle de los partidos tradicionales | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2010-05-31 05:00:00

La debacle de los partidos tradicionales

La decadencia de los partidos tradicionales, liberal y conservador, llegó al punto crítico y es hora de que empiecen a reflexionar sobre el declive en el que vienen desde las elecciones de 1998.
La debacle de los partidos tradicionales

Lo de ayer, cuando los resultados relegaron a sus candidatos al quinto y sexto puesto, es la evidencia de que estas colectividades agotaron las expectativas de los electores y que lo que sigue para el pa√≠s ¬Ėsi no se someten a una reingenier√≠a¬Ė es el reagrupamiento de liberales y conservadores pero en otras organizaciones, tal como pas√≥ con el Partido de La U, Cambio Radical y el Partido Verde.

Los partidos tradicionales quedaron reducidos a su m√≠nima expresi√≥n, casi peleando el umbral con candidatos que tuvieron muy poca intenci√≥n de voto en las encuestas y ahora, dados los resultados, cuentan con pocas posibilidades de entrar a ¬Ďnegociar¬í alianzas de cara a una segunda vuelta presidencial, pues a decir verdad muchos de sus seguidores ya estaban en otras campa√Īas.

¬ŅQu√© pas√≥?

Varias pueden ser las explicaciones de este revés. En el Partido Liberal si bien Rafael Pardo era un candidato con buen perfil, no tiene carisma y además dentro de la colectividad, hubo profundas divisiones para apoyarlo.

La senadora Piedad C√≥rdoba fue de las primeras en reaccionar ayer a trav√©s de su Twitter y dijo: ¬ďLa era Cesar Gaviria en el Partido Liberal termin√≥ de la manera m√°s vergonzosa... Es hora de un cambio ya¬Ē.

Algo similar ocurri√≥ con Noem√≠ San√≠n en el conservatismo, donde al final su fuerza pol√≠tica qued√≥ diezmada por cuenta de los ¬Ďtr√°nsfugas¬í que se fueron a las toldas ¬Ďsantistas¬í.

Igual suerte corrió el Polo Democrático, aunque su candidato Gustavo Petro al final tuvo un repunte, a pesar de la división que también había con la derrota de Carlos Gaviria en las elecciones internas.

Los debates sí influyeron

Otro factor que influy√≥ definitivamente fueron los debates. Los candidatos se encargaron de evidenciar incongruencias del candidato Antanas Mockus y aunque a Juan Manuel Santos en varias oportunidades le ¬Ďrecordaron¬í el tema de los ¬Ďfalsos positivos¬í, pesaron m√°s las cr√≠ticas a Mockus.

Hay que reconocer, sin embargo, que Germ√°n Vargas Lleras y Gustavo Petro supieron capitalizar sus fortalezas y eso se vio reflejado en los resultados.

Tampoco se puede dejar a un lado el ambiente de triunfalismo que reinó en las redes sociales a través de las cuales Mockus parecía tener la Presidencia asegurada. Definitivamente, los fans del Facebook y del Twitter no se tradujeron en votos.

Con este panorama, los partidos tradicionales llegaron a esta primera vuelta bastante afectados, mientras que las otras colectividades como Cambio Radical y el Polo Democr√°tico, con sus candidatos en el tercer y cuarto puesto, tienen alguna ventaja para negociar alianzas para la segunda vuelta.

¬ŅQu√© sigue?

Aunque a los conservadores no les fue bien con su candidata Noem√≠ San√≠n, tienen una buena posibilidad de permanecer en la gran coalici√≥n uribista tal como lo han hecho en estos ocho a√Īos de gobierno.

Para Cambio Radical podría ser fácil respaldar a Santos, puesto que vienen del mismo uribismo, aunque Germán Vargas Lleras inicialmente afirmó que no le diría a sus seguidores por quién votar.

Otra cosa le espera al liberalismo, que aunque muchos de sus simpatizantes se adelantaron con Santos (como ocurri√≥ en Santander), ello no significa que oficialmente Rafael Pardo como candidato y como presidente de la colectividad formalice una adhesi√≥n, en especial por la diferencia de ideolog√≠as, aunque no podr√≠a descartarse algo as√≠, teniendo en cuenta que los rojos llevan 12 a√Īos lejos del poder.

Lo que sigue para el país es la consolidación de una gran fuerza uribista en torno a Juan Manuel Santos, donde posiblemente estarán Cambio Radical y el Partido Conservador.

La fuerza opositora por ahora podría estar liderada por el Partido Verde, teniendo en cuenta el segundo puesto en votos de su candidato. En ella podría estar el Polo, sólo si se superan las diferencias que se evidenciaron con Petro durante el debate electoral y Pardo si logra convencer al liberalismo.

Por ahora, los resultados contundentes fortalecen al uribismo y de seguir la tendencia, los partidos tradicionales podr√≠an quedar relegados a simples vertientes dentro de estos dos grandes bloques que est√°n reconfigurando el mapa pol√≠tico del pa√≠s, pues es matem√°ticamente evidente que sus candidatos ya no alcanzan las votaciones de anta√Īo. (ver l√≠nea de tiempo)

línea de tiempo

Votaciones de los partidos en las presidenciales

1998

Segunda vuelta

Partido Conservador (Andrés Pastrana) 6.114.752

Partido Liberal (Horacio Serpa) 5.658.518

2002

Primero Colombia (√Ālvaro Uribe) 5.862.655

Partido Liberal (Horacio Serpa) 3.512.77

Polo Democrático (Lucho Garzón) 680.245

2006

Primero Colombia (√Ālvaro Uribe) 7.397.835

Polo Democr√°tico (Carlos Gaviria) 2.613.512

Partido Liberal (1.404.235)

Alianza Social Indígena (Antanas Mockus) 146.583

 

 

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad